Sociedad

¿Son seguros contra la covid los centros comerciales?

Los grandes establecimientos defienden que cumplen las medidas sanitarias y los aforos con infrarrojos y de forma manual SERGIO MÉNDEZ

En este largo puente de diciembre de 2020 son muchos los tinerfeños que están aprovechando para adelantar las compras navideñas. La apertura ayer, y también hoy, de los grandes centros comerciales está haciendo que puedan verse aglomeraciones en determinadas horas en estos espacios, en los que un tiempo más bien lluvioso y frío, también invita a refugiarse. Ayer, sobre las 12.00 horas, acceder a la zona capitalina donde se concentran los grandes centros comerciales, en el entorno de la santacrucera Avenida 3 de Mayo, se tornaba harto complicado por el alto números de coches. Hasta 10 minutos se podía tardar para llegar a alguno de los aparcamientos de la zona. Fuera de los establecimientos los clientes hacían cola de forma ordenada e intentando guardar las distancias de seguridad.

Estos días han sido muchos los ciudadanos que han expresado su malestar por lo que entienden que son puntos de aglomeración de público en los que, aparentemente, no existen suficientes controles de aforo. El propio alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, expresaba su preocupación por estos espacios. También el Mercado Nuestra Señora de África lamentaba que, mientras ellos han cerrado estos dos días festivos, entre otras cosas por el agotamiento de mantener todas las medidas de seguridad que exige la autoridad sanitaria frente a la pandemia, en estos otros espacios se permitan las aglomeraciones ya mencionadas. DIARIO DE AVISOS ha querido conocer qué medidas garantizan que el acceso a los centros comerciales es el adecuado, de forma que no entre más gente del 50% de aforo que tienen permitido en estos momentos. Alfredo Medina es el secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan) y explica que el control de aforos está garantizado por distintos métodos. “Un sistema electrónico de rayos infrarrojos nos permite saber cuánta gente hay dentro de los establecimientos en cada momento. Es un sistema con el que ya contábamos antes de la pandemia, y que nos ayuda a disponer de datos para su análisis comercial, como, por ejemplo, cuánta gente nos visita”.

Los grandes establecimientos defienden que cumplen las medidas sanitarias y los aforos con infrarrojos y de forma manual SERGIO MÉNDEZ

Un segundo método es el control convencional. “El sistema automático se refuerza con uno manual. Podemos controlar cuánta gente está dentro del centro comercial, pero luego para establecer en qué parte del establecimiento están, eso lo tenemos que hacer con un control manual”. Por eso, “cuando se ve gente por fuera de los establecimientos haciendo colas es porque estamos cumpliendo de manera escrupulosa las normas, contando quién entra y quién sale, y reforzando las medidas al controlar que los clientes, en los puntos de acceso, llevan puestas las mascarillas de forma correcta y hacen uso del hidroalcohol antes de entrar”, explica Medina. “Este sábado -continuó- la Policía Local nos visitó varias veces a lo largo del día para comprobar cómo se estaba desarrollando la jornada, qué sistemas estamos usando o pidiéndonos el aforo monitorizado por horas, y el resultado fue que estamos cumpliendo”. Medina explica que ya hace un par de semanas los inspectores de salud pública visitaron los distintos establecimientos comerciales para comprobar el cumplimiento de las normas, “y todos pasaron con solvencia la inspección”.

Lo que sí piden desde Asodiscan es que los clientes sean responsables en cuanto al cumplimiento de las normas una vez en el interior del centro comercial, por ejemplo, manteniendo las distancias .“Nosotros -continúa Medina- tenemos dos momentos en los que se produce una mayor afluencia y que son de 12.00 a 14.00 horas, y de 18.00 a 20.00 horas, por lo que es posible que en ese momento se dé una mayor aglomeración, pero eso no implica que se supere el aforo, ahí apelamos a la responsabilidad de cada persona”. “Estamos hablando de grandes espacios preparados para recibir a miles de personas, con sistemas de renovación del aire y de ventilación para ese volumen de clientes, que ahora funcionan para la mitad de su capacidad, por lo que es como si los hubiéramos reforzado”, añade Medina, quien insiste en que “el comercio es seguro, los datos, con solo el 0,8% de contagios, lo demuestran”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba