Deportes

Ramis tira de psicología

“Tenemos que estar convencidos de nuestras posibilidades y nuestro potencial”. Más que un entrenador, Luis Miguel Ramis se ha convertido en un psicólogo que tiene como objetivo el convencer a sus jugadores de que lo pueden hacer mucho mejor de lo que lo están haciendo hasta ahora. “Hay que autoconvencerse de que somos capaces de dar todavía un poquito más”, dijo el preparador durante la rueda de prensa prepartido.

El cuadro tinerfeño cierra el año enfrentándose al Girona, uno de los equipos de la parte alta de la tabla. Un duelo al que el tarraconense le concede máxima prioridad. “Tenemos que estar convencidos de nuestras posibilidades y nuestro potencial, y saber que el partido nos va a exigir muchísimo a nivel defensivo porque ellos generan buenas situaciones en cuanto a organización de juego y tienen futbolistas de experiencia contrastada”, expresó.

Ramis sabe lo importante que sería despedir este año con un buen resultado, que sin duda aliviaría mucho la situación clasificatoria del equipo. “Al equipo le falta lo que le falta a los equipos que no consiguen resultados. Los resultados son una consecuencia de muchas cosas, y hay que insistir en hacer las cosas bien para que funcionen y se adapten al equipo y a sus características”, añadió.

la plantilla es mejorable

El mensaje es totalmente nítido y ahora tiene que ser Juan Carlos Cordero el que lo reciba y lo asimile. Pero Ramis lo ha dicho sin tapujos. “La plantilla es mejorable. Me consta que el club, si tiene que hacer un esfuerzo para que haya incorporaciones que nos mejoren lo que ya hay, lo hará, aunque eso implique también tener que hacer alguna salida”, indicó el técnico.

Aclaró que permanece contacto con la dirección deportiva, “que es quien maneja las posibilidades y les transmito las cosas que, a nivel deportivo, considero que pueden ayudar al equipo”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba