Sociedad

La suerte apenas roza este año al área metropolitana de Tenerife

Sebastián Pérez, propietario de Casa Chano (La Laguna), vendió dos décimos del quinto, el 86.986. Sergio Méndez

La suerte ha sido esquiva este año con el área metropolitana de la Isla, que vio pasar de largo los grandes premios del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad y solo se pudo contentar con décimos sueltos de dos de los quintos, el 86.986 y el 43.831. En concreto, del 86.986, que fue muy madrugador, tocaron dos décimos en la administración de Casa Chano, ubicada en Guamasa, La Laguna; mientras que el 43.831 estuvo algo más repartido, contando con algún afortunado en otra administración de La Laguna (calle Heraclio Sánchez, número 30) y tres de Santa Cruz (calle Jorge Manrique L-7; Avenida Los Majuelos, 32; y Carretera Los Andenes, 29, Taco), dando cada una un único décimo premiado.

En comparación con 2019, cabe recordar que en el sorteo del pasado año, el tercer premio rozó la capital chicharrera con un décimo premiado, y otros cuatro quintos premios salpicaron al área metropolitana, con décimos sueltos en Santa Cruz y en La Laguna.

Francisco Fumero vendió en el Estanco Fidela (Santa Cruz) un décimo del quinto premio, el 43.831. S. M.
Francisco Fumero vendió en el Estanco Fidela (Santa Cruz) un décimo del quinto premio, el 43.831. S. M.

Casa Chano, en Guamasa (La Laguna), fue uno de los que se estrenó con el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, al vender uno de los quintos, concretamente el 86.986, tal y como detalló a DIARIO DE AVISOS su propietario, Sebastián Pérez: “Llevamos casi cuatro años con el despacho receptor y es el primer premio grande que entregamos”.

Aún no sabía cuántos décimos había vendido del número premiado, pero, como decía el propietario de este conocido establecimiento lagunero, reconocido por su buen jamón, “aunque sea muy poco, para nosotros es una alegría ver a la gente contenta, eso ya es mucho para nosotros”.

María Isabel Alonso, propietaria del despacho receptor ubicado en la santacrucera calle Jorge Manrique, también es la primera vez que da, en sus más de cuatro años abierto, un premio de la Lotería de Navidad, aunque en el pasado ya había concedido “un segundo premio en el sorteo de El Niño”, relató. “Ahora dimos un décimo del 43.831 -continuó-, vendido por máquina, pero ni idea de a quién. Habitualmente es gente de la zona y quizás personas de paso que vienen al médico. Espero que sea alguien de aquí, pero, sea quien sea, que lo disfrute”.

María Isabel, propietaria del establecimiento de la calle Jorge Manrique (Santa Cruz), dio un décimo del 43.831. DA
María Isabel, propietaria del establecimiento de la calle Jorge Manrique (Santa Cruz), dio un décimo del 43.831. DA

La propietaria del establecimiento reconoció que “la verdad es que no esperaba dar premio, porque ya estaban todos casi repartidos, pero contenta, claro”. De hecho, “cuando me llamaron de la delegación pensé que era para otra cosa, porque creí que ya habían salido todos los premios”, apuntó.

Para Francisco Fumero, propietario del Estanco Fidela, negocio familiar situado en Carretera de los Andenes, número 29, y con más de 40 años de historia, es, sin embargo, la segunda vez que vende un quinto premio de la Lotería de Navidad. “Hace cuatro años dimos otro quinto premio por la Lotería de Navidad. Es estupendo, nos viene muy bien para animar a la gente y al negocio”, manifestó. Se trata de un décimo vendido por máquina, pero no saben a quién. “Lo más probable es que sea alguien de la zona, clientes de todo el año. Estamos muy contentos, es un pellizquito y en esta situación que estamos viviendo siempre viene bien”, enfatizó.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba