Cultura

Aimca denuncia las medidas sanitarias “discriminatorias y arbitrarias” para la cultura

Jairo Núñez es el presidente de Aimca. / DA

Aimca, la Asociación de la Industria Musical Canaria, que preside Jairo Núñez, asegura que “Sanidad no se cree la cultura en tiempos de pandemia”. El colectivo explica que la reciente suspensión del Festival Womad en Las Palmas de Gran Canaria, entre otras propuestas culturales consideradas de gran formato, ha sido la gota que “ha rebosado el vaso” de la paciencia del sector cultural desde que empezó la pandemia del coronavirus. Asimismo, muestra su apoyo al movimiento Alerta Roja, que hoy viernes declara un día de luto por la cultura y se moviliza en más de 20 ciudades españolas.

Aimca considera que al sector no se le tiene en cuenta, a tenor de unas medidas sanitarias para este ámbito “arbitrarias, incoherentes y discriminatorias”. “Arbitrarias, porque las denegaciones no se sustentan con argumentos de peso, sino con apreciaciones vagas, en la mayoría de los casos; incoherentes, porque los parámetros para medir los aforos en la actividad cultural no son equivalentes a los que se aplican a otras actividades comerciales, con normas más laxas, y discriminatorias, porque entendemos que se le ha colocado la etiqueta de actividad peligrosa a la cultura sin base ni fundamento, porque es una de las actividades que menos contagios genera”.

INDIGNACIÓN

En la asociación afirman que se sienten indignados porque entienden que, “a pesar de algunas palabras conciliadoras desde altas instancias de la Administración, se nos está tratando de apaciguar con pequeñas concesiones, que pudieran quedarse solo en minucias”. Esta “falta de respeto” la argumentan en que las circunstancias del sector cultural no han sido estudiadas nunca, aseveran, “en Sanidad con voluntad sincera de entrar en el fondo del problema, en conocer cómo funciona nuestra actividad creativa y económica, para así poder aplicar un paquete de medidas en consonancia con nuestras necesidades y peculiaridades y que, a su vez, sean conciliadoras con la garantía de asegurar la salud a los consumidores de cultura y a la sociedad en general”.

A este respecto, subrayan que no pueden continuar “pendiendo de un hilo y de la autorización o denegación de una actividad a última hora, porque se generan muchas pérdidas en el caso de las prohibiciones”. Por ello, solicitan un protocolo con “mayores garantías” y la posibilidad de efectuar correcciones en los planes de seguridad para evitar “situaciones irreversibles que provocan indefensión en el organizador público o privado”. Aimca explica que recientemente ha solicitado una reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y las autoridades sanitarias y culturales del Archipiélago para tratar de buscar soluciones.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba