Cultura

“Nuestra música es fiel al sentimiento y no al artificio armónico; cada nueva canción debe transmitir emociones”

Claudio Vera y Maria Joy Stork tocan juntos desde 2013. / DA

De Tenerife a Berlín. Con escalas en Madrid, Barcelona y Hamburgo. VeraJoy, el proyecto musical del tinerfeño Claudio Vera Valladares y la cantante alemana Maria Joy Stork, acaba de publicar un álbum, Tell me, que refleja el cosmopolitismo y, también, la universalidad de la música, donde las frases se construyen con emociones. Con la producción del ingeniero de sonido Luis del Toro, tacorontero afincado en Madrid, VeraJoy y Tell me han contado con la participación de músicos como Audun Waage, Bobby Martínez, Chris Kase y Michael Grimm. Con Claudio Vera, un guitarrista nacido en El Sauzal, mantuvo esta charla DIARIO DE AVISOS.

-Han pasado algunos años desde que Maria Joy Stork y usted decidieron emprender un camino que ahora confluye en Tell me. ¿Cómo describiría ese itinerario?
“Tocamos juntos desde 2013. Desde el principio fuimos conscientes de que la conexión funcionaba. Mary y yo seguimos componiendo, compartiendo gustos y una amistad que nos hace cómplices. Hemos visitado muchos lugares y vivido nuestro amor por la música de una forma nómada, de ahí el título Movin’On, un tema incluido en nuestro álbum. El itinerario es estar motivados para seguir aprendiendo, tocando, creando y evolucionando”.

-¿Han cambiado mucho los intereses de ambos desde el comienzo de esta aventura?
“Nos mantenemos fieles a la esencia original: nuestra pasión por la música afroamericana y las músicas latinas de raíz. Nuestro desarrollo sigue siendo fiel al sentimiento y menos al artificio armónico. Si hacemos una nueva canción y es compleja no puede dejar de transmitir, tener cierto contenido emocional y viceversa. Esa es nuestra fórmula”.

“El camino que nos marcamos consiste en continuar aprendiendo, tocando, creando y evolucionando”

-¿Qué llevó a un músico de El Sauzal a Alemania? ¿Son muchas las diferencias y, sobre todo, las oportunidades para un artista de las Islas que quiera desarrollar su carrera con unas mínimas garantías de estabilidad?
“En 2009 me dieron una beca para estudiar Filosofía un año en la Universidad Johannes Goethe de Frankfurt. En mi casa siempre hubo una conexión con la cultura teutona, ya que mi padre trabajó en una empresa alemana durante 30 años. El hecho de que estudiara Filosofía era en base a esa influencia cultural. Lo de volver a Alemania siendo músico ha sido fortuito y hasta ahora, toco madera, no me han faltado oportunidades, combinando mi vida dando clases y haciendo directos. Alemania es un gran país para desarrollarte como músico y tiene una infraestructura cultural muy sólida. En España la presión de no tener una seguridad siendo autónomo dentro de la industria musical hace muy difícil decantarse por la música como salida profesional”.

Portada del álbum ‘Tell me’. / DA

-Define Tell me como una fusión de soul, jazz, blues, funk y sonidos latinos, ¿pero cómo se advierte en este disco la procedencia alemana y canaria de sus artífices?
Tell me es la mezcla de nuestras influencias, de la música que escuchábamos siendo adolescentes y también de la que hemos escuchado a lo largo del camino. En el disco no hemos pretendido hacer uso de nuestras influencias locales ni de una lengua en común. Simplemente, hemos querido reflejar nuestros sentimientos a través de la música y estar próximos al término de aldea global, sin fronteras en lo musical. En nuestro directo sí hay ápices y guiños a nuestra influencia materna, pero en el disco hemos empleado lenguas como el castellano (Yo vengo a ofrecer mi corazón, de Fito Páez) o el inglés, con un uso más extendido, para acercarnos a la gente”.

“Con este disco queremos intentar dar ilusión y alegría a la gente frente a estos tiempos de incertidumbre. Es nuestra pequeña aportación”

-Este proyecto discográfico se ha realizado entre Hamburgo, Madrid y Barcelona, con músicos canarios, nacionales e internacionales, e incluso cuenta con un videoclip grabado en Tenerife. ¿Cuánto de fortuito y cuánto de premeditado hay en esta otra fusión, la de miradas artísticas?
“La razón de grabar en Hamburgo es que éramos parte de la escena musical de la ciudad; ha sido nuestra base en Alemania. La elección de grabar en Madrid se debe a Luis del Toro, que nació en Tacoronte, un gran ingeniero de sonido y una maravillosa persona. Desde muy joven he estado vinculado a Madrid: tengo amigos, colegas en la música y es una ciudad donde siempre me siento muy cómodo. Por otro lado, en Barcelona entablé amistad con el reconocido músico noruego Audun Waage (que es el trompetista que hace el solo en el tema Tell Me), que se cuajó en mis años de estudios en el Taller de Músics. Él grabó su contribución al disco en la Ciudad Condal. La producción del álbum no responde a algo premeditado, nació de una necesidad y nos hemos ido dejando llevar. Una conexión nos ha llevado a otra: una mezcla entre construcción matemática e intuición pura. Cada músico escogido era la persona adecuada para un tema en concreto. Si no funcionaba el músico, se descartaba y se buscaba a otro que fuera más afín para el tema. Algo así como la fórmula Steely Dan. El vídeo grabado en Tenerife fue algo que pensamos en un momento dado. Nos pareció genial rodar en diferentes puntos de la Isla y llevar fuera algo de casa. Los paisajes y el sol daban mucha vida a un tema dinámico y tan funkyblues como Movin’On. A la gente en el exterior le sigue sorprendiendo la diversidad del paisaje canario”.

-La pandemia lleva meses condicionando nuestras vidas. ¿Ha afectado al lanzamiento de Tell me o precisamente ahora este disco quiere ser la aportación de VeraJoy para sobrellevar un tiempo tan complicado?
“Hemos tenido la suerte de vender discos desde el primer momento. Aún en Alemania varias generaciones compran discos en formato físico de forma cotidiana y hay tiendas con un nivel de especialización como en España en los viejos tiempos. No hemos parado de tocar desde julio en pequeño formato y hemos acercado el álbum a la gente. También se está vendiendo en formato digital con una buena acogida. Quisimos sacar el disco sin esperar a que el momento fuera el más idóneo: nos lanzamos y dijimos “¿por qué no?”. Y aunque no era la mejor situación, coincidimos en que no debíamos perder más tiempo y sacarlo de una manera natural, e intentar dar alegría e ilusión a las personas. Es nuestra pequeña aportación en tiempos de incertidumbre”.

“Tell me’ nació de una necesidad y nos hemos ido dejando llevar; su producción no ha sido premeditada”

-¿Podremos ver pronto a VeraJoy en concierto en Tenerife? ¿Cuál es la agenda de actuaciones más próximas en el tiempo?
“Por supuesto. Si nos brindan la oportunidad y las circunstancias lo permiten, estaremos tocando en casa en un futuro próximo. Esperemos que podamos presentar el disco rodeado de familiares y amigos y dar en las Islas lo mejor de nosotros mismos. Tenemos conciertos programados para diciembre y el próximo año en diferentes puntos de Alemania y Europa, pero, obviamente, dependerá de cómo se desarrolle todo en torno a esta crisis. Todo pende de un hilo por el tema de las restricciones y cancelaciones debido a la situación que estamos viviendo”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba