Tenerife

El Cabildo licita el ramal de la carretera de La Esperanza a la TF-5 por 9 millones de euros

Vista general de la rotonda de Padre Anchieta y el acceso desde La Esperanza. GOOGLE EARTH

El Consejo de Gobierno del Cabildo aprobó ayer la licitación de la obra del ramal de acceso directo de la TF-24, la carretera de La Esperanza, a la autopista del norte, la TF-5 por 9 millones de euros, y ya se ha procedido a su publicación en la Plataforma de Contratación del Estado para que las empresas interesadas en concurrir dispongan de toda la información necesaria, informó ayer la Corporación insular. El vicepresidente primero del Cabildo y consejero insular de Carreteras, Enrique Arriaga, destacó la importancia de esta obra, “la primera de las tres grandes actuaciones planificadas para reducir la congestión del tráfico que va desde el norte hasta Santa Cruz, y que evidencia el cumplimiento de nuestro compromiso con la ciudadanía”.

Arriaga detalló que esta actuación, que tiene un presupuesto aproximado de 9 millones incluidos en el Pacto para la Activación Social y Económica de Tenerife, “permitirá canalizar el tráfico procedente de El Rosario en sentido Santa Cruz sin necesidad de que pase por la glorieta del Padre Anchieta, con lo que quitamos de la vía un número de importante de vehículos, unos 3.500 por día, de lo que se beneficiarán también los usuarios que vienen del norte”.

El consejero detalló que con la construcción del ramal de la TF-24 se dará pie al inicio de las otras dos grandes obras previstas para mejorar el tránsito de la TF-5, como son la pasarela del Padre Anchieta y el tercer carril entre Guamasa y Los Rodeos. “Tras varios de años de inacción política, por fin vemos cómo se van materializando las soluciones gracias al trabajo en cumplimiento de los compromisos que adquirimos al inicio del mandato y en los que seguimos avanzando”, valoró.

Por su parte, el director insular de Carreteras, Tomás Félix García, explicó algunas características técnicas de esta obra “que es muy compleja y que requiere de una alta cualificación técnica, dado que se combinan varias actuaciones entre las que destaca la construcción de un falso túnel soterrado de 80 metros de longitud, evitando de esta forma el paso por la intersección giratoria de Padre Anchieta”. “Una vez que concluya el periodo de licitación, trataremos de agilizar todo lo posible el inicio de las obras, que tienen un plazo de ejecución de 12 meses, que también esperamos poder reducir una vez que se presenten las ofertas de las empresas que concurran”, añadió.

El proyecto prevé construir también una nueva superficie ajardinada de unos 4.000 metros cuadrados y, en cuanto al tránsito peatonal, se mejoran los recorridos. Además, se repondrán los elementos afectados por las obras en la zona del campus de la ULL.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba