Economia

El Hotel Bitácora reabre tras una profunda reforma teniendo muy en cuenta a sus clientes

“Fun for everyone” continúa inalterable como eslogan del Hotel Bitácora, un emblema del sur de Tenerife que cerró sus puertas el pasado mes de febrero para acometer una profunda reforma estructural y de concepto. Esta apuesta, valiente en estos momentos de incertidumbre, responde a la necesidad de dar al destino tinerfeño nuevos alicientes que contribuyan a recuperar el turismo lo antes posible, un sector estratégico para Canarias.

El nuevo Bitácora viene con el sello inconfundible de Lauro Samblás, director de arte canario de trayectoria internacional, que ha sido el encargado de crear el concepto visual. Estampados llamativos, colores fluorescentes y formas geométricas son sus rasgos identificativos, que se encuentran visibles en todos los espacios comunes y materiales del hotel, así como en sus 314 habitaciones coloridas, luminosas y muy espaciosas.

La gran apuesta del nuevo concepto de Bitácora viene marcada por la diferenciación de espacios, con la finalidad de dar a cada perfil de cliente el entorno que desea. En la zona de piscinas, que alberga un total de 6, se localiza la zona centra que engloba a todos los perfiles del hotel en torno a la terraza Papayas, junto a la piscina de mayor tamaño. En el extremo derecho se encuentra la zona infantil, que alberga toboganes para todas las edades, el kids club y el parque de juegos, además de una sala para adolescentes. En el otro extremo se ubica la zona de adultos con piscina propia y el Pink Bar, que ofrecerá coctelería y snacks para adultos.

En el mes de enero estará terminado un spa exterior y la azotea Up!, para mayores de 18 años, que albergará una llamativa piscina, solarium y un bar con vistas al Atlántico y Playa de Las Américas.

El Hotel Bitácora reabre tras una profunda reforma teniendo muy en cuenta a sus clientes

Un lugar, también, para el deporte

El nuevo gimnasio panorámico, ubicado sobre las piscinas, está dotado de modernas máquinas y el asesoramiento de un equipo experto, pero además el Bitácora ofrece un refugio para los amantes del surf, que tienen junto a la piscina un vestuario donde aclarar y guardar sus tablas en una taquilla individual. El hotel tiene un acuerdo con una escuela y tienda de surf cercana para el alquiler y venta de equipos y la contratación de clases para amateurs y expertos.

#enjoysafely

La filosofía #enjoysafely, intensificada por el Covid, garantiza a todos los huéspedes una limpieza exhaustiva de habitaciones y zonas comunes, además de la distancia de seguridad y la cortesía de un pack de bienvenida que incluye una mascarilla y gel hidroalcohólico.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba