Deportes

El Tenerife mejora, pero no lo suficiente para ganar

Foto: La Liga

Fran Fernández se había olvidado de los canteranos desde hacía tiempo y, de manera paradójica, uno de ellos le salvó el pescuezo el día en que el míster almeriense se jugaba su primer match-ball. Jorge Padilla entró al terreno de juego en la segunda parte y la primera que tuvo la enchufó, demostrando que es un delantero aprovechable para este equipo.

Ese gol valía para empatar una contienda que se le había puesto muy cuesta arriba a los blanquiazules tras una nefasta primera parte, en la que el Fuenlabrada se puso por delante en el marcador gracias a un regalo de la defensa visitante.

En el segundo acto, las cosas mejoraron gracias a que el equipo tinerfeño dio un paso adelante y, con más empuje que fútbol y cabeza, lograron un empate que le vale al míster andaluz para sentarse el próximo fin de semana en el banquillo del Heliodoro Rodríguez López siendo, aún, entrenador del CD Tenerife.

Buscando un revulsivo a la desesperada, Fran Fernández cambió de dibujo en Fuenlabrada. Pasó a jugar con dos delanteros, Sol y Apeh, y sentó a uno de los intocables: Nicola Sipcic, que fue titular en los nueve partidos anteriores. Además, el míster mantuvo el doble lateral por la derecha, con Kakabadze y Moore, y por segunda jornada consecutiva se quedó en el banquillo Aitor Sanz. De esta manera, Fran Fernández renunció a sus ideas, dibujando en el campo a dos líneas de cuatro y dos puntos alineados.

Si alguien esperaban un cambio radical del Tenerife en este partido, pecó de iluso. La primera parte de los blanquiazules en el Fernando Torres de Fuenlabrada fue una continuación de lo que hemos visto en los últimos choques. El Tenerife se mostró como un equipo desdibujado y sin alma ni coraje. Mur pobre la imagen que dieron unos jugadores que saben perfectamente que la cabeza de su entrenador corre serio riesgo.

Y como le pasa a todos los equipos vulgares, porque el Tenerife es ahora mismo un equipo vulgar en cuanto a fútbol, el rival te supera con muy poco. El Fuenlabrada puso intensidad, y con eso desarmó a los de Fran Fernández, quienes ni tan siquiera supieron frenar a tres atacantes cuando defendían siete blanquiazules. Así fue la jugada que originó el 1-0 con el que acabó el primer acto. Corría el minuto 36 cuando un sensacional pase de Óscar Pinchi lo aprovecha Gassama para realizar un remate abajo y poner a los suyos por delante. La defensa visitante se quedó mirando, dando todas las facilidades del mundo para que el ‘Fuenla’ se coloque con ventaja.

FUENLABRADA TENERIFE
Foto: La Liga

El Fuenla volvió de los vestuarios con una marcha más que los blanquiazules. En los primeros minutos de la segunda parte pasaron cosas destacadas. Por ejemplo, Álex Muñoz se llevó una amarilla por una entrada sobre Iribas, mientras que los blanquiazules pidieron una tarjeta roja para el Fuenlabrada. En el 56, un golpeo duro de Nono desde la frontal se le espacó a Rosic y Moore, dentro del área pequeña y a puerta vacía, la estrella en el larguero. Ni suerte tiene ya este equipo.

Fernández decidió echar el resto. Metió a Jorge y a Bermejor, para que salieran del campo Apeh y Kakabadze. De esta manera, se fue al lateral Moore y Nono al costado diestro. A los cambios se unió que los blanquiazules imprimieron más intensidad al equipo. Eso es lo que hay que hacer cuando el equipo no tiene fútbol.

El cambio de Jorge surtió efecto de inmediato y el canterano empató el encuentro en el minuto 62. Balón suelto en el borde del área y el pibe, de primeras, la engancha para batir a Rosic y equilibrar un choque que se había puesto muy cuesta arriba. El equipo con los cambios dio pun paso adelante y la juventud y descaro de Jorge hicieron el resto para lograr el 1-1.

Tras esa ocasión, Folch y Sol probaron fortuna. El disparo del centrocampista se estrelló contra la defensa (67 minutos), mientras que el delantero remata de cabeza, pero el balón no encontró el camino de la portería (69 minutos). Fueron minutos en los que el Tenerife se fue arriba y superó con claridad a su oponente.

Pero el fuelle de los blanquiazules no duró demasiado. Es verdad que el equipo dominaba, pero llegaba a rematar la rematar. Así concluyó el partido, en el que el Tenerife fue mejor que su rival en la segunda parte, pero no le dio para llevarse tres puntos fundamentales. No obstante, Fran Fernández logra salvar la cabeza.

Fernández: “Como hemos hecho últimamente, hemos reaccionado bien”

El entrenador del CD Tenerife destacó la reacción que protagonizó su equipo en la segunda parte del partido de ayer. “Como últimamente, hemos reaccionado bien y hemos ido a por la victoria. El equipo ha seguido empujando hasta el final del partido”, comentó.

El entrenador almeriense destacó la importancia de lo hablado en el vestuario, donde pidió que se diese “la sensación de que nos jugábamos más de lo que parecía” y cómo cambió eso el transcurso del partido, donde los suyos tuvieron “muchas situaciones de balón parado” y se jugó “más directo y con más ocasiones”.

Precisamente, preguntado sobre lo dicho a sus pupilos durante el descanso, Fernández afirma que no cree que hubiese un cambio radical en el segundo tiempo. “Muchas veces cuando no tienes nada que perder, te sueltas. Así es más fácil dar pasos hacia delante”, afirmó el técnico tinerfeñista. “Me gustaría que nos soltásemos de una vez, pero hacen falta resultados positivos. La semana que viene hay que ganar sí o sí”, manifestó.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba