Tenerife

La Comandancia Naval de Tenerife cumple 75 años

Fachada de la actual sede de la Comandancia Naval de Tenerife, que se comenzó a construir en 1942. DA

Por Juan Carlos Díaz Lorenzo

El edificio actual de la Comandancia Naval de Santa Cruz de Tenerife, que hoy cumple 75 años de su entrega oficial, tiene tres plantas y un torreón en el extremo norte desde el que a través de una tronera y un telescopio se recibía la información del semáforo de señales de Igueste de San Andrés. La planta baja, en otro tiempo dedicada a alojamiento de marinería -hoy residen en nuevos apartamentos situados en el extremo norte del patio- y archivos, ha reconvertido la vivienda del suboficial en tres salas de exposiciones. Existe, asimismo, un refugio antiaéreo que abarca todo el frente del edificio y que ha sido recientemente redescubierto.

La planta principal está dedicada a oficinas, Cecom y despachos del comandante y segundo comandante. La segunda planta corresponde a viviendas del comandante, segundo comandante y un apartamento para alojamiento del almirante u autoridad destacada. El torreón consta de tres niveles, de los cuales el primero se ha habilitado como sala de reuniones; el segundo corresponde al puesto de observación y el tercero es una azotea con visión de 360 grados. En los dos primeros niveles hay expuestos algunos documentos y fotografías de interés.

La actual Comandancia Naval -denominada Comandancia Militar de Marina de Santa Cruz de Tenerife hasta 2007-, remonta sus orígenes a 1804, año en el que tomó posesión el capitán de navío Domingo Ponte, para cuyo cargo había sido nombrado el 28 de febrero de 1803, a consecuencia de las ordenanzas sobre matrícula naval dictadas en 1802. El primer edificio destinado a sede de la comandancia fue construido por orden de 15 de mayo de 1864. Al proclamarse la Segunda República en abril de 1931, se produjeron una serie de cambios en la Administración Marítima creando en sustitución de las Comandancias Militares de Marina las Capitanías Marítimas y las Delegaciones Marítimas.

La antigua Comandancia de Marina situada a la entrada del muelle Sur, en el borde de la actual plaza de España, ocupaba un inmueble que era propiedad del Estado. Su ubicación dificultaba el acceso ante el proyecto de expansión que se pretendía acometer en la zona, por lo que el Cabildo de Tenerife ofertó permutar el viejo edificio por un nuevo solar, donde actualmente se encuentra la Comandancia.

nueva comandancia

En el periódico La Tarde, de fecha 13 de noviembre de 1939, aparece publicado un artículo sobre la nueva Comandancia Militar de Marina, en el que se afirma que ya estaba en marcha el proyecto gracias a la iniciativa y buenos deseos del gobernador civil, habiendo sido enviado a Madrid para su aprobación definitiva por el Ministerio de Marina. El proyecto original corresponde al arquitecto José Enrique Marrero Regalado, siendo posteriormente reformado por el arquitecto Tomás Machado y Méndez Fernández de Lugo, ambos reconocidas personalidades de su tiempo. La construcción del edificio comenzó el 30 de noviembre de 1942. Durante 1943 no se pudo dedicar dinero a las obras por lo que los trabajos estuvieron paralizados, volviendo a reiniciarse a comienzos de 1944 y efectuándose la entrega oficial mediante acta de 20 de diciembre de 1945.

Al aprobarse la ley 27/1992 de 24 de noviembre, de Puertos del Estado y de la Marina Mercante (BOE de 26 de Noviembre), los días 7 y 8 de marzo de 1993 se efectuaron las trasferencias a Marina Mercante. El 17 de enero de 1994 se inauguró la Capitanía Marítima y la Torre de Control y Salvamento de Santa Cruz de Tenerife y el 14 de abril de ese mismo año se efectuaron las transferencias del personal militar. Por orden de 22 de Junio de 1993 se firmaron los convenios de transferencias entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Ministerio de Defensa, cesando en las competencias que hasta ese momento desempeñaba el comandante militar de Marina como delegado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Mediante orden ministerial 25/2007, de 2 de marzo, por la que se aprobaron los planes de transición a las nuevas estructuras de la Fuerza del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, la Comandancia Militar de Marina pasó a denominarse Comandancia Naval de Santa Cruz de Tenerife. De ella dependen las ayudantías navales de La Palma, La Gomera y El Hierro. El actual comandante naval de Santa Cruz de Tenerife es el capitán de fragata Pablo Dodero Fernández, oficial competente, afable y cercano que procede del Arma Submarina.

base naval

En el contexto de la Segunda Guerra Mundial hubo un proyecto en el puerto de Santa Cruz, relacionado con el establecimiento de una base naval complementaria de Las Palmas, en una parcela situada entre el barranco de Tahodio y la Montaña de La Altura -zona militarizada desde 1941-, próxima al barrio de La Alegría. Se trataba de excavar tres túneles y varias naves conectadas entre sí por una nutrida red de galerías y pasadizos, para la instalación de almacenes y depósitos de combustible con una capacidad de 8.000 toneladas de gasoil para el suministro a una flotilla de 12 submarinos que atracarían en el muelle norte, así como un cuartel de Infantería de Marina. Aunque ambas obras se hicieron, incluyendo respiraderos que ascienden y son visibles en la parte alta de la ladera, no se completaron como inicialmente estaba previsto.

En diversas ocasiones se ha hablado de que los túneles sirvieran de refugio de submarinos, al estilo de Cartagena o de otras bases operativas en la URSS o Suecia. Para ello, en el caso de Santa Cruz hubiera sido preciso acometer una obra faraónica consistente en la excavación de las naves a una cota de –5, el dragado del barranco de Tahodio, la demolición del puente de la carretera de San Andrés y la construcción de nuevas galerías de acceso a una cota inferior a las existentes, para permitir la maniobra de entrada y salida de submarinos.

En mayo de 1943, el comandante naval de Canarias, por orden del ministro de Marina, solicitó al presidente de la Junta de Obras del Puerto la cesión de dichos terrenos, lo que se firmó el 6 de noviembre siguiente. Las obras iniciales de la estación naval de Santa Cruz de Tenerife finalizaron en 1949, aunque otras actuaciones necesarias para la adecuada operatividad nunca llegaron a realizarse, caso de la canalización de combustible que conectaría los depósitos de combustible con el muelle norte.

En 1964 la instalación se declaró inadecuada para la defensa y mediante O.M. de 10 de octubre de 1970 el cuartel de infantería de Marina se cedió por la Junta de Obras del Puerto al Ministerio de Educación y Ciencia para centro escolar de los hijos de los trabajadores de la entidad portuaria, denominado colegio Santo Domingo de la Junta del Puerto.

Desde 1984 ostenta el nombre de Miguel Pintor, en homenaje a la figura del ingeniero Miguel Pintor González (1904-1984), director del puerto tinerfeño y promotor de la cesión de dicho inmueble para fines escolares y en 1987 pasó a depender de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, con acceso libre.

 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba