Politica

Las mil caras de Nicolás Maduro

Nicolás Maduro. DA

Nicolás Maduro (58 años) tomó el relevo de su predecesor, Hugo Chávez, como presidente de Venezuela en 2013. Sin embargo, su trayectoria comienza desde una edad temprana, apenas terminando los estudios de secundaria desempeñó diversas ocupaciones. Desde conductor de autobús, sindicalista o guardaespaldas, hasta diputado, ministro y vicepresidente, entre otros cargos. Una trayectoria que nos habla de pasión y aspiraciones, como también lo hace su comportamiento no verbal. Analizamos algunas de las facetas más destacadas del líder venezolano.

LIDERAZGO HEREDADO

Nicolás Maduro. DA
Nicolás Maduro. DA

El estilo de liderazgo de Maduro está marcadamente inspirado en su mentor Hugo Chávez. Su estrategia de comunicación sigue la misma línea. Poses, gestos, expresiones, lenguaje, vestimenta o símbolos, dejan claro que el recuerdo del desaparecido presidente sigue vivo. Los elementos verbales y no verbales que describen su talante y su conducta nos hablan de un característico estilo autoritario. El tono, el ritmo y la cadencia vocal en sus discursos, las pausas para dar paso a los aplausos, el dedo índice acusador apuntalando el argumento, los aspavientos con los brazos y un vocabulario provocador, combativo y pasional, son el alimento de sus fervientes seguidores.

TODO BAJO CONTROL

Nicolás Maduro. DA
Nicolás Maduro. DA

Nicolás Maduro es un fantástico orador, pero no es un orador espontáneo. Sus discursos y argumentos están preparados al detalle, sigue el guion a la perfección. Sus ideas y manifestaciones están profundamente arraigadas e interiorizadas, las defiende con firmeza y vehemencia, aunque le sobra arrogancia y le falta carisma. No ve con buenos ojos a los medios o personas, o a nadie, que cuestionan su política o conducta. Controla, censura y dirige las entrevistas que concede, y si no le gusta simplemente se levanta y se va.

LENGUAJE CORPORAL

Nicolás Maduro. DA
Nicolás Maduro. DA

Cuando se siente inseguro o contrariado baja la mirada, juega con sus manos o toca su cara. Son gestos que se repiten en diferentes contextos, cuando la situación le incomoda o le enfada. Además, cabe destacar la posición estática de su lenguaje corporal, apenas se aprecia movimiento corporal a excepción de sus manos y brazos. Con ellos exhibe una expresividad casi teatral que proyecta la imagen de un líder inquebrantable, desafiante y guerrero. Es muy enérgico con las manos, para dar coherencia y seguridad a su discurso verbal. Golpea el aire con gestos toscos y realiza movimientos expansivos con sus brazos que le hacen ser percibido como un adversario temible. Sabe como manejarse en el escenario, aunque no le preocupan las formas.

ESTRATEGIA EMOCIONAL

Nicolás Maduro. DA
Nicolás Maduro. DA

Para potenciar la fuerza de su mensaje y liderazgo emplea con maestría diferentes recursos emocionales. Se declara un hombre del pueblo, que lucha por sus derechos con la mano en el pecho y con un discurso emocional sobreactuado que remueve los sentimientos e ideales patrióticos. Habla de su condición profundamente religiosa cada vez que tiene ocasión. En su vestimenta predomina el color rojo, o la paleta cromática de la bandera venezolana. Y hasta es predecible ver aparecer en su mano un pequeño libro que recoge la constitución de Venezuela, del que se declara firme defensor. Algo que, por cierto, también hacia su predecesor.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba