Politica

Mena evita ser edil no adscrito al recurrir a última hora su expulsión del PSOE

José Julián Mena (derecha), junto al secretario del Ayuntamiento minutos antes del inicio del Pleno de anoche en el Centro Cívico Cabo Blanco. J.C.M.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, evitó anoche in extremis su pase al grupo de no adscritos en el Ayuntamiento después de que su partido, el PSOE, le comunicara la expulsión de sus filas el pasado día 13.

La presentación de un recurso de última hora del regidor ante la Comisión Federal de Ética y Garantías del Partido Socialista dio lugar a que el secretario del Ayuntamiento elaborara un informe en el que se especifica que “al no ser la expulsión un acto firme, no puede darse cuenta al Pleno, sino una vez que se haya resuelto el recurso interpuesto”, por lo que anunció la retirada del punto del orden del día.

Mena, que disponía de 10 días hábiles para presentar alegaciones desde que Ferraz dictaminara su expulsión el 13 de noviembre, presentó el pasado miércoles el escrito por el registro de entrada en el Ayuntamiento, adjuntando copia de las alegaciones formuladas al pliego de cargos.

Después de que el secretario comunicara la medida nada más comenzar la sesión plenaria en el Centro Cívico de Cabo Blanco, la portavoz del Partido Popular, Agueda Fumero, solicitó una copia “inmediata” del informe y reprochó al secretario que no informara previamente a los grupos municipales de la medida. Por su parte, José Ramón Rodríguez, portavoz de CC, también lamentó que no se les hubiera notificado el informe antes del Pleno y solicitó sin éxito un receso para analizar el documento, petición que secundaron el PP y Ciudadanos por Arona. Fumero y Rodríguez plantearon sus dudas sobre “si la expulsión del PSOE no es un acto de carácter ejecutivo”.

En cambio, el secretario sí dio cuenta del paso al grupo de no adscritos del exconcejal de Urbanismo Luis García, al no constar la presentación de recurso alguno contra su expulsión del PSOE. El edil, que ayer asistió al Pleno al igual que el resto de los concejales socialistas del sector crítico, preguntó si le amparaba la posibilidad legal de una votación entre los miembros de la Corporación para proceder a la retirada del expediente de su expulsión, pero el secretario lo descartó. “No es un asunto para votar la decisión adoptada por el comité ni para dejarlo sobre la mesa”, argumentó.

En el pleno se vivieron momentos de tensión, especialmente entre el alcalde y los portavoces del PP y de CC. Este último llegó a ser llamado al orden por Mena entre algunos aplausos del público asistente.

Hay que recordar que la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE notificó la expulsión como militantes del partido de José Julián Mena y de Luis García, a los que había abierto sendos expedientes disciplinarios. En julio, las direcciones nacional, regional e insular solicitaron a ambos que entregaran sus actas de concejal ante la imposibilidad de hallar una salida pactada a la crisis municipal abierta desde la destitución del edil de Urbanismo el 22 de de junio.

El 15 de septiembre, la Comisión Ejecutiva Federal abrió expedientes disciplinarios a José Julián Mena y Luis García, además de a Agustín Marichal (expresidente de la agrupación local), a los que suspendió cautelarmente de militancia por desobedecer el mandato del partido de entregar sus actas de ediles.

La crisis en el grupo municipal llevó a la dirección del PSOE al nombramiento de una comisión gestora, presidida por el exconcejal David Pérez, para dirigir el partido en Arona con el objetivo de restablecer la normalidad orgánica en la organización.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba