Deportes

El extinerfeñista Luis Miguel Ramis es el elegido

Luis Miguel Ramis

El CD Tenerife ya tiene elegido al relevo de Fran Fernández. Se trata de Luis Miguel Ramis Monfort (Tarragona, 25 de julio de 1970). Quizás a las nuevas generaciones de birrias el nombre del que será nuevo entrenador blanquiazul les suene de haber dirigido recientemente al Real Madrid Castilla, al UD Almería o al Albacete Balompié. Sin embargo los que ya peinan canas, o directamente no peinan nada, recuerdan al tarraconense como aquel defensa que jugó 60 partidos en dos temporadas en la Isla. Hoy regresa a la Isla, pero convertido en el entrenador y con la misión de enderezar el rumbo de una nave que zozobra, como cada temporada a estas alturas.

Juan Carlos Cordero cerró en la tarde de ayer un acuerdo con Ramis en la capital del país. Una vinculación que solo se extenderá hasta que acabe la presente campaña. Luego se verá y se analizarán los méritos que haga el catalán para analizar si sigue o no. No vendrá solo. Se trae a su gente de confianza. Su segundo entrenador será José Manuel Gil; el preparador físico Miguel Ángel Fernández; y el analista Iván Madroño.

Su llegada a la Isla se espera para hoy, aunque al cierre de esta edición aún no estaba definido, ya que tanto Ramis como su grupo de trabajo deben pasar las preceptivas pruebas PCR marcadas por LaLiga antes de poder incorporarse a la disciplina del equipo, que hoy estará dirigido nuevamente por Sesé Rivero, Quique Medina y Ricardo León.

Ramis se formó en el Nástic de Tarragona, el club de su ciudad, hasta que en 1991 fichó por el Real Madrid. Benito Floro lo hizo debutar en Primera en la campaña 92-93, cuando militaba en Segunda División con el filial madridista.

En 1993 fue traspasado al CD Tenerife, como parte del pago por el fichaje de Fernando Redondo en el Real Madrid. En la Isla llegó a disputar más de 60 partidos en dos campañas (entre 1994 y 1996). Contribuyó a la clasificación para la Copa de la UEFA, tras el histórico quinto puesto logrado la campaña 1995/96.

El Madrid lo repescó, pero solo para utilizarlo como mercancía en la operación de compra de Suker del Sevilla al club blanco. En la entidad hispalense, Ramis jugó un curso, que fue fatídico pues el equipo bajó a Segunda.

El defensor catalán decidió hacer las maletas para irse al Deportivo, pero las lesiones marcaron su camino en el cuadro coruñés. Sería su inicio del fin. Tras eso pasó por el Racing de Santander, Nástic, de nuevo, Racing de Ferrol, San Sebastián de los Reyes, Pegaso Tres Cantos y Cobeña, equipo en el que finalmente colgó las botas en el año 2006.

Sus primeros pasos como entrenador los ofreció en la cantera blanca, primero como segundo entrenador del Juvenil A y luego como míster del Castilla, con el que no logró el ascenso al término de la 15-16.

En marzo de 2017 le llega su primera experiencia profesional en un banquillo de Segunda A. El Almería, contra el que debutará este jueves siendo entrenador blanquiazul, lo fichó para escapar de la tragedia del descenso. Ramis lo logró, pero fue destituido en el siguiente curso tras la jornada 14.

Luego le llegaría el Albacete, con el que ha logrado su mayor éxito desde que es entrenador. En el curso 18/19, el Albacete completó una temporada para el recuerdo, aunque sin premio final. El conjunto de Ramis finalizó la temporada en la cuarta posición con 71 puntos y se metió en el play off de ascenso a Primera División.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compruebe también
Cerrar
Botón volver arriba