Sociedad

Torres rechaza el ultimátum de la alcaldesa de Mogán y alaba a los hoteleros

Manifestación de ayer en Mogán; al mediodía de hoy hay concentraciones contra el racismo. EP

El ultimátum de la alcaldesa de Mogán (Gran Canaria), Onalia Bueno (Ciuca), para que el Ministerio de Migraciones desaloje a los inmigrantes acogidos en establecimientos hoteleros antes de fin de año ha provocado un notable rechazo en el Gobierno de Canarias, y más tras celebrarse ayer en dicha localidad grancanaria una manifestación en tal sentido a la que acudieron unas 200 personas.

Los agentes económicos y expertos en turismo consideran que la inmigración no afecta a la imagen turística de Canarias. Los especialistas estiman que en Europa están habituados a escenas de migrantes como las de las Islas y opinan que no repercuten en descrédito del destino.

Si el pasado jueves ya fue la consejera regional de Derechos Sociales, Noemí Santana, quien pidió “no echar gasolina al fuego con discursos xenófobos y cuasuifascistas”, ayer el propio presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, salió al paso de exigencias de este tipo ante la “situación dramática” que entraña la vigente crisis migratoria. Torres destacó la “ejemplar” respuesta de los hosteleros y recordó que el Ministerio trabaja para facilitar otros recursos, “que es lo que debe ser”, y así los hoteles puedan dedicarse al turismo.

“Eso es lo que están pidiendo los empresarios, a los que agradezco la colaboración que han tenido. Lo que me parece es que no se puede decir que tiene que ser el 31 de diciembre sí o sí, porque, si finalmente es el 5 de enero, ¿qué hacemos con esas personas, las mandamos a la calle?”, manifestó el presidente.

Más contundente fue el portavoz y consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Ejecutivo autonómico, Julio Pérez, quien considera “xenófobas” las declaraciones de Bueno. “No nos gusta que la convivencia con los migrantes se presente como algo malo, no me gusta que desde instituciones públicas se manifieste hostilidad al hecho de que haya migrantes entre nosotros”, dijo Pérez.

También el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, rechazó el ultimátum de Bueno, a quien apoyan el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y la Confederación Canaria de Empresarios.

Mientras tanto, la presión para el cierre del campamento provisional en el muelle de Arguineguín sigue en aumento. El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, exigió ayer por escrito al Ejecutivo estatal el cierre “inmediato” del citado campamento, que tiene previsto visitar la próxima semana. En consonancia con la exigencia del Defensor, organizaciones como Amnistía Internacional o la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) han pedido, entre otras cuestiones, que se reactiven los traslados a centros de la Península, algo a lo que se niega el Gobierno salvo en caso de personas vulnerables o solicitantes de protección internacional. Esas organizaciones, al igual que el Ejecutivo canario o Human Rights Watch (HRW), han reclamado el cierre del campamento de Cruz Roja en el muelle por sus condiciones de hacinamiento.

Concentraciones

Por otra parte, Canarias Antifascista y otros 63 colectivos promueven hoy en Tenerife (Plaza de la Concepción, La Laguna), Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma concentraciones con el lema Canarias sin racismo.

Estos actos tendrán lugar a las 12.00 horas para “denunciar la oleada de manifestaciones racistas” que han secundado “algunos segmentos” de la sociedad canaria “fomentados, principalmente, por determinados medios de comunicación y partidos políticos”, afirman los convocantes en un manifiesto.

Salvamento rescata a otras 63 personas tras las 383 del jueves

Salvamento Marítimo rescató ayer a un total de 63 personas en aguas cercanas a Canarias. El primero de los servicios permitió auxiliar a una barquilla en la que navegaban 24 magrebíes al sur de Gran Canaria. Horas después, ya al mediodía, fueron desembarcadas igualmente en el muelle de Arguineguín (Mogán) otras 39 personas, estas de origen subsahariano, todos varones y, entre ellos, un menor, que venían en otra patera por la misma zona. Cabe recordar que el pasado jueves llegaron a Gran Canaria en 12 embarcaciones otros 386 inmigrantes, entre ellos dos bebés. El muelle de Arguineguín amaneció ayer con 763 personas.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba