Sociedad

“El programa contra la soledad de los mayores debe abarcar toda la Isla”

Franquet: “El programa contra la soledad de los mayores debe abarcar toda la Isla”. FRAN PALLERO

El Cabildo de Tenerife trabaja en extender a otras zonas de la Isla el servicio de acompañamiento a los mayores que, en colaboración con Cruz Roja, se presta en Anaga y Arico. Así lo adelantó a DIARIO DE AVISOS la consejera insular de Acción Social, Participación Ciudadana y Diversidad, y presidenta del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Marián Franquet, quien asegura que, como este proyecto piloto destinado a prevenir la soledad en los mayores y a mejorar su autonomía “funcionaba bien”, ahora que termina la prórroga del contrato se trabaja en la licitación de un programa “más ambicioso”.

¿Cuál es la situación en las residencias de la Isla?
[Esta entrevista se realizó días previos a conocerse el brote en la residencia Hogar Santa Rita]. “Hemos tenido positivos tanto de trabajadores y usuarios pero con los protocolos que teníamos hemos podido ir controlando. El más grave lo tuvimos en el Hospital de los Dolores hace un mes y se pudo acotar en un ala del centro, así que el sistema burbuja ha ido funcionando. No obstante, no podemos relajarnos porque el virus se puede colar en cualquier momento”.

– ¿Cuáles son los protocolos que se están aplicando para evitar que eso suceda?
“Hemos terminado estos días de hacer el cribado a todo el personal y ya están llegando los resultados y de momento, no estamos teniendo positivos. Nosotros llegamos a un acuerdo con el Servicio Canario de la Salud (SCS) para que las extracciones se hagan en nuestros centros y con nuestro personal. De esta forma, en coordinación con Salud Pública, ganamos agilidad, porque no podíamos esperar dos semanas a tener resultados para conocer cómo estaban los usuarios y el personal de los centros”.

– Días antes de que se declarara el Estado de Emergencia en marzo, el Cabildo decidió prohibir las visitas a los centros de mayores por precaución. ¿Actualmente están permitidas?
“Son posibles pero con las formas y controles necesarios. Las personas y el tiempo de visita están limitados y pedimos que sean siempre las mismas personas quienes acudan. Lo que sí ha variado es la situación de los centros de día, porque mientras estamos en semáforo rojo se cierran, y cuando hemos tenido algún positivo, en ese momento automáticamente se suspenden las visitas de esa zona del centro o del centro completo, dependiendo de las características del mismo. Así que todo depende de cada momento, es como un dominó y hay que encajar las piezas según cambie la situación”.

– En el caso de los centros ocupacionales, donde se hacen actividades puntualmente, ¿qué protocolos se están aplicando?
“Funcionan como los centros escolares prácticamente, tienen talleres y trabajos pero incorporando todas las medidas de seguridad. Es realmente impresionante cómo llevan a rajatabla lo de las mascarillas y la higiene. Los niños y las personas con discapacidad nos están dando lecciones importantes en esta crisis”.

– Desde el Cabildo habían pedido al Gobierno de Canarias que flexibilizara las visitas, salidas e ingresos en los recursos dirigidos a personas con discapacidad. ¿A qué se debía esta petición?
“Nosotros queríamos evitar la separación continuada de los niños con discapacidad de sus familias. Esa separación está siendo durísima porque antes en los centros con personas con discapacidad intelectual severa, los niños salían cada fin de semana con sus padres y de repente ahora no pueden salir. Ese es un choque brutal y creíamos que con todas las medidas de seguridad y protocolos, se debía flexibilizar para que la tristeza no les consumiera”.

– Es preocupante también cómo puede afectar el aislamiento a las personas acogidas en recursos públicos…
“Y las Navidades van a ser absolutamente difíciles en ese sentido. En los centros de mayores, de menores, y en los recursos para víctimas de violencia machista se va a vivir una Navidad absolutamente extraña. Para nosotros es un reto intentar evitar contagios a la vez que buscar que vivan de forma especial estas fechas, ya sea con música o con otra actividad. Y ya en el confinamiento incorporamos medios tecnológicas para acercar a los familiares y usuarios”.

– El Cabildo tiene un programa de soledad en Arico y Anaga cuya prórroga finaliza este mes. ¿Qué pasará con él?
“Se trata de un proyecto piloto que ya estaba cuando llegamos y que hemos visto que funciona muy bien, que tiene buena acogida. Así que estamos trabajando en su licitación y queremos ampliar la cartera de servicios, extenderlo. Ahora toca establecer la condiciones para sacarlo de forma mucho más extensa en toda la Isla”.

– Este año se había anunciado que se trasladaría a los usuarios del Hospital Febles Campos al Seminario de La Laguna, pero parece que se ha retrasado. ¿A qué se debe?
“La pandemia afecta a todo, incluido a nuestros propios recursos humanos. Antes podíamos tener a 20 personas trabajando en este proyecto y ahora tienen su tiempo dedicado a otras cuestiones. Por ejemplo, en el área de infraestructura el personal ha tenido que adaptar todos los centros añadiendo zonas COVID. Hay mucho trabajo, el personal es el mismo, y la parálisis económica que ha también ha ralentizado todo. Pero una parte importante del trabajo, que es la administrativo y económica, está muy avanzada. Así que si bien es cierto que los tiempos se nos han ido alargando, no se ha dejado de trabajar en ningún momento”.

– Ahora que acaba el año, ¿qué balance hace de la atención a las víctimas de violencia machista?
“Hemos contratado un estudio para ver cómo la COVID ha impactado en la Red de Violencia de Género, porque ahora mismo tenemos datos contradictorios. El número de denuncias en los Juzgados ha bajado, pero ha aumentado la demanda de servicios sociales. Entonces, nos preguntamos si la violencia ha bajado o aumentado y tendremos que analizar los datos para saberlo. Desde el ámbito judicial se ha afirmado que la violencia ha disminuido y me parece temerario decir esto, porque antes de afirmar algo así hay que contar con todos los datos”.

– Este año el Cabildo puso en marcha su primer piso destinado a víctimas de trata y mujeres prostituidas. ¿Qué objetivos se ha marcado la institución de cara a combatir este tipo de violencia machista?
“Este recurso está financiado en su primera etapa por el Fondo de Estado contra la Violencia de Género pero en el proyecto de Presupuestos del Cabildo para el 2021 ya lo tenemos como recurso consolidado. O sea, le hemos buscado la estabilidad económica para poder introducirlo dentro de la Red de Recursos de Violencia de Género y garantizar así su continuidad. Por otro lado, y al igual que todos los recursos de violencia de género, dependiendo de la demanda queremos ir ajustándolo a las necesidades”.

– ¿Cómo está siendo la coordinación con el Gobierno de Canarias para la acogida de los menores migrantes no acompañados que llegan a las Islas?
“Competencialmente, quien se tiene que ocupar de los menores que llegan es el Gobierno de Canarias, aunque hasta hace poco lo asumía en su totalidad el Cabildo. La coordinación es muy importante y el Gobierno canario tiene entre 7 o 9 hogares, más los que ya teníamos nosotros. Entre unos y otros, en Tenerife hay acogidos unos 500 menores. Los hogares se van abriendo en función de cómo van llegando pero el Cabildo ha facilitado al Gobierno autonómico una infraestructura donde pueden pasar la cuarentena y someterse a las pruebas óseas justo cuando llegan. Mientras, el Gobierno canario trabaja en evaluar las características de esos niños para determinar dónde ubicarlos. Así que estamos funcionando muy bien y hay cierta calma”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba