La Palma

«Queremos ser un buen vecino»

El grupo promotor del Telescopio de Treinta Metros (TMT, por sus siglas en inglés) quiso mostrar ayer su agradecimiento a la sociedad palmera por apoyar la instalación del aparato óptico en las cumbres de la Isla, destacando que la intención del consorcio internacional de la infraestructura es “ser un buen vecino y formar parte de la comunidad” donde se emplace finalmente. Cabe recordar que La Palma es la opción B para albergar el proyecto, por detrás del monte de Mauna Kea, en Hawái, si bien en este último enclave ha habido diversos problemas con la población nativa que han dificultado las labores de edificación.

Las declaraciones de los responsables de la iniciativa se producen tras la publicación de un manifiesto en el que más de un centenar de organizaciones socioeconómicas de La Palma mostraban su respaldo a la construcción del instrumento de observación en el Roque de los Muchachos, en el término municipal de Puntagorda. Un documento que daba a conocer en exclusiva DIARIO DE AVISOS en su edición del domingo y que suscribían patronales empresariales, turísticas y de la construcción, aparte de empresas y entidades de peso en el tejido productivo insular.

Asimismo, los representantes del que será el telescopio más potente y avanzado del planeta señalaron que “desde el primer momento en el que el TMT consideró La Palma como alternativa (en el año 2016), somos conscientes de que pueden existir múltiples puntos de vista respecto al proyecto. Es el objetivo del TMT ser un buen vecino y mantener un diálogo abierto con todas las partes interesadas”. Una clara referencia al anuncio de los firmantes del manifiesto de estar dispuestos a crear una asociación de empresas, al amparo de la Zona Especial Canaria (ZEC), para proveer de servicios al gigante de la astronomía.

ECOSISTEMA COLABORATIVO

Ya el pasado mes de septiembre, el consorcio internacional realizaba una donación de 50.000 euros al Banco de Alimentos, con el objetivo de ayudar a que las familias palmeras más vulnerables pudieran tener acceso a alimentos básicos. Una cantidad que se distribuyó entre los servicios sociales de distintos ayuntamientos de la Isla, tales como Tijarafe, Puntagorda, San Andrés y Sauces, Breña Baja, Puntallana, Garafía, Breña Alta, El Paso, Tazacorte, Mazo, Barlovento y Los Llanos de Aridane, alcanzando los 2.697 beneficiarios.

Anteriormente, en noviembre del pasado año, tal y como adelantó el DIARIO, el jefe de Operaciones del TMT, Christophe Dumas, mantuvo diversos encuentros con representantes de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. En los mismos, se abordó la posibilidad de que, si finalmente se descarta la opción de Hawái, optando por la Isla Bonita, se crearía paralelamente un ecosistema de formación en astronomía e interpretación del cielo.

De acuerdo con los términos esbozados en aquel entonces, se incorporarían materias relacionadas con dichas áreas de conocimiento a los currículos de Educación Primaria y Secundaria, siguiendo un modelo similar al del silbado en La Gomera, que se oferta dentro del sistema público de enseñanza.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba