Tenerife

Tenerife se juega la salud y la Navidad en el puente

Con la tranquilidad que daba no tener que madrugar el lunes, los tinerfeños no se resistieron ayer a visitar el alumbrado navideño en La Laguna. FRAN PALLERO

Ni siquiera en un domingo de lluvia y con la mayoría de los comercios cerrados por la festividad del Día la Constitución, los tinerfeños evitaron echarse a las calles en el área metropolitana, la zona más crítica de la Isla con respecto al avance de la COVID-19. Y todo, en medio de una curva de contagios ascendentes: Tenerife sumó ayer 91casos positivos, y otros 133 el sábado.

Una situación preocupante y que acerca a Tenerife a un posible confinamiento si fuera necesario, a la vista del recado que dejaba el presidente canario, Ángel Víctor Torres, el pasado viernes: “Ya no hay tiempo, hay que reaccionar. Pido un sacrificio más a los tinerfeños”.

Y es que pese a las medidas tomadas hace semanas para frenar el virus en la Isla, “la situación se ha agravado y ha repuntado”, estando Tenerife en “riesgo alto” de acuerdo a la norma estatal, tomando en cuenta dos parámetros: el de la población de más de 65 años, donde hay una incidencia de 70 casos por 100.000 habitantes, así como el de las camas UCI ocupadas, el 15,5%.

En el caso de los contagios en mayores, ayer la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias dio a conocer que 79 usuarios de la residencia Santa Rita, ubicada en el municipio del Puerto de la Cruz, han dado positivo tras la realización de un nuevo cribado.

Se trata de un brote detectado a finales de noviembre que inicialmente contaba con 1 trabajador y 5 residentes contagiados, pero que en el último cribado masivo resultó ser de 79 positivos. Por ahora, desde Sanidad informan de que todos los residentes se encuentran asintomáticos o con síntomas leves.

Por otro lado, y con el objetivo de hacer cumplir las nuevas medidas restrictivas, Torres envió una carta a los presidentes de cabildos y alcaldes del Archipiélago para que las fuerzas de seguridad desarrollen el máximo mecanismo de vigilancia y sanción.

En Santa Cruz, además, el Consistorio ha impulsado el proyecto Informadores juveniles COVID, con el que se busca informar y concienciar a los jóvenes sobre las distintas medidas de seguridad establecidas por las administraciones públicas.

En Santa Cruz, las pocas tiendas abiertas fueron frecuentadas por quienes querían hacer sus compras de cara a la Navidad. SERGIO MÉNDEZ.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba