Tenerife

Santa Cruz tarda entre dos y seis meses en conceder una tarjeta de alimentos, denuncia el PSOE

El alcalde, José Manuel Bermúdez, ayer, durante la celebración del Pleno. / S. Méndez

Entre dos y seis meses. Ese es el tiempo que, según denuncian algunos usuarios de los servicios sociales, tarda el Ayuntamiento de Santa Cruz en conceder una tarjeta de alimentos. Así lo puso de manifiesto ayer la concejala del PSOE, Marta Arocha, en el Pleno capitalino, durante el debate de la moción que presentó para reclamar más personal que permite la descongestión del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS). “Son muchos los usuarios los que se han dirigido a nosotros para contarnos que tardan tres meses en darle una cita y hasta seis en recibir la tarjea de alimentos de forma efectiva”, defendió Arocha. Desde Unidas Podemos también se aseguró que conocían de casos que habían tardado dos meses en ser atendidos, reclamando que, en cualquier caso, era necesario agilizar los plazos con los que se están concediendo las ayudas de emergencia en la capital.

La concejala de Atención Social, Rosario González, que no negó que los servicios sociales están sobrecargados, aunque sí que se tarda tiempo, anunció que ya se encuentra en marcha un expediente para dotar de más personal al Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) acudiendo a las listas de reserva para agilizar las contrataciones. “El pasado 13 de noviembre firmé el expediente que ya está en Recursos Humanos para que se proceda a la contratación de siete trabajadores sociales y ocho auxiliares administrativos, que conformarán un equipo de intervención en emergencia social que prestará su ayuda a las familias más vulnerables”, detalló González.
Interpelada también la edil de Atención Social por la adecuación de los espacios en las Unidades de Trabajo Social (UTS), respondió que ya se está trabajando en ello con el fin de evitar aglomeraciones y avanzó que en el caso de la UTS de Añaza incluso ya se cuenta con un nuevo local en el que han empezado las obras.

Asimismo, González quiso dejar claro que las llamadas que recibe el teléfono en el que se atiende a los usuarios de los servicios sociales cuenta con un trabajador social “que valora si la situación es urgente. En ese caso, la persona es atendida en menos de una semana”. La moción fue rechazada por el equipo de Gobierno, alegando que ya se está realizando el trabajo que solicitaba el PSOE, rechazo al que Arocha respondió que no le importaba “marcarle la agenda”.

Bonos digitales para las familias más vulnerables del municipio

A diferencia de la moción sobre el IMAS, la presentada por el PSOE para que las familias más vulnerables puedan tener acceso a Internet, salió adelante con una transaccional en la que se aprobó instar al Gobierno de Canarias para que dote de dispositivos a las familias que carezcan de ellos y comprometerse a hacerlo el Ayuntamiento en caso de que se produjera un nuevo confinamiento.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba