Tenerife

Cinco exalcaldes darán nombre a otras tantas calles en Candelaria

Los seis últimos exalcaldes de Candelaria que tendrán una calle en el municipio / NORCHI

El Ayuntamiento de Candelaria procederá, tras la aprobación en Pleno, a rotular cinco calles con los nombres de los alcaldes que lo han sido del municipio en la última etapa democrática, excepto Antonio Hernández Marrero, recientemente fallecido, que ya dispone de una en su pueblo natal de Barranco Hondo, y cuyas honras fúnebres tuvieron lugar en el salón de Plenos del Consistorio, la primera vez que esto ocurría en Candelaria. Obviamente, también falta en esta relación la actual alcaldesa, Mari Brito, a quien es de esperar se le conceda el mismo honor una vez abandone el bastón de mando, a tenor de que los méritos contraídos para ello solo se deben al hecho de haber regido el municipio.

El reconocimiento se aprobó gracias a una enmienda del grupo de Gobierno a una moción de Vecinos por Candelaria en la que solicitaba que una calle principal llevara el nombre de Rodolfo Afonso, alcalde durante 23 años e hijo adoptivo de Candelaria -nació en La Palma- desde 2014, cuando lo propuso el PSOE, no sin una ruptura de la unidad del gobierno municipal en esa votación.
Para no tener que votar que no, el PSOE, hábilmente, presentó una enmienda para meter en el mismo saco, dicho vulgarmente, a todos los alcaldes, incluido su compañero socialista José Gumersindo García, primer edil desde 2001 hasta 2015, a pesar de haber sido inhabilitado por tres años para cargo público, lo que le impidió volver a ser candidato a la Alcaldía, algo que podría repetir hoy.

Recordó Francisco Pinto, el concejal del PSOE, que defendió la enmienda aprobada por todos menos por Sí se puede y con la abstención de VxC, que desde las primeras elecciones democráticas, celebradas el 3 de abril de 1979, han sido siete las personas que han ocupado la Alcaldía de este municipio: Miguel Ángel González Marrero (1979-1983); Rodolfo Afonso Hernández (1983-1991 y 1997-2001, antes lo fue en la etapa franquista y predemocrática, 1968-1979), Antonio Hernández Marrero (1991 -1994), José Antonio López Morales (1994-1995), Lorenzo A. Suárez Alonso (1995-1997), José Gumersindo García Trujillo (2001-2015) y María Concepción Brito Núñez (13/06/2015 hasta la actualidad).

Pinto hizo una semblanza generosa de los exalcaldes -habló de luces y no de sombras- y recordó que el Ayuntamiento “está en deuda con ellos”, mientras que Mayca Coello (Sí se puede) recordó que sus méritos se basan en hacer aquello para lo que fueron elegidos: “Las calles no deben tener nombres de políticos, algunos inhabilitados o con actos que deben pagar todos los candelarieros”.
Ahora queda esperar que los cinco exalcaldes acepten dar nombre a una calle, avenida o plaza -alguno no está por la labor- y decidir el Pleno dónde rotular sus nombres. Incluso, para que no haya distingo, ya se habla del Polígono Industrial.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba