Sociedad

El brote de COVID en la residencia de Santa Rita asciende a 195 afectados

Una imagen del Hogar Santa Rita de Puerto de la Cruz. ! Sergio Méndez

La residencia de mayores Hogar Santa Rita, del Puerto de la Cruz, continúa siendo el foco de atención de la pandemia del coronavirus en Tenerife. El brote registrado en el centro sociosanitario ya cuenta con 195 afectados, de los cuales 165 son residentes y 30 empleados, tras notificar la Consejería de Sanidad 15 nuevos contagios, correspondientes a un nuevo residente y 14 trabajadores. Cabe recordar que 24 usuarios fueron trasladados al Hospital Universitario de Canarias (HUC) para un mejor seguimiento, debido a que se trata de personas con avanzada edad y patologías previas. Asociado a este brote se comunicó ayer un segundo fallecimiento, que se suma al notificado el sábado de un varón de 90 años.

El Servicio Canario de la Salud y la Dirección General de Salud Pública intervinieron en la macroresidencia con el fin de controlar este brote interno. La gestión y coordinación fue asumida por la Gerencia del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, cuyos profesionales acudieron el martes por la tarde al centro, y se encargará de adoptar las acciones oportunas para garantizar la atención sanitaria y cuidados de los residentes, así como la adopción de las medidas preventivas que procedan.

Ayer hubo más movimiento del habitual en el exterior de la residencia del Puerto de la Cruz, donde además de los medios de comunicación, algunos familiares solicitaban información y mostraban su preocupación, mientras amigos y simpatizantes de la Fundación Hogar Santa Rita se acercaban a expresar su apoyo y ánimos a la obra solidaria del Padre Antonio.

Tomás Villar, director gerente del Hogar Santa Rita, afirmó que seguiremos “defendiendo a nuestros queridos mayores” y lamentó que con los cribados “haya salido a la luz” este gran número de contagios. “No teníamos noticias de tener tanta incidencia pero continuaremos trabajando y este virus no va a poder con nosotros”.

Villar reiteró su preocupación por las familias y afirmó que “ no habrá un déficit de comunicación, intentaremos llegar a todos con llamadas, videollamadas, SMS o correos electrónicos”.

El representante de Santa Rita se mostró “preocupado, pero también satisfecho por el trabajo realizando” y destacó la colaboración de Salud Pública y los profesionales del Hospital de la Candelaria, “que nos ayudarán y orientarán en una situación como ésta” desde su perspectiva sanitaria, ya que como centro sociosanitario “llevamos 30 años trabajando”, y seguirán las “directrices, sugerencias, y recibimos con agrado el personal que colabora con nosotros para llevar la mejor atención a nuestros mayores, aplicando diferentes medidas de protección como el uso de la mascarilla o el aislamiento de los usuarios en sus habitaciones como preceptos imprescindibles”.

Extremar las medidas

Por otro lado, la gerente del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc), Natacha Sujanani, aseguró en COPE Canaria que “desde que se nos dio la gestión del centro hemos cribado a los trabajadores y residentes para tener una foto más real” y conocer la situación. Además se ha trasladado a dos usuarios más al hospital.

Desde La Candelaria se han dado instrucciones claras a todos los trabajadores para “extremar las medidas de seguridad” y “ser exquisitos con el cumplimiento de las normas” y ser “vigilantes con los contactos estrechos”.
El personal del Hospital de La Candelaria ya tiene experiencia en la gestión de centros sociosanitarios, al entrar en la Residencia de San Pancracio, de Vistabella. “No cejaremos en nuestro empeño de minimizar las consecuencias de este brote, para evitar que los contagios sigan apareciendo, y cuidaremos de los residentes como si fueran nuestros propios familiares”, finalizó.

Sobre las 13.30 horas del pasado martes 8 de diciembre, el Hospital de La Candelaria se hizo cargo de la gestión y coordinación del Hogar Santa Rita, desplazando a un equipo de profesionales hasta el centro portuense. Tras una primera jornada intensa, la de ayer lo fue aún más, pues, como aseguró el subdirector médico del Hunsc, Ignacio Ayala, “todavía estamos haciendo un diagnóstico de la situación para saber cómo está organizado, sectorizado y cómo están los circuitos de atención del centro”. Además se ha ofrecido la formación al personal del centro, “sobre todo en seguridad biológica a la hora del manejo de los EPIs o la gestión de residuos, y se ha dado apoyo con la derivación de personal de enfermería y auxiliares, así como un equipo compuesto por cuatro internistas, dos especialistas de Urgencias y un coordinador médico neumólogo para valorar la situación de todos los pacientes COVID y si fuera necesario su traslado preventivo”.

Los casi 600 usuarios estaban distribuidos por cinco edificios y ya permanecían separados los positivos de los días anteriores, pero en el cribado del pasado martes en el edificio Fray Leopoldo, han salido la mayoría de los casos, por lo que “la hemos declarado área COVID y el resto funciona con normalidad, pero con medidas muy restrictivas en los contactos, los movimientos entre los pabellones y la aplicación de cuarentenas. Cuando tengamos el diagnóstico total del centro veremos que otras medidas tomaremos”, finalizó.

Denuncia de UGT: “Los trabajadores se incorporaron sin conocer los resultados de las pruebas PCR”

El sindicato UGT denunció ante la Inspección de Trabajo que los empleados del Hogar Santa Rita se incorporaron a sus puestos sin conocer el resultado de la prueba PCR realizada durante el cribado. El texto expone que algunos se enteraban del resultado en el centro y los que habían tenido contacto estrecho seguían trabajando porque “no hay gente suficiente”. La denuncia expone que hubo trabajadores positivos en plantas que no son de aislamiento y que la información fue confusa y generó “inseguridad” en la plantilla.

Marcos González: “No es el momento de buscar culpables, sino de encontrar soluciones”

El alcalde de Puerto de la Cruz, Marco González, trasladó ayer un mensaje de tranquilidad a todos los vecinos del municipio porque la Consejería de Sanidad se ha hecho cargo de la situación en un centro con mucho arraigo. Con la máxima empatía posible, transmitió a las familias “tranquilidad, y un mensaje esperanzador”, y pidió que se habiliten formas que permitan mantener el contacto. entre residentes y familiares.

“Estamos preocupados por la situación de los usuarios, los familiares y los propios trabajadores residentes en el Puerto de la Cruz y las consecuencias que tendrían en el propio barrio”.

Aseguró que los trabajadores le han transmitido su preocupación, pero “ debemos tener confianza en el apoyo, la coordinación y organización de la Consejería de Sanidad y todos sus profesionales”. González insistió en que “no es el momento de buscar culpables, sino de encontrar soluciones”, para “salvaguardar la salud y las vidas de los abuelos y abuelas que residen en el centro”.

Reconoció que un trabajador del centro que está confinado en su casa ha llamado a los Servicios Sociales “para que le ayudemos a realizar las compras o otras gestiones” ya que no tiene quien lo pueda hacer.

Por otro lado, Natalia Aparicio, trabajadora del centro y representante sindical, señaló a la COPE que “tenemos miedo por nosotros y nuestras familias, pero también estamos sufriendo por los residentes, porque tenemos una relación muy fuerte, un vínculo muy grande con ellos”, finalizó.

Por otro lado, el responsable sociosanitario de CC.OO., Alexis Rodríguez, señaló a Europa Press que “algo habrá pasado” para que el brote haya crecido hasta los 195 casos positivos pero avaló “la profesionalidad de los trabajadores”, en el cumplimiento de los protocolos y el plan de contingencia. “No entiendo cómo no se ha parado antes”, puede que “haya habido un error” en la ejecución del plan. “Lo más garantista” ha sido la intervención de Sanidad.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba