La Palma

La Palma da pasos firmes como referente en la gestión sostenible de residuos

Las charlas han tenido lugar por vía telemática debido a las circunstancias de carácter sanitario por la COVID. DA

La segunda sesión de las Jornadas De La Palma Orgánica a Canarias Orgánica, organizadas por la Consejería de Servicios y Cambio Climático del Cabildo de La Palma y el área de Transición Ecológica del Gobierno canario, se celebraron recientemente de forma virtual, y en ellas un grupo de expertos analizó la planificación, control y programas de apoyo en gestión de residuos, a través de una serie de ponencias. La primera de ellas abordó el Plan Integral de Residuos de Canarias 2020-2026 y los planes directores insulares en esta materia, de la mano de Loreto Vidal González, del departamento autonómico.

El mismo, destacó la importancia de vincular la planificación en la gestión de los residuos con el cumplimiento de las directrices europeas, así como las normativas que actualmente se están gestando, como las leyes canarias de economía circular o cambio climático. Asimismo, desglosó los pormenores del Plan Integral de Residuos.
En este sentido, puso el acento en la necesidad de que las Islas asuman los objetivos de preparación para el reciclaje provenientes de la Unión Europea y el papel que cumplen las autoridades locales, los ayuntamientos, en la actualización de sus ordenanzas para abordar estos retos y reducir al mínimo el vertido de residuos; y los cabildos, como competentes en los complejos ambientales

La segunda de las ponencias trató sobre la parametrización y gestión de datos para una economía circular en Canarias, y corrió a cargo de la profesora de Economía Aplicada de la Universidad de La Laguna Noemí Padrón Fumero, quien centró su ponencia en la importancia de la obtención de datos fiables en la gestión de residuos.

De otra parte, puso el acento en cómo desde el equipo investigador que dirige están trabajando en las nuevas tecnologías para el diseño de políticas públicas inteligentes. Destacó, además, la importancia de la participación social y el convencimiento comunitario como condiciones indispensables para el logro efectivo de las políticas.

La tercera de las ponencias corrió a cargo de Gema Gonzalo, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y versó sobre la economía circular bajo el título: Ayudas para el fomento de la recogida separada y el tratamiento biológico de biorresiduos (PIMA-PEMAR). Proyecto de normativa para la regulación del compostaje doméstico y comunitario.

En su intervención, expuso la nueva normativa que está trabajando el Ministerio para trasponer las directivas europeas al ámbito nacional, especialmente con la nueva Ley de Residuos que se prevé aprobar en 2021. Y enfatizó el cronograma de cumplimiento de objetivos en gestión separada de biorresiduos, puesto que, antes de finalizar 2021, las entidades locales con población superior a 5.000 habitantes tendrán que tenerla implantada . Una obligación que se extenderá a todas las entidades locales antes de finalizar 2023 y que se harán también exigibles en el ámbito autonómico.

En cuanto a la gestión descentralizada de biorresiduos, anunció que el compostaje doméstico y comunitario va a contar para el cómputo de gestión del tratamiento para el reciclaje, por lo que los municipios que lo tengan implantado mejorarán sus resultados en el ranking.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba