Tenerife

La alcaldesa de San Juan de la Rambla espera a que el Pleno declare su incompatibilidad

Fidela Velázquez, junto al asesor jurídico de la Alcaldía antes de comenzar la rueda de prensa. Sergio Méndez

Una semana después de conocerse su inhabilitación para cargo o empleo público durante ocho años, seis meses y un día por un delito de prevaricación, la alcaldesa de San Juan de la Rambla, Fidela Velázquez, compareció ayer para explicar la ruta a seguir de aquí en adelante y aclarar que “no tiene ningún interés en permanecer atada al sillón de la Alcaldía”.

En este sentido, mostró su disposición a irse del Gobierno “pero de manera ordenada y disciplinada” y por eso esperará a que el Pleno declare su incompatibilidad. Para ello, desde la Secretaría municipal se han hecho las consultas pertinentes a la Junta Electoral a tenor de los artículos 6.2 y 6.4 de la Ley Electoral, que son los que declaran la incompatibilidad con el cargo de una persona en su situación. “He sido funcionaria durante 40 años y por lo tanto, no voy a hacer nada que perjudique a la función pública”, aseguró.

Velázquez fue condenada por indemnizar con 4.220 euros al medianero de un terreno adquirido por el Ayuntamiento en 2005, en contra del criterio del secretario y del interventor del Consistorio, y por aprobar un decreto de pago a trabajadores municipales por horas o servicios extraordinarios sin seguir el procedimiento establecido.

La mandataria estuvo acompañada de los tres concejales del PSOE -fuera estaba también Juan Ramos, edil de AIS-CC, socio de gobierno junto a AUP-Sí se puede- y el asesor jurídico de la Alcaldía, Javier González, quien explicó algunas contradicciones de la sentencia. En concreto, citó tres ejemplos: que “en la testifical del secretario municipal se recoge literalmente que él no confeccionó el expediente administrativo relativo al pago del medianero; la omisión por parte de la juzgadora que Velázquez no realizó el pago del decreto de las gratificaciones al personal municipal, por tanto no existe el delito de prevaricación continuada”; y que el procedimiento comenzó en el 2013 y esta primera sentencia “se dictó en apenas 20 días”.

El asesor también valoró políticamente la situación promovida por un “trío de ases, cuyos curriculum hablan por sí solos”. Así, nombró a la concejal del PP Liria Falcón, a quien le atribuyó de forma irónica la “coherencia” como una de sus virtudes, “ya que pasó por al menos cuatro partidos políticos”. En segundo lugar le tocó el turno al exalcalde de AIS-CC y hoy portavoz de San Juan de la Rambla Somos Todos, Manuel Reyes, “cuyo principal mérito es haber fracturado este pueblo, incluso familias”, y por último, al también exalcalde, concejal del PP y fundador de Contigo, sin representación municipal, Tomás Mesa, “que ha sido condenado por conducir en estado de embriaguez”.

“Este trío de ases tiene que ver con la sentencia, ya que fue Manuel Reyes quien no le pagó al medianero el importe correspondiente pese a que había sido consensuado con un concejal, mientras que Falcón redactó la denuncia y Tomás Mesa la presentó”, precisó.

Respecto a por qué no dimitió apenas conoció el fallo, la regidora respondió que los procedimientos administrativos y los plazos que establece la ley “están por algo y no es bueno que una administración se quede descabezada. ¿Quien dice que en un nuevo gobierno Manuel Reyes vuelva a ser alcalde y deje pendiente todos los pagos que están por firmar?”, se preguntó.

“No me puedo ir sin dejar la casa ordenada y por eso le pedí a mis socios que tengan calma, para que el procedimiento se haga con todas las garantías para los ciudadanos”, apuntó por último.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba