Sociedad

“La Televisión Canaria tiene que ser de todos para que no sea de nadie”

Francisco Moreno García, administrador único de la RTVC. FRAN PALLERO

Con Paco Moreno García (Ronda, 1964) ya no se puede hablar de los líos de la Radiotelevisión Canaria porque su administrador único –que es él— ha conseguido que en el ente público no se produzcan tales líos. Esto, de por sí, sería su mayor timbre de gloria. Pero tiene otros, como los principios de Groucho Marx. Trabajó en Televisión Española y en Antena 3, siempre en cargos de gran responsabilidad; ha sido profesor de escuela de negocios en el ramo de la comunicación; y ha trabajado para grandes empresas en Canarias, en Madrid y en Mallorca. Se licenció en la Complutense. Es miembro de la junta directiva de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión y dirigió la tele autonómica en el periodo de 2001-2004, si no recuerdo mal o apunté peor. Es un viejo amigo de quien esto firma, así que los elogios no deben ser tenidos en cuenta. No pienso preguntarle por aquella convocatoria de empleados para mantener la convivencia entre ellos que costó 22.000 euros, cuando resulta que por cualquier programa medianamente bien hecho se paga mucho más. En todo caso, el Parlamento puso las cosas en su sitio y a su favor. Paco Moreno es uno de los más firmes candidatos a presidir Radio Televisión Española. Su candidatura está ahí.

-O sea, que todo puede ser.
“Yo me presenté al concurso. Y si se dan las circunstancias, aceptaría. Mi proyecto es de consenso”.

-Vamos a lo canario. ¿Cuánta gente trabaja para la Radiotelevisión Canaria?
“Unas 400 personas. Tras el contrato vencido con Video Report nosotros llevamos la gestión directa y creo que las cosas funcionan razonablemente bien y la audiencia sube. Somos terceros, tras Tele 5 y Antena 3, por encima de TVE”.

-¿Estás cómodo en el cargo?
“Estoy bien, existe un proyecto profesional y me paso todo el día trabajando”.

-Pero te marcharías a TVE sin dudarlo.
“Hombre, vamos a ver. Si las cosas salen como yo espero, sería el responsable de una cadena estatal, con un canal internacional muy potente, estilo la BBC. Pero aquí estoy muy bien. Mi padre decía siempre que la vida es lo que viene y yo procuro que así sea”.

-¿Eres consciente de que TVE ha caído en picado en las audiencias?
“En picado, no. Tiene menos audiencia porque también arrastra un problema de marca. Más que nada por el sesgo político, no tanto por el producto que ofrece, que es bueno, en general. Hace falta un gran pacto de Estado para arreglar esto”.

-¿Eran mejores los políticos de antes, los de la bendita Transición?
“Sí. Esta generación política es peor porque no es capaz de ponerse de acuerdo, como hicieron las otras anteriormente. Tú encierras a cinco líderes de hoy y no serían capaces de redactar una Constitución, como hicieron Carrillo y Fraga, por ejemplo. Ellos lo lograron, dejando aparte sus diferencias ideológicas”.

-¿De quién es la culpa?
“Bueno, de todos. Pero las redes sociales han hecho mucho daño. Parece que sólo son válidos los extremos y los que no vivimos en los extremos no merecemos vivir. La gente se alimenta de extremos y este mundo se ha convertido en algo irracional. Fíjate, en Brasil van de Lula a Bolsonaro; y en Estados Unidos de Obama a Trump; ¿quién entiende esto?”.

-¿Hasta qué punto influye la pandemia en lo que está ocurriendo?
“Lo del virus ha sido el detonante para que la sociedad cambie, se desestructure o evolucione de manera diferente. El mundo se ha convertido en una multitud con la cara tapada, la gente no sale de sus casas, nadie volverá a entrar en un país sin mascarilla en un buen tiempo. Resulta que ahora el mundo descubre el peligro de los virus”.

-Se nos está escapando la relación personal, Paco.
“Estamos pasando a una relación digital, abandonando el contacto personal. Incluso en el amor: la gente se está conociendo ahora por vía telemática. Parece raro, ¿no?, pero es rigurosamente cierto”.

-Esto no es nuevo.
“Bueno, no, porque desde los tiempos de Margaret Thatcher y de Ronald Reagan el individuo comenzó a vivir por encima de la sociedad en la que estaba integrado. Ahora salimos en bloque a aplaudir en las ventanas, pero el virus nos ha alienado socialmente. Ha anulado el modo de vida anterior”.

-Profesionalmente también existe un cambio brutal. Incluso en los medios.
“Por supuesto, la pandemia ha acelerado los cambios tecnológicos. No fue una sorpresa tal, porque esto se veía venir. Sólo que la crisis del coronavirus los ha acelerado: se compra por teléfono o Internet, se reúnen los consejos por videoconferencias, se teletrabaja. Y, lo que es más curioso, se aumenta la productividad”.

-Por hablar de temas menores, todavía se queja la gente amante del pleito de que manda Las Palmas en los informativos de tu cadena.
“Yo respeto la opinión de todo el mundo y hasta puedo admitir que exista alguna mala influencia del pasado, pero no lo creo. Quiero que estemos donde se encuentra la noticia, ni más ni menos. Y el índice de audiencia nos está respaldando”.

-Por cierto, ¿cuál es tu techo?
“No, no hay techo, pero llegar a un 9% sería estupendo. Ya casi lo alcanzamos”.

-¿Cuál es tu televisión ideal, si es que existe?
“Pues una en la que el dueño sean los espectadores. Que no sea de nadie para que sea de todos”.

(Hablamos de un reportaje que se está terminando dedicado al gran showman canario de la televisión en Latinoamérica, recientemente fallecido, Guillermo Fantástico González. Amigo de los dos –de Paco y mío-, Guillermo fue un hombre generoso, inteligente, gran profesional, que batió todos los récords de audiencia en América Latina en distintas épocas. Su vida es extraordinaria. Falleció hace unos meses en Madrid y siempre presumió de ser canario y español. La Televisión Canaria estrenará pronto ese documental, que será distribuido por las grandes cadenas que sirven al mundo hispano, tras su estreno. En él intervienen Julio Iglesias, El Puma, Bertín Osborne y personalidades mundiales de la televisión de habla hispana. Está dirigido por su propia hija, Guillermina, que trabajó para la BBC).

-Era lo mínimo que se podía hacer en su memoria.
“Es que estamos hablando de un monstruo de la televisión, un comunicador nato. Un hombre que inventó programas de entretenimiento como ¿Cuánto vale el show?, que ha sido copiado literalmente por televisiones de todo el mundo. Y le debemos este homenaje póstumo, por supuesto, al margen de la amistad que nos unía”.

Francisco Moreno García, administrador único de la RTVC
Francisco Moreno García, administrador único de la RTVC. FRAN PALLERO

-¿Te influyen algunas críticas feroces?
“Mira, al principio podían doler. Ya apenas las hay, si acaso alguna de algún enfermo de envidia o de poder. Yo ya paso. Cumplo con mi trabajo, no mato a nadie”.

-Si vas a Televisión Española tendrás un rival amigo, que ya dirigió la tele canaria, Santi González, el jefe de la información en Atresmedia.
“Es un buen amigo. Y si hubiera viajado en el Titanic sería el primero en estar sentado en el bote salvavidas y nadie habría notado cómo lo consiguió. Es un gran profesional, con una enorme capacidad de adaptación”.

-Al principio, se dijo que Televisión Canaria nacía para dar trabajo a nuestras productoras.
“Te aseguro que ahora es así. Ninguna empresa del sector ha presentado un ERTE”.

-Es decir, que ustedes siguen contratando, incluso con la pandemia.
“Más que nunca, porque también hay que entretener a la gente más que nunca. Las fiestas populares han decaído, por las restricciones de público. Nosotros hemos sustituido a esos entretenimientos”.

-Y todo eso, ¿con qué presupuesto?
“Pues con unos cincuenta millones de euros por ejercicio, más cuatro más para la señal. Somos de las más baratas”.

-Y con un administrador único, o sea tú, que tiene el sueldo más bajo de las televisiones públicas.
“Eso parece, a pesar de las mentiras que alguno cuenta sobre mi sueldo. Ganaba mucho más en la empresa privada, pero me tiraba profesionalmente el proyecto. A mí todavía me gusta estar en esta trinchera”.

-¿Cómo fue tu paso por la empresa privada?
“Bien, no me quejo, ni mis empleadores tampoco lo hicieron. Fui cumpliendo etapas, pero ya te he comentado la frase de mi padre. La vida es lo que viene”.

-Hasta han dicho que no eres canario.
“¿Y de dónde soy? Nací en Ronda y vine a Canarias con siete años. ¿Cuántos años tienen que pasar para que lo sea?”.

-¿Lo analógico ha muerto?
“Sí, porque cien años de tecnología analógica puede ser sustituida por uno de tecnología digital. Los cambios son pavorosos, rápidos, nos quedamos viejos en un plis/plas, todo evoluciona a la velocidad del sonido y nos tenemos que acostumbrar a ello”.

-¿La mejora de los informativos tiene que ver con su realización sin intermediarios?
“Claro, porque tú encargas contenidos específicos, sin interferencias, y así logras una mayor imparcialidad. Yo creo que estamos en el camino”.

-¿Recibes consignas?
“No, ni mucho menos. Yo dependo del Parlamento y eso me da mucha seguridad”.

-¿Y te sientes libre?
“De lo contrario no podría realizar mi trabajo, que tampoco me obsesiona, sino que procuro resolver los asuntos cada día, aunque con un proyecto que se va gestando”.

-Tú eres un hombre capaz de llevarte bien con todo el mundo. ¿O me equivoco?
“Bueno, amo el consenso. Creo que es el que resuelve todas las coyunturas. Si tengo algún enemigo es porque él es enemigo mío, no yo de él. Con diálogo se resuelven muchas cosas y bastante alterado está el mundo para que nosotros ayudemos a desbaratarlo más”.

-¿Se acabaron los líos en la Televisión Canaria?
“Yo creo que sí. Eran líos absurdos que no llevaban a ninguna parte. Y yo no soy quién para hablar de ellos, porque forman parte del pasado y porque no tienen nada que ver con mi gestión”.

-No hemos hablado de la radio.
“Estoy satisfecho de su penetración en la sociedad canaria, pero aspiramos a más. Hemos ido hacia arriba y esto es bueno. A ver si damos con la fórmula definitiva”.

(Lo llevo al aeropuerto, sale en Binter para Las Palmas. Atiende durante la entrevista alguna llamada. Paco Moreno no se altera nunca. Comentamos algunas anécdotas de nuestros viajes, sobre todo a Venezuela. Tenemos recuerdos para un amigo común, Pepe Oneto, con el que compartimos momentos inolvidables. En Los Limoneros luce un sol espléndido, con la brisita de Guamasa dándonos en la cara. Es un hombre lleno de proyectos y lo celebro. Terminamos la entrevista con un JB cada uno).

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba