Sociedad

Más de 90.000 solicitudes de test para volver por Navidad a las Islas

Una enfermera realiza una prueba PCR a un posible caso de Covid-19. EFE

Canarias suscribía el pasado viernes un acuerdo con una red de laboratorios nacional para, con motivo de la Navidad, dar la posibilidad a los residentes isleños que se encuentran en la Península de regresar al Archipiélago haciéndose una prueba diagnóstica de coronavirus gratuita en origen (antígenos, PCR o MTA), costeada por la Consejería de Sanidad regional.

Ello, a pesar de que no existía entonces una regla que obligara a demostrar que se es negativo en la enfermedad para acceder a la comunidad, en el caso de los los viajeros nacionales; filtro que, sin embargo, sí se activará a partir del viernes, según salió publicado ayer en el BOC. No obstante, fuentes del Departamento autonómico confirmaron a DIARIO DE AVISOS que se han formulado, en apenas cinco días, más de 90.000 solicitudes para los referidos test, por lo que los teléfonos de atención de la compañía encargada de realizarlos se han saturado.

Una circunstancia que, pese a poner de relieve el éxito de la iniciativa impulsada por el Ejecutivo canario, ha generado desesperación entre miles de estudiantes, que han llamado insistentemente para requerir una cita sin obtener respuesta. A este respecto, las mismas fuentes señalan que muy pronto se habilitará un nuevo número de teléfono que, esta vez sí, esperan tenga capacidad suficiente para atender la alta demanda, aunque siempre existe la opción -poco recomendable por el riesgo de contagio- de acudir presencialmente a uno de los puntos de la red, distribuidos por la geografía española, y pedir la cita in situ.

De entre las personas damnificadas que han manifestado a este periódico su descontento está Cristy Fernández, una investigadora palmera que trata de sacarse el doctorado en Salamanca y que tilda de “caos” lo ocurrido en los últimos días. “He insistido durante dos semanas, preguntando si puedo ir con un estudio serológico con anticuerpos, pero sigo sin recibir una respuesta coherente”, señala.

Además, se queja de la velocidad con la que han cambiado las normas, recordando que hasta ahora realizarse un test para volar a Canarias desde la Península era una opción, no una obligación, y a partir del viernes será un filtro insalvable al que deberán someterse todos los viajeros, sumándose al ya vigente para los procedentes del extranjero.

En una tesitura similar se encuentra Tania de las Cuevas, joven tinerfeña que cursa un máster en Valencia y que también ha experimentado problemas para poner día y hora a la prueba a la que debe someterse antes de regresar a casa para la cena de Nochebuena. “Llamé para pedir cita, para saber la documentación que debía llevar al laboratorio.

Me salía un robot, que decía que si quería hablar con un agente esperara. Lo hice, pero nunca me contestó nadie”, relata, al tiempo que asegura que a su hermano, en Madrid, “directamente le sale comunicando, nadie le coge el teléfono y no sabe si se va a poder hacer la prueba a tiempo” o si, por el contrario, deberá costeársela él.

Y es que, desde que la Administración habilitara este mecanismo, previsto para evitar contagios en el ámbito doméstico durante las fiestas, han surgido varias dudas referentes al proceso y su gratuidad, a pesar de los esfuerzos de la Consejería, que ha venido publicando todas los cambios normativos, así como los datos estadísticos de la pandemia, tanto en su página web como en sus perfiles oficiales en redes sociales.

OBLIGATORIOS

El Boletín Oficial de Canarias (BOC) publicó ayer una orden de la Consejería de Sanidad por la que, desde el viernes, se exigirá a todos los viajeros procedentes de la Península o el extranjero contar con una prueba diagnóstica de coronavirus negativa para entrar en territorio isleño. La misma ha de ser efectuada un máximo de 72 horas antes del trayecto, bien sea en barco o bien sea en avión.

En caso contrario, se deberá guardar cuarentena de 14 días, a riesgo de ser sancionado por las autoridades competentes, a menos de que el viajero esté dispuesto a someterse a un test, en cuyo caso este tendrá que realizársele en las 72 horas siguientes a su desplazamiento. De acuerdo con el Gobierno regional, los resultados de dichas pruebas se remitirán vía correo electrónico.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba