Deportes

Alta tensión en los banquillos

Fran Fernández , entrenador del CD Tenerife. /CD Tenerife

El Tenerife-Zaragoza del próximo domingo se presenta con una particularidad evidente: el entrenador que pierda el choque quedará en una posición muy delicada o será despedido. Tanto Fran Fernández como Rubén Baraja se la juegan en el choque.

Que el siguiente partido que se dispute después del de este domingo sea el derbi frente a la UD Las Palmas, abre la duda sobre la conveniencia de destituir al almeriense en la previa de una cita tan importante. Pero lo cierto es que si el Tenerife pierde ante el cuadro maño, su posición va a quedar muy en entredicho.

Mucho peor lo tiene Rubén Baraja, quien ya el pasado miércoles salvó el cuello en el descuento que su equipo jugó frente al Girona. Dos goles del colombiano Narváez en la prolongación (minutos 91 y 94) permiten al entrenador vallisoletano sentarse este domingo en el Heliodoro para medirse a su exequipo. Eso sí, un nuevo tropiezo supondría su adiós definitivo.

Los dos equipos se presentarán en el Heliodoro cada uno con diez puntos, bagaje bastante escaso para dos clubes de los históricos en la categoría. Eso sí, el cuadro maño tiene una jornada pendiente por disputar.

Nono quiere ver un equipo descarado

En declaraciones a los medios oficiales de la entidad, Nono señaló que el Real Zaragoza, a pesar de su situación clasificatoria, es un equipo que tiene “muy buenos jugadores” y llegará a la Isla para ponérselo “muy difícil”. “Tenemos que estar preparados para sufrir ante el Zaragoza cuando toque”, dijo el atacante, quien apuesta por ser, aparte de “sólido”, un equipo “ambicioso” y “descarado”, que demuestre que quiere ir a por los tres puntos.

Sobre el partido, espera “hacer bueno el punto ganando el domingo. Tenemos muchísimas ganas y estamos trabajando muy bien”, concluyó.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba