Politica

Madrid paraliza el decreto canario sobre los test de antígenos a turistas

El Gobierno central eligió ayer el camino de la confrontación con Canarias en una disputa innecesaria sobre el control de viajeros a las Islas. Un informe del Consejo de Estado, disconforme con el decreto del Gobierno canario sobre los test de antígenos irradia desde ayer un conflicto de competencias entre Madrid y Canarias que desemboca en el Tribunal Constitucional.

El sector turístico de las Islas clamaba por el decreto de antígenos como la salvaguarda in extremis para orillar la crisis del motor económico del Archipiélago, condenado al llamado turismo cero por la COVID, pero desde ayer ve arruinadas sus esperanzas de remontar la temporada alta, aunque fuera a trompicones.

El Consejo de Ministros, según reconocieron fuentes del Gobierno canario, estudió ayer el informe del Consejo de Estado contrario al decreto canario, y la consecuencia fue, en términos políticos, “la reglamentaria”: enviar el asunto al Constitucional. De facto, ello supone que los turistas extranjeros deberán presentar inexorablemente para poder acceder a cualquier isla una PCR negativa o, en su defecto, todo lo más, una TMA (Amplificación Mediada por Transcripción), pero en ningún caso mediante la aportación de un test de antígenos, como pretendía Canarias. Este último era el reivindicado por el sector turístico regional y por la propia Consejería del ramo del Ejecutivo, dado su menor coste económico.

Se da la paradoja de que las autoridades centrales permiten a aquellos turistas que no acrediten una PCR negativa solventar la situación con un test de antígeno en destino, además de la multa consiguiente. Era de sobra conocida la oposición del Ministerio de Sanidad a la solución canaria del test de antígenos, pues desde que el presidente Ángel Víctor Torres firmó el decreto la semana pasada, no cesaron de sonar las alarmas de que Madrid no veía con buenos ojos la medida y se armaba con un informe jurídico suficientemente blindado para rebatir la intromisión de Canarias en sus competencias.

Desde Sanidad exterior en las Islas se reconoció que el decreto canario de antígenos no era reconocido por el Ministerio, y así ha sido.
Durante la jornada del lunes, el presidente canario mantuvo reuniones al más alto nivel en Madrid para tratar de solventar el conflicto, pero la decisión estaba ya prácticamente adoptada. Torres se entrevistó con la vicepresidenta Carmen Calvo para, entre otros asuntos, abordar este. Lo que sí consiguió al menos es que el Gobierno central no se oponga a que el test de antígenos continúe vigente para los viajeros españoles que se dirijan a las Islas en estas fiestas navideñas.

Pero el freno de Madrid al decreto canario promete ser objeto de un pulso político a bordo de la familia socialista entre Moncloa y Canarias.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba