Deportes

Ayuntamiento de Santa Cruz y clubes de fútbol: crónica de una crisis

Alicia Cebrián y Carlos Tarife

Las aguas bajan turbias en la relación del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y los clubes de fútbol capitalino. La queja publicada por DIARIO DE AVISOS el pasado 1 de diciembre, no solo referente a la competición, sino a la poca atención recibida por parte de Alicia Cebrián, concejala de Deportes, los llevó a firmar un documento. Tras años, 23 entidades se ponían de acuerdo porque, como rezaba dicho escrito: “Ni siquiera nos responden”. Se lamentan de lo mismo respecto a José Manuel Bermúdez.

Las entidades se quejaban de la poca atención recibida, pero también se están descontentos, en los últimos meses, del poco cuidado de las instalaciones, de no habérseles suministrado productos contra la covid y de verse solos en medio de una pandemia terrible. La reducción del presupuesto de Deportes ha caído como un jarro de agua fría, más aún después de que en la pasada Comisión de Control del Ayuntamiento santacrucero, la propia Cebrián desmintiera lo dicho por las entidades, afirmando que sí estaba en contacto con ellos. En el mundo del deporte base siempre se habla de la poca unión que existe entre equipos en muchas ocasiones, algo que no parece suceder ahora, debido a esta cuestión.

Bermúdez, preocupado

El 1 de diciembre, tras el artículo firmado por Máximo Martín, la preocupación en Alcaldía es evidente. Desde hace tiempo preocupa la gestión de Deportes, como ocurrió cuando se pasa por alto la brillante clasificación para los Juegos Paralímpicos de Tokio de Michelle Alonso, sin presencia de ningún representante político en la piscina Acidalio Lorenzo, cuya recuperación, iniciada por el anterior grupo de gobierno, es bandera del actual. Como en aquella ocasión, en la que se organiza a toda velocidad un recibimiento a la deportista, que sigue rogando apoyos públicos del Consistorio, el propio alcalde se pone al mando, incluso llamando a entidades. Quiere saber el motivo de ese comunicado. Ya en anteriores situaciones se ha mostrado como un solucionador,  esta vez es parte del problema.

Algunos clubes le niegan haberlo firmado, incluso apoyarlo, pero la realidad es tozuda: 23 entidades se sienten desatendidas, denuncian que Alicia Cebrián, concejala de Deportes, “ni siquiera se pone al teléfono”, por eso piden hablar directamente con José Manuel Bermúdez. Pero tampoco han recibido respuesta por su parte.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el mismo día de la publicación, da su versión en DIARIO DE AVISOS: niegan lo que dicen las entidades, aludiendo a que se han mantenido en contacto con ellos y se remiten al Gobierno de Canarias en lo que respecta a la suspensión de las competiciones. El enfado crece.

Literalmente, desde el Consistorio aseguran que “El 30 de octubre convocó a todos los clubes, a los que igualmente se les remitió escritos el 14 y 28 de octubre y 4, 6 y 16 de noviembre”. Fue en una de esas fechas, el 30 de octubre, cuando las cosas empezaron a torcerse.

Los clubes fueron convocados por la Concejalía de Deportes para una reunión. La sorpresa de varios de los allí presentes fue comprobar que a la misma no acudía Alicia Cebrián. “Es una manera de no tomarnos en cuenta”, dijo uno de los asistentes: “Nos dejó plantados”. La reunión fue tensa. Hubo gritos. Sabino Maestre, director técnico de Deportes, explicó a los allí presentes las nuevas normas, pero las entidades creen que sus quejas no fueron tomadas en cuenta. En un momento determinado llegaron a decir que pedirían su cese a José Manuel Bermúdez. “Era como tomarnos el pelo”, indica el representante de una de las entidades.

Coalición Canaria, que había tratado directamente con clubes y federaciones para mostrarse como la solución ante la gestión en Deportes del PP -con evidentes críticas y no solo de los clubes de fútbol-, no parece tener respuesta que dar ante el descontento actual. A Alicia Cebrián trata de arroparla Carlos Tarife, pero no deja de resultar algo más cosmético que efectivo. Mientras, el enfado crece. Dicen que nunca habían visto nada igual.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba