Cultura

“Se habla de generar nuevos públicos, pero no se hace mucho para que eso ocurra”

Beatriz Bello codirige, junto a Mónica Lorenzo, el proyecto Espacio-Laboratorio Diversidades del Puerto de la Cruz. / DA

La Sala Andrómeda del Lago Martiánez, en el Puerto de la Cruz, se ha convertido en el campamento base para Espacio-Laboratorio Diversidades, una experiencia artística que propone un encuentro teórico y práctico en torno a las artes escénicas y la diversidad; se plantea como un lugar de encuentro, intercambio y aprendizaje compartido para aquellos grupos, profesionales y procesos que trabajen o investiguen las artes escénicas, desde las denominadas diversidades, en el territorio canario.  Beatriz Bello, junto a Mónica Lorenzo, está detrás de esta muestra que tendrá su próxima cita el 12 de diciembre.

-¿Cómo presentaría el proyecto Espacio-Laboratorio Diversidades?
“Como una posibilidad de generar un contexto donde intercambiar, experimentar y escuchar procesos de creación escénica con comunidades diversas. Hasta hace unos años, en Canarias no existía ningún dispositivo, ni formativo ni de intercambio o encuentro, sobre estos temas, o al menos no los conocemos. Cuando comenzamos PuzzleAtípico (proyecto de videocreación y performance con personas con autismo) en 2017, en el Teatro Leal, quisimos buscar proyectos similares para tratar de buscar otros espejos donde mirarnos y aprender, pero no conseguimos encontrarlos. Ahora, tras las primeras jornadas de mediación y creación contemporánea que realizamos a comienzos de 2020 y este nuevo espacio que abrimos en el Puerto de la Cruz, nos damos cuenta de que hemos ido generando una red de proyectos y artistas afines en esto de los procesos de mediación y creación contemporánea, y eso nos parece muy enriquecedor y necesario”.

-¿Cuál es su principal novedad?
“La parte de talleres y laboratorio. Tanto Mónica Lorenzo como yo queríamos que este encuentro no fuera solo un sitio donde escuchar o ver pasivamente otras experiencias y procesos, sino también un espacio donde poder experimentar y crear activamente y de forma colectiva”.

-¿Hasta dónde el sector cultural debe renovarse y ofrecer más proyectos de estas características?
“En el sector cultural se habla mucho de generar nuevos públicos, pero no se hace mucho para que eso ocurra y, a menudo, los públicos de cada sector son siempre los mismos. Potenciar procesos de mediación cultural con la ciudadanía es una manera significativa de generar esos nuevos públicos de los que tanto se habla”.

-¿Qué dificultades extras entraña crear un proyecto como este en tiempo de COVID-19?
“La principal en el ámbito de las escénicas es que si antes de la pandemia no resultaba nada fácil llenar un patio de butacas, ahora la gente parece que tiene aún más reparos en asistir. Todas sabemos que los brotes apenas han ocurrido en el ámbito de la cultura y que los protocolos son más rigurosos que en transportes, centros comerciales, etcétera. Resulta sangrante ver las contradicciones y prioridades que establecen las administraciones públicas, en ocasiones, en este sentido. La cultura, a pesar de que esté en boca de todos, de facto no era una prioridad antes de la pandemia y obviamente la crisis solo ha agravado esta situación”.

-¿Cuál es el estado de salud de las artes escénicas en Canarias?
“En el Archipiélago hay muchos profesionales de muy buen nivel y de muy variados estilos. La dificultad es que las personas que se dedican de manera profesional a ello lo hacen, a menudo, precarizándose ellas mismas. Es frecuente que las creaciones en artes escénicas en Canarias se saquen adelante bajo inversión y producción propia, con todo el riesgo y la vulnerabilidad que eso supone. Las administraciones públicas deberían apoyar con más contundencia a las artistas y compañías, no pensando en términos de rentabilidad económica, sino en los indudables beneficios que supone tener una red consolidada de artes escénicas en las Islas”.

-¿Qué queda por vivir en la segunda entrega del programa del 12 de diciembre?
“El taller del gallego Iván Prado, que es una oportunidad para experimentar el clown desde un lugar muy particular con una especial conexión con el trabajo personal. También escucharemos su experiencia como director del Festival Payasos en Rebeldía, que lleva la risa a zonas de conflicto, y, asimismo, las experiencias de Alfredo del Rosario, la persona con la más dilatada trayectoria en danza y discapacidad en Canarias. Escucharemos a Pedro Cuadrado, un profesional de las artes escénicas con colectivos con diagnóstico en salud mental. El cierre lo haremos con la pieza Retrato de un aniversario, de la companía EnbeDanza”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba