Tenerife

La Intervención detecta irregularidades en los contratos de Turismo de Tenerife

Los contratos relacionados con Starmus presentan irregularidades, según la Intervención insular. Fran Pallero

Las auditorías encargadas por el nuevo equipo de gobierno del Cabildo de Tenerife en relación a las empresas públicas insulares respecto a los ejercicios de 2015 y 2016 desvelan numerosas irregularidades en el proceder, tanto interno como externo, de, prácticamente, la totalidad de las mismas, si bien destacan algunos casos como es el de Turismo de Tenerife, donde llaman la atención determinados incumplimientos en la contratación de servicios y en el patrocinio en distintos sectores, como son los deportivos, las aerolíneas y el de eventos tan conocidos como el de Starmus.

De la validez de dichas auditorias, llevadas a cabo por la empresa Peraza y compañía Auditores S:L.P., da cuenta el hecho de que la Intervención General del Cabildo tinerfeño se ha adherido a las conclusiones alcanzadas, tal y como se recoge en la documentación a la que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS.

Además, tras el trabajo llevado a cabo por la empresa auditora, el Servicio Administrativo de Análisis Económico, Sostenibilidad y Control Financiero de la referida Intervención General ha detectado en algunas entidades dependientes, “en su actuación como poderes adjudicadores, incumplimientos adicionales llevados a cargo de las entidades auditadas”, por lo que procede a la descripción de los mismos.

Para una mejor comprensión, dividamos según el tipo de contratación que nos ocupa en cada caso. Así, el informe comienza con lo relacionado con los contratos considerados como menores (a dedo, en lenguaje llano), que son aquellos que pueden “adjudicarse directamente a cualquier empresario con capacidad de obrar y que cuente con la habilitación profesional necesaria para realizar la prestación”. Para ser considerados como tales hay que cumplir requisitos tales como no superar los 50.000 euros si son de obra o de 18.000 euros para el resto, además de no poder tener una duración superior a un año ni poder ser prorrogados.

Sin embargo, Turismo de Tenerife llevó a cabo como contratación menor sus encargos a distintas empresas de comunicación por importes como 60.815,91 euros; así como empresas de trabajo temporal por 88.057,07 euros o de aduanas (50.626,82 euros), solo en 2015, dándose la circunstancia de que algunas repiten al año siguiente.

Algo similar ocurre con los contratos que se pueden adjudicar a dedo (mediante procedimiento negociado sin publicidad) mediante la invitación a un único empresario cuando, por razones técnicas o artísticas o por motivos relacionados con la protección de derechos de exclusiva el contrato solo pueda encomendarse a un empresario determinado. De nuevo, el informe final de la Intervención General insular destaca incumplimientos de la normativa general en relación con los contratos suscritos a determinadas empresas hoteleras, pero también de promoción, como es el caso de la publicidad interpuesta “con tiempo variable por partido y presencia posicionada Premium, en 12 partidos de fútbol de Primera División Española, con un importe total de 120.000 euros”.

Hay un tercer apartado de contratación, el de los patrocinios, donde es imprescindible que figure el retorno que implican los mismos. A este respecto, Turismo de Tenerife contrató con Iberia y Vueling sin que conste un informe sobre tal retorno por valor de 225.000 euros y 200.000 euros, respectivamente, pero también con Starmus Universe SL (100.000 euros) y, en el sector deportivo, con el Club Deportivo Tenerife S.A.D por importe de 1.723.000 euros con impuestos aplicados y el C.B. 1939 Canarias S.A.D por importe de 1.433.000 euros. Todo ello, en 2015, dado que en el ejercicio siguiente se repiten las contrataciones, alguna de ellas en aumento, como es el caso de Starmus, que se eleva a 230.000 euros.

Motivación

Muchos de estos contratos (exceptuando los deportivos) también llaman la atención de la Intervención al “no motivarse suficientemente en el expediente ni acreditarse documentalmente la imposibilidad de promover la concurrencia en contratos de patrocinio adjudicados mediante el procedimiento negociado sin publicidad mediante la invitación a un único empresario por concurrir razones técnicas, artísticas o de exclusividad”: en lo que respecta a 2015, destaca la presencia de la Sociedad Española de Radiodifusión (300.000 euros).

De nuevo, Turismo de Tenerife vuelve a figurar en esta lista negra de las empresas públicas insulares en lo que respecta a su contratación en los dos ejercicios analizados al no cumplirse con la normativa vigente respecto a la formulación de los criterios de adjudicación respectos a varios contratos para mejoras de carácter técnico de distinta índole.

Siempre sobre la contratación, Turismo de Tenerife repite una vez más en el apartado destinado a la existencia de “negocios patrimoniales en los que no se ha seguido un procedimiento que garantice la publicidad y la concurrencia”, tanto en 2015 como en 2016.

 

360.000 euros gastados con tarjetas

Donde destaca sobremanera Turismo de Tenerife es en el gasto llevado a cabo a través de tarjetas de crédito, que suman un total de 362.258 euros en los ejercicios de 2015 y 2016 bajo el concepto de “Viajes, traslados y comidas en restaurantes”. Sin embargo, la Intervención reconoce que no puede manifestarse “al respecto de que todos y cada uno de los gastos abonados a través de tarjeta de crédito se correspondan efectivamente con necesidades propias y exclusivas de la entidad correspondiente”, y pide otra auditoría al respecto.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compruebe también
Cerrar
Botón volver arriba