Economia

El presupuesto canario crece 407 millones, pero el Gobierno confía en sumar mil más

Román Rodríguez, junto a Gustavo Matos FRAN PALLERO

El consejero de Hacienda canario, Román Rodríguez, ha entregado este viernes en el Parlamento regional el proyecto de presupuestos para 2021, que sitúa el gasto no financiero en 407 millones de euros más que en 2020, pero el Gobierno de Canarias confía en conseguir otros mil millones adicionales de fondos estatales y europeos.

El presupuesto total asciende a 9.501 millones de euros, un 0,7% menos que los 9.569 millones de 2020, pero si se excluyen los gastos financieros (1.027 millones, 475 millones menos que este año) el gasto efectivo en políticas públicas queda en 8.474 millones, un 5% más que el año precedente.

Se trata de “un presupuesto base” de 8.474 millones de euros, pero con los fondos adicionales de mil millones que espera sumar el Gobierno de Canarias para el próximo ejercicio, el gasto real crecería en torno al 15%, algo posible gracias a las políticas expansivas que se están aplicando en Europa, España y Canarias para contrarrestar los efectos de la pandemia, dijo Román Rodríguez.

El vicepresidente y consejero de Hacienda destacó que el presupuesto, que no aumenta ni la deuda ni los impuestos, está marcado y condicionado por la pandemia sanitaria, lo que lleva a un incremento de las políticas sociales del 5,1%, y en torno a ese incremento está la sanidad (5,20%) y la educación (5,40%), mientras que la acción social sube un 0,80%.

Rodríguez explicó que el reducido incremento del gasto directo en políticas sociales, que pasa de 514 a 518 millones de euros, se debe a que la proyectada renta ciudadana que tenia previsto poner en marcha el Gobierno de Canarias queda sustituida y mejorada por el ingreso mínimo vital que aplicará el Gobierno de España.

De hecho, estaba previsto que la renta canaria de ciudadanía, con un presupuesto de 50 millones de euros, hubiera llegado a 10.000 familias (unas 15.000 personas), mientras que del ingreso mínimo vital se beneficiarán en Canarias entre 65.000 y 70.000 personas, unos 145.000 beneficiarios, con una financiación estatal de entre 180 y 200 millones de euros.

Los 50 millones que había previsto el Gobierno de Canarias para la renta de ciudadanía se destinarán a otras políticas sociales y a complementar el alcance del ingreso mínimo vital estatal con otro tipo de apoyos a las personas más vulnerables, según explicó Rodríguez.

El consejero indicó que a estos gastos en acción social se sumarán previsiblemente no menos de 80 millones adicionales: unos 30 millones de fondos para la pobreza que están “apalabrados” para el presupuesto del Estado, otros 30 millones para dependencia y una cifra similar para atención domiciliaria y cuidados.

De los alrededor de mil millones de euros de fondos adicionales a este presupuesto con los que espera contar el Gobierno de Canarias, hay dos partidas aseguradas, subrayó el vicepresidente: 180 millones de euros para transición ecológica y 60 millones para vivienda.

De esta manera, la política de vivienda contará con los 121 millones de euros del presupuesto canario (26 millones más que en 2020, un 28,1% de aumento) más los 60 millones estatales, un total de 180 millones de euros.

Rodríguez indicó que solo en el presupuesto canario se destinarán en total 6.356 millones de euros a gasto social, de los cuales 5.282 irán a sanidad y educación, y a la vez aumentan en 1.180 millones las inversiones (un 17,5% más) y las políticas de apoyo a los sectores productivos, que alcanzan los 291 millones, un 22,7% más.

Los gastos de personal crecen un 6,1%, no solo por el aumento del sueldo del 0,9% de los empleados públicos, sino sobre todo porque se mantienen las 7.000 nuevas contrataciones realizadas en 2020 en los servicios sanitarios y educativos para hacer frente a los efectos de la pandemia, dijo.

Por secciones, los intereses de la deuda bajan en 37 millones de euros, un 44,60% menos, y se reducen las transferencias a las corporaciones locales en 1,40%.

Las áreas que más suben en términos relativos son Turismo (27,50%), Obras Públicas (18,90%), Transición Ecológica (16,90%) y Economía y Empleo (13,30%), además del Parlamento de Canarias (9,30%).

Por debajo de la media del 5% de aumento del gasto general se sitúan las Consejerías de Hacienda (4,20%) y Derechos Sociales (0,70%).

En términos absolutos, el mayor crecimiento se da en el Servicio Canario de Salud (160 millones de euros más, hasta los 3.300 millones), en Educación (100 millones más, hasta 1.978 millones) y Obras Públicas (54,5 millones más, hasta 343,3 millones.

La Radiotelevisión Canaria aumenta su presupuesto hasta casi 55 millones de euros, 4,5 millones más, equivalente a un 8,90%.

En cuanto a las inversiones, el Gobierno prevé destinar 1.180 millones de euros, de los que 665 millones son inversiones reales (25% de aumento) y 514 millones son transferencias de capital (9,2% más).

Con estos presupuestos, el Gobierno de Canarias quiere afrontar no tanto una crisis como “un cambio de paradigma”, con una contracción prevista de la economía en 2020 del 21,6%, seguida de una recuperación del 17,3% en 2021 y una tasa de paro del 24,7% a finales del próximo año, pero siempre en un escenario incierto que depende de la evolución de la pandemia.

En este contexto, se prevé que los ingresos por impuestos directos e indirectos caigan en más de 435 millones de euros, que se compensan con más fondos estatales y europeos y a la utilización del ahorro por la no aplicación de las reglas fiscales.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba