Tenerife

Los principales gimnasios de Tenerife piden reconsiderar su cierre por la pandemia

Imagen parcial del interior del Procardio Fitness Club, en Santa Cruz de Tenerife

Los principales gimnasios de Tenerife tienen previsto remitir este viernes una carta a la Presidencia del Gobierno y a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias al objeto de solicitar que reconsideren la reciente medida anti-covid que decreta su cierre o, cuanto menos, ser recibidos para ofrecer sus argumentos, entre los cuales destaca el hecho de que, según  la estadística oficial, solo el 0,28% de los brotes surgidos en España están relacionados con este sector.

En conversación con Vidal Espinosa, director-gerente de Procardio Fitness Club y promotor de la iniciativa, dicho empresario manifestó que consideran “injustificado” el cierre de un sector que presenta esos datos epidemiológicos y que, además, “cumple escrupulosamente todas las medidas para evitar los contagios y que, incluso, tiene la ventaja de controlar la trazabilidad en caso de algún positivo, ya que podemos hacer el seguimiento de las actividades de nuestros clientes en los locales, una circunstancia que no pueden cumplirse en otros sectores”.

“Hace dos meses -continúa Espinosa- el Congreso aprobó una Proposición no de Ley en la que se insiste en que el deporte es salud, por lo que nos llama aún más la atención el cierre decretado”.

Respecto a cómo afecta esta medida a los gimnasios de la Isla, Espinosa no dudó en apuntar que “es demoledor. Pensábamos que se mantendrían las restricciones en cuanto al aforo, como por ejemplo se ha hecho en Mallorca, pero no esperábamos un cierre que amenaza incluso la supervivencia de no pocos gimnasios tinerfeños”.

A continuación se reproduce la misiva remitida a los dirigentes de los referidos departamentos gubernamentales.

“Ante las medidas que el Gobierno de Canarias tiene previsto tomar, anunciadas el miércoles día 16 de diciembre de 2020 por su presidente, mediante Decreto que recogerá las nuevas restricciones en el ámbito de la isla de Tenerife, en aplicación del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma, para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-COV-2, los gimnasios Body Factory, Gimnasio Bahía, Gimnasio Imagen, Hércules Sport Center, Procardio Fitness Club, Gimnasio Casablanca, Gimnasio Minimal Fitness Club, Gimnasio Puerto Palace, Gimnasio Urbanfit, Soul Funcional Training y otros de la Isla de Tenerife,

Manifiestan lo siguiente:

– Que la suspensión de toda actividad físico-deportiva en interior por plazo, en principio, de 15 días a partir del próximo sábado día 19.12.2020, es ante todo una medida excesiva, desequilibrada, desproporcionada y totalmente arbitraria, sin criterio científico que la avale o respalde.

– Que, según el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, el porcentaje total de brotes asociados a las actividades deportivas (incluyendo las actividades de contacto) es del 0,28% del total de toda España.

– Que las instalaciones deportivas y los gimnasios permiten una trazabilidad “que ningún otro sector ofrece”, lo que “facilita una rápida actuación en caso de ser necesaria”, ya que hay absoluto control del aforo, incluso nominativo en cada momento del día, en caso de que hubiera algún contagio, la posibilidad de acotar el rastreo sería inminente.

– Que las instalaciones deportivas se han adaptado a la nueva normalidad sanitaria y que en ellas se cumplen a rajatabla todos y cada uno de las obligaciones y recomendaciones de las autoridades sanitarias, como son el uso obligatorio de la mascarilla en todo momento, el control estricto y nominativo del aforo en todo momento, la distancia física recomendada, la ventilación mecánica de todas las zonas, el uso de los productos virucidas que el Ministerio de Sanidad tiene publicados en su página Web y otras medidas no obligatorias que aportan una mayor seguridad dentro del centro.

– Que, en estas últimas semanas, después de ser decretadas las actuales restricciones, las instalaciones deportivas y gimnasios han recibido inspecciones sanitarias de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias que se han superado favorablemente.

– Que las instalaciones deportivas y los gimnasios son un “agente clave en la lucha contra la covid-19” por lo que defendemos que es necesario mantenerlos operativos durante la crisis sanitaria.

– Que el deporte ha sido declarado “actividad de interés general” por el Congreso de los Diputados en una Proposición No de Ley aprobada el pasado mes de octubre de 2020 con amplia mayoría de la cámara.

– Que se obliga a la suspensión de toda actividad, lo que implica indudablemente un cierre inminente de todos los centros deportivos.

– Que en ningún caso se han tenido en cuenta los indudables beneficios científicamente demostrados que aporta al organismo la práctica deportiva para el sistema inmunitario, además de otros sobradamente conocidos como son (Beneficios frente a los estados de ansiedad/depresión, Beneficios cardiovasculares, Beneficios en la capacidad aeróbica, Beneficios para reducir y controlar el sobrepeso y Beneficios en el aumento de las defensas del organismo).

– Que, en ningún momento, los centros deportivos y gimnasios han tenido el apoyo de las autoridades sanitarias ni deportivas para que esa declaración de actividad de interés general aprobada en una Proposición No de Ley por el Congreso de los Diputados, se plasmara en animar a la práctica deportiva en nuestros centros deportivos.

– Que, llegados al momento del cierre o cese de la actividad, simplemente se decreta la obligación del mismo, obviando todo tipo de ayudas o subsidios, ni tan siquiera prorrogándose los impuestos que hay que pagar durante el período de ese cierre o suspensión de la actividad, sin tener en cuenta la enorme pérdida de clientes sufrida por el sector durante este año motivada por un largo y obligado cierre de casi 90 días durante el primer Estado de Alarma.

– Que todos los centros deportivos y gimnasios han hecho un esfuerzo titánico para dar sostenibilidad a nuestras empresas durante todo este período de crisis sanitaria, tanto económico como humano, ya que la mayoría de los centros son Pymes de ámbito familiar, detrás de las cuales hay personas que dan trabajo a otras muchas otras personas y familias y que ahora, con esta injusta y arbitraria decisión política, sin criterio científico que lo avale, ven abocadas esas empresas a cierres y quiebras económicas inminentes.

– Que los centros deportivos y gimnasios han realizado importantes inversiones desde la reapertura y reinicio de la actividad en la primera semana de junio, después del primer Estado de Alarma, para la adecuación de nuestras instalaciones a las exigencias de las autoridades sanitarias y a la crisis sanitaria motivada por el COVID-19.

Por todo lo anteriormente expuesto,

Se le solicita al señor presidente del Gobierno de Canarias y al señor consejero de Sanidad se replantee la orden de suspender toda actividad deportiva en el interior de nuestros centros o gimnasios, esperando, por lo tanto, que reconsidere su decisión y mantengan las actuales medidas contenidas en el Decreto 255/2020 o concedan audiencia para tratar otras posibles medidas más equilibradas que no supongan el cierre de las empresas y el cese de la actividad”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba