Politica

“Este pacto no lo rompe ni Franquis ni nadie”

Casimiro Curbelo, líder de ASG, parlamentario y presidente del Cabildo de La Gomera. | Fran Pallero

El día 29 de este mes –lo digo, por si lo quieren felicitar— Casimiro Curbelo cumplirá 65 años. Líder de la Agrupación Socialista Gomera, es diputado al Parlamento de Canarias, eterno presidente del Cabildo de La Gomera y la persona más querida y respetada en aquella Isla. Curioso: en 52 años desde que me inicié en esta profesión es la primera vez que lo entrevisto. Ha sido un tanto huidizo y me tuve que valer de un amigo común para que aceptara la conversación. Casimiro ha sido objeto de linchamientos y los ha superado como los toreros: a porta gayola. Y es que, cuando mueren, todos los gomeros tienen un entierro digno; todos los universitarios gomeros -todos- están becados por el Cabildo; también van a recibir ayudas los erasmus. Y, encima, con sólo tres diputados, gobierna en Canarias. ¿Qué más quieren? Estamos sentados en Los Limoneros, cuyo dueño, Mariano Ramos, también es gomero. Y es que el gomero más tonto es abogado. En un momento dado, José Manuel Soria, que comía en otra mesa del restaurante, se acerca a nuestra mesa y cuenta una anécdota sobre Casimiro y un taxista. Luego se la traslado a ustedes.

-¿Chano Franquis (consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda) pretenderá romper el pacto, cargándose las viviendas sociales en Tenerife y La Gomera?
“Este pacto no se lo carga ni Franquis, ni nadie”.

-A pesar de las notorias discrepancias.
“Es que lo que piensa Franquis no lo piensan los demás del PSOE, ni siquiera el presidente. Yo lo que deseo es que todo el mundo tenga su vivienda, hace ocho años que no se construye ninguna, tenemos que reconstruir las que están a medias, fabricar otras nuevas y ponerlas en el mercado. En todas las islas, no discriminando”.

-Esta pandemia nos cogió en bolas. Pero en La Gomera la has gestionado de forma ejemplar.
“A pesar del Gobierno de Sánchez, que me retenía en Aduanas el material que el Cabildo compraba. Lo requisaba. Hasta que me di cuenta de que tenía que recurrir a la trampa. Aconsejado por un amigo que vive en el Sur de Francia, pusimos en los manifiestos, en vez de ‘material sanitario’, ‘otro tipo de material’. Y así entró y pudimos atender a los enfermos, hacer los test y combatir la pandemia. Porque si esperamos por el Gobierno de Madrid estábamos aviados”.

-¿Por qué estás en política?
“Mira, yo me licencié en Filosofía y Letras, rama de Geografía e Historia. Pero antes fui maestro de escuela sólo seis meses, pero por oposición. Un día decidí meterme en política, ¿y sabes por qué? Pues porque quería servir a los canarios”.

-Y no te ha ido mal, Casimiro.
“No, ha habido de todo, pero no me ha ido mal en el servicio a los demás. Pero eso tienen que decirlo los canarios y, especialmente, los gomeros”.

-¿Volverías al PSOE?
“Nunca puede decirse de esta agua no beberé, pero a lo mejor es el PSOE canario el que se debería integrar en ASG. Tenemos buenas formas en política, mucha fortaleza y somos conscientes de la realidad canaria. Nos la conocemos al dedillo”.

-En La Gomera barres. Pero la experiencia de Tenerife no salió.
“El objetivo pasaba por La Gomera. Menos Alajeró, y eso por 96 votos, ASG gobierna en cinco de los seis municipios gomeros. Y nuestros tres diputados son claves para el pacto de Gobierno. Hemos trabajado bien y hemos cosechado buenos resultados”.

-Pero conservas buenos amigos en el PSOE.
“Claro, yo nunca oculté mi admiración por Alfonso Guerra, por ejemplo. Le enseñé, a él y a su hija, el parque de Garajonay, hace años. Estaba encantado”.

-¿Entiendes los liderazgos insulares?
“Claro que sí, porque el líder insular está más encima de los problemas de la gente”.

-¿Qué te parece el presidente del Gobierno de Canarias? He oído que tu relación con él es buena.
“Mira, ¿sabes lo que te digo? Pues te digo que Ángel Víctor Torres es una persona noble, buena, trabajadora e incansable. Pero necesita más ayuda de su tropa”.

-¿Podrá con el problema de la inmigración?
“Solo, ni soñando. Si el Gobierno central no se implica esto será un desastre. Nosotros hemos tenido que habilitar varios centros de acogida, porque el Gobierno de Sánchez es incapaz de controlar la avalancha. Incluso alguno de esos centros con problemas judiciales por medio debido a incumplimientos de arrendatarios antiguos que han llegado a los juzgados”.

Casimiro Curbelo, líder de ASG, parlamentario y presidente del Cabildo de La Gomera. | Fran Pallero
Casimiro Curbelo, líder de ASG, parlamentario y presidente del Cabildo de La Gomera. | Fran Pallero

-¿Es verdad que has becado a todos los universitarios gomeros?
“Sí, son unos 600. Y les pagamos la guagua en Tenerife y en Gran Canaria para que acudan a las universidades. Todos los trayectos, bueno menos los de Anaga y el Teide, en el caso de Tenerife, porque ahí se va de excursión, no a estudiar. También pagamos los libros a todos los alumnos de la Isla”.

-¿Por eso te votan los gomeros?
“No, no, me votan porque curro, no por mi cara bonita”.

-¿Es verdad lo que dicen de los gomeros? Los chistes y eso.
“No sé, a mí no me los cuentan”.

-¿Por qué no cuentas tus experiencias en un libro, Casimiro?
“No lo pongas, pero estoy empezando a escribir mis memorias. Y me ayuda un periodista, cuyo nombre no te voy a dar” (me lo da, pero le prometo no revelarlo).

-¿Cuál es el secreto del éxito de un político?
“A lo mejor pensar que las personas no son números, sino seres humanos que merecen nuestro respeto, independientemente de su color, de su pensamiento, de sus ideas. Yo gobierno para todos, no sólo para los que me votan”.

(En esto que Soria, como dije al principio, se sienta con nosotros y cuenta su anécdota. Coge un taxi en la Gomera y, al reconocerlo, el taxista le confiesa su respeto y su simpatía por el político grancanario, que luego sería ministro. Soria se lo agradece y le agradece también su voto. El taxista entonces le dice: “No, señor Soria, mi voto no; yo siento mucho respeto por usted, pero yo voto a Casimiro”. Y ahí no queda la cosa. Al cabo de un tiempo, Soria se encuentra con Casimiro y le cuenta esta anécdota con el taxista. Entonces Casimiro le dice: “Sí, ya la sabía, y el taxista se llama Rosendo”).

-Tú eres de origen humilde, de familia numerosa. Saliste adelante a fuerza de tesón.
“Soy el único de siete hermanos que estudié carrera universitaria, es verdad. Y lo hice a fuerza de tesón y de coraje. Todavía conservo el primer pisito que me compré en La Laguna, en La Milagrosa. Aunque de estudiante viví en varios sitios. Mi hijo lo ocupa ahora cuando está en La Laguna. Tenemos tres hijos (dos chicas y un chico), todos con carreras universitarias y trabajando. De todo esto me siento muy satisfecho”.

-¿Qué piensas de un presidente del Gobierno de España que ha sido capaz de pactar con Bildu para aprobar el presupuesto?
“No lo he analizado profundamente, pero se me ocurre pensar que las contraprestaciones de ese pacto tienen que ser enormes y peligrosas. Guerra tiene razón cuando habla del tema”.

-Te han combatido en todas partes, en la prensa, en los juzgados. Y nada, Casimiro Curbelo es imbatible.
“Bueno, yo creo que todas esas tramas son consecuencias de la envidia. Cuando no te pueden ganar en las urnas acuden a otras vías. Me parece que al final siempre se conoce la verdad, la gente no es tonta”.

-¿Con cuánto dinero hace el Cabildo de La Gomera tantas cosas?
“En este momento, con unos 50 millones de euros anuales”.

-Pues parece un milagro.
“Administramos bien y lo ajustamos todo al servicio de la gente”.

-¿Entonces podemos asegurar que este pacto goza de buena salud, que es lo que se suele decir siempre cuando no es verdad?
“Por nuestra parte no lo va a mover nadie. Nosotros somos aliados inamovibles, lo digo por mi partido”.

-A pesar de los problemas. Pandemia, inmigración ilegal.
“El problema de la inmigración se combate en origen, con estrategia y con medios. Y el Gobierno nacional no tiene ninguna de las dos cosas. Hay que actuar en el origen del problema. Me preocupan los marroquíes y no dicen toda la verdad en cuanto al número de los que han llegado. Nosotros, con nuestros medios, no podemos hacer nada. Y el Estado tiene que decir la verdad, el Gobierno de Sánchez debe reconocer los errores y aportar soluciones. Lo mismo digo con la pandemia. Ni se enteran, ni a veces quieren enterarse. Hemos tenido que actuar los dirigentes canarios, con medios limitados, porque a veces nos han boicoteado hasta los recursos propios, como te he contado”.

-La canciller Merkel ha sido muy cariñosa contigo.
“Es una enamorada de La Gomera y me ha escrito cartas muy cariñosas, echando de menos sus estancias en la Isla. Ella es una especie de bandera para sus compatriotas, tranquiliza con su presencia en la Isla a los turistas alemanes y para nosotros es un honor tenerla como huésped”.

(Se me ha pasado el tiempo volando. Claro que hablamos de otras cosas, pero me veo obligado a resumir. Casimiro Curbelo se rodea de colaboradores muy eficaces. En su partido son una piña. Cuando hablamos de su pasada relación con el PSOE, me confirma: “Mira, a mí me consta que me echó del PSOE Pedro Sánchez; yo había ganado, para él, el congreso socialista aquí, en Canarias. Así me lo pagó. No se atrevió a hacerlo él, me mandó a Luena. Hombre, yo constancia exacta de su actuación no tengo, pero lo intuí, a raíz de informaciones que me llegaban. Lo que pasa es que le salió el tiro por la culata con la ASG. De todas formas, ten cuidado con lo que pones, que yo no quiero guerras, eso es pasado”. Y Mariano Ramos nos regala un par de botellas de gomerón. La tarde es plácida y a Casimiro lo recoge un coche del Parlamento: “Casi nunca lo uso, a pesar de mi derecho. Prefiero valerme por mí mismo pero es que hoy tengo pleno y ahí sí tengo que estar”. Y se va, tras saludarnos chocando los puños, por eso de la pandemia).

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba