Cultura

José Bros, Raquel Lojendio y María José Montiel protagonizan la ‘Gala lírica’ de Auditorio de Tenerife

El Auditorio de Tenerife acogió este miércoles la presentación de la ‘Gala lírica’ de este sábado. / DA

El Auditorio de Tenerife presentó ayer la Gala lírica, el tercer título de la temporada 2020/2021 de Ópera de Tenerife. El espectáculo, que tendrá lugar este sábado, 12 de diciembre, a las 19.30 horas en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife, estará protagonizado por el tenor José Bros, la soprano Raquel Lojendio y la mezzosoprano María José Montiel. El consejero insular de Cultura, Enrique Arriaga, ofreció los detalles de la gala acompañado por el elenco de cantantes y por Sesto Quatrini, que dirigirá a la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST). Arriaga anunció que “las entradas ya están agotadas” y recordó que “Auditorio de Tenerife sigue siendo uno de los pocos teatros internacionales que mantiene su actividad con una programación cultural totalmente segura y este tercer título del programa lírico dará buena cuenta de ello”.

José Bros declaró que “es un placer encontrarme en Tenerife con este maravilloso equipo humano que trabaja para que todo se haga con la máxima calidad”. “Agradezco la labor de los que no se ven, en especial de la de nuestro regidor, que nos cuida más que nunca para que los ensayos sean seguros, y nosotros tenemos que ser prudentes y aportar nuestro granito de arena”. Por último, pidió apoyo al público: “Yo mismo soy consumidor cultural y no he dejado de ir a los teatros”. Bros se despidió adelantando que “va a ser una gala intensa, de grandes emociones, un bálsamo para el alma de cada persona que venga”.

La tinerfeña Raquel Lojendio aseguró sentirse “encantada de estar de nuevo” en su isla cantando. Como artista, Lojendio explicó que “un teatro abierto en estos tiempos quiere decir que detrás hay inteligencia y sensibilidad, y Auditorio de Tenerife está demostrando que sí se puede”. Por eso pide complicidad al público, porque “¿qué mejor que llenar el tiempo que tenemos de libertad de belleza?”.

María José Montiel mostró su satisfacción por estar en Ópera de Tenerife por primera vez, ya que las agendas no han hecho posible que sucediera antes, y se siente muy a gusto con el resto de cantantes: “Hemos cantado juntos muchas veces”. La mezzosoprano, que cantó en el Auditorio hace 15 años en el marco de un festival, sentenció que “son momentos para reivindicar la cultura, porque no podemos quedarnos en la oscuridad: todos nos hemos alimentado en este tiempo de cultura, desde un libro a una serie o conciertos online”.

El director musical dio las gracias por poder estar en Ópera de Tenerife, una presencia que se fraguó hace dos años con un proyecto que ha tenido que ser pospuesto. Quatrini habló del programa, “donde habrá una gran presencia de Donizetti y Puccini”. “La ópera, aunque nació en Italia, es un producto europeo y tenemos que apoyarla”, explicó Quatrini, quien compartió la noticia del fallecimiento en marzo de su agente por COVID-19, algo que le ha afectado profundamente. “Solo deseo que pronto volvamos a la normalidad y que todo el mundo pueda volver a llenar las salas”, expresó el maestro, quien incidió en que “los teatros son lugares seguros, más que un centro comercial e incluso que nuestras propias casas”.

El programa abordará arias de óperas como L’elisir d’amore, La bohéme, Carmen o La traviata, creadas por compositores como Gaetano Donizetti, Giacomo Puccini, Georges Bizet y Giuseppe Verdi, entre otros.

Abrirá la gala la Sinfónica interpretando Sinfonía de Don Pasquale, de Donizetti. Entonces llegará el momento de los cantantes, que primero interpretarán obras en solitario. Bros cantará la famosa aria Una furtiva lagrima, de L’elisir d’amore, de nuevo de Donizetti, para continuar con Lojendio interpretando Quando men vo, de La bohème, de Puccini, y llegará la voz de Montiel con O mio Fernando, de La favorita, de Donizetti.

El programa continuará con Donna reale… Un lampo, un lampo orribile, de Roberto Devereux, de Donizetti; Intermezzo, de Suor Angelica, de Puccini; Viens, Mallika… Sous le dôme épais, de Lakmé, de Delibes; Preludio acto III, de Edgar, de Puccini; È la solita storia del pastore, de L’arlesiana, de Cilea; Preludio, L’abbandono y La tregenda de Le Villi, Puccini; Mon cœur s’ouvre à ta voix, de Samson et Dalila, de Saint-Saëns; Ecco: respiro appena… Io son l’umile ancella, de Adriana Lecouvreur, de Cilea; C’est toi, c’est moi, de Carmen, de Bizet; y Libiam ne’ lieti calici, de La traviata, de Verdi.

Sobre el escenario de la Sala Sinfónica, los músicos, los cantantes y el director cumplirán con todas las medidas de seguridad para ofrecer al público un gran espectáculo. La nueva concha acústica de Auditorio de Tenerife, todo un Stradivarius de paneles modulares, acogerá y proyectará hacia el público la interpretación de algunas de las mejores arias de la historia de la ópera.

Se ruega al público llegar al recinto con antelación suficiente para realizar una entrada escalonada a la sala. La compra de las entradas supone la aceptación de las medidas implementadas por el centro cultural del Cabildo para hacer frente a la COVID-19, como el uso correcto y continuado de la mascarilla o la asistencia solo con convivientes. Las medidas al completo, así como el plan de contingencia certificado por Aenor, se pueden consultar en la web del Auditorio. Tanto la cafetería GastroMag como el parking están disponibles.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba