Deportes

UD Las Palmas y CD Tenerife juegan hoy el derbi más atípico de la historia

Ganar, ganar y ganar. Hoy no vale nada más. DA

Para CD Tenerife y UD Las Palmas llega uno de los partidos más importantes de la temporada. Da igual que llegue en la jornada 1, en la 15 o en la última. El clásico del fútbol canario siempre es importante, se juegue cuando se juegue. Pero lo que sí es capaz de deslucirlo es la falta de público en las gradas. Y eso, precisamente, faltará en el de esta noche: los gritos de las hinchadas, la amarilla y la blanquiazul. La pandemia sanitaria que sufrimos también ha sido capaz de afear el partido de fútbol más importante de Canarias. Será el mal llamado derbi regional más atípico de la historia, pues será el primero sin público debido a las restricciones por la pandemia de la COVID-19, lo que restará emoción y el colorido habitual de las gradas.

No obstante, los dos equipos saben que lo de hoy no son tres puntos cualquiera. Son especiales. Diferentes. De esos que marcan tendencias. Hasta uno que acaba de llegar a la orilla chicharrera ya se ha dado cuenta de lo que hay en juego en el Estadio de Gran Canaria. “Un derbi es una final. En estos partidos todo es importante”. Así se pronunció esta semana Fran Sol, estandarte tinerfeñista esta temporada.

Los dos equipos llegan en una situación similar. Casi igualados a puntos, por lo que es un arma de doble filo. El que gane, sale reforzado y en disposición de escalar en la clasificación. El que pierda verá el pozo muy oscuro. Y si el que pierde es el Tenerife, Fran Fernández volverá a estar cuestionado.

Un solo punto separa en la tabla a los locales de su eterno rival. Los amarillos acumulan cuatro partidos sin ganar (dos derrotas y dos empates), mientras que los visitantes llegan al choque tras haberse concedido un respiro la pasada jornada con su triunfo ante el Real Zaragoza (1-0). Acumulan una racha de cuatro partidos sin perder, con una sola derrota en sus últimas siete fechas del calendario.

¿El mismo once?

El triunfo ante el cuadro maño podría provocar que Fran Fernández se decida por los mismo once futbolistas que saltaron al verde del Heliodoro el pasado domingo. No obstante, el almeriense viajará a tierra enemiga con todos sus efectivos.

Es novedad en la lista de convocados el británico Samuel Shashoua, quien en las últimas semanas ha arrastrado molestias en el tobillo, y son bajas el georgiano Otar Kakabadze, concentrado con su selección, y Borja Lasso, quien continúa recuperándose de la lesión que sufrió en diciembre del año pasado.

La lista al completo del Tenerife es la compuesta por Ortolá, Alex Muñoz, Bruno Wilson, Alberto, Vada, Jacobo, Nono, Suso, Bermejo, Dani Hernández, Carlos Ruiz, Pomares, Aitor Sanz, Shashoua, Joselu, Fran Sol, Manu Apeh, Moore, Zarfino, Šipcic, Ramón Folch, Javi Alonso y Jorge.

Por su parte la Unión Deportiva no ofrecerá la lista de convocados hasta el mediodía de hoy, después de una última sesión de activación, en la que, además, Pepe Mel decidirá si cuenta con los referidos Pejiño y Araujo.

Pendientes de Pejiño y Araujo

Pepe Mel, entrenador de los grancanarios, espera recuperar a dos de sus jugadores más determinantes, el extremo izquierdo gaditano Pejiño y el delantero argentino Sergio Araujo.

El técnico madrileño, ex del CD Tenerife, no desveló ayer sus planes. Mel tiene “clara” la forma en que planteará el partido ante el Tenerife, pero sus jugadores aún no lo saben, hasta un último entrenamiento que realizan esta mañana, donde además consensuará con los médicos si puede contar con Pejiño y Araujo.

Lo que no tiene claro es cómo jugará su rival. Cree que es un equipo “un poco camaleónico”, pero subraya que lo que más le interesa es que se juegue al “ritmo” que imponga Las Palmas, un equipo al que esta temporada es “difícil ganarle” aún sin tener el balón o estando en inferioridad numérica, como ha recordado.

Mel, que ofreció ayer su rueda de prensa previa al partido, reconoció que, aunque se tenga que disputar a puerta cerrada por la pandemia, un partido como el de hoy siempre es “especial” y cualquier profesional “lo quiere jugar”. En este caso, lo disputarán dos “buenos equipos” que a su juicio estarán “arriba” a final de temporada, aunque ahora estén en la zona media de LaLiga SmartBank. “Sabemos los sentimientos de los aficionados y queremos darles una alegría, porque no pueden venir al estadio y tendrán que sufrir desde casa”, concluyó el míster amarillo.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba