Deportes

Concepción siembra dudas acerca de su futuro: “Tengo un debate interno”

Hasta ahora parecía claro que Miguel Concepción quería mantener su cargo de presidente del CD Tenerife, como mínimo, hasta el año que la entidad cumple su centenario. Así lo había manifestado públicamente unas cuantas veces el empresario palmero, quien, sin embargo, ayer sembró muchas dudas al respecto. “Tengo un debate interno conmigo mismo y no tengo la decisión tomada en cuanto a si me presento o no”, deslizó a los medios de comunicación tras la Junta General de Accionista celebrada ayer.

En 2021 se celebrará otra reunión de los dueños del club y la decisión a tomar será la renovación de su órgano de gestión. Concepción no sabe si se presentará a la reelección o no, pero sí aproximó la fecha de este encuentro. “No sé cuándo serán las próximas elecciones, aunque me gustarían que fuesen antes del 30 de junio para que hubiese operatividad de cara a un nuevo proyecto, pero si no presentara, tampoco me gustaría agotar el año. Un nuevo proyecto para el Tenerife debe tener el tiempo suficiente para encarar una nueva temporada. Quiero que el equipo salga de la zona peligrosa. No quiero que otro venga a coger un proyecto que he dejado yo”, explicó el dirigente. Es decir, durante el primer semestre habrá elecciones a la presidencia del club.

Concepción es consciente del enorme desgaste que lleva acumulado en los 15 años que lleva dirigiendo una institución tan exigente como es el CDTenerife. La pregunta que ahora se hace es si se ve aguantando otros cinco años más. “Mi decisión de presentarme dependerá de los apoyos y de mi capacidad para estar cinco años más en el club. Llevo 15 años y estamos hablando de un periodo de tiempo que crea un desgaste. Cuando estás en un equipo profesional y con la exigencia de un entorno como el del CD Tenerife…debo autoevaluarme”, confesó el dirigente.

Respecto a los apoyos, habló sobre uno de los accionistas mayoritarios de la entidad: José Miguel Garrido, con quien ha experimentado un cierto acercamiento recientemente. “No me conocía y, una vez que se produce ese primer encuentro, se abre un diálogo entre nosotros. Hay un cierto entendimiento y cambió su impresión sobre mí. Se dio cuenta de que no era un ogro y que trato de hacerlo lo mejor posible dentro de esta institución. Ha cambiado su opinión y se ha dado cuenta de que yo no era tan malo como se lo habían pintado. Es una persona vinculada al fútbol y escuché sus propuestas. Creo que todo lo que le habían dicho sobre mí no era cierto y se ha dado cuenta de que todos debemos empujar en la misma dirección para que el equipo alcance los éxitos deportivos que todos queremos, que no es otro que luchar cada año por conseguir el ascenso”.

Sean los que sean sus apoyos, si los tiene, Miguel Concepción sabe que tiene algunas tareas por concluir antes de que se lleven a cabo esas mal llamadas elecciones a la presidencia. Por ejemplo, está la tarea de desbloquear las obras que se estaban ejecutando en la Ciudad Deportiva de Tenerife Javier Pérez. “Las negociaciones con el presidente del Cabildo van por buen camino y espero que en enero firmemos la renovación del convenio”, anunció.

Otra labor en la que le gustaría acertar es en la de conducir al equipo a Primera División, misión imposible ya esta temporada. Aún así, espera una reacción del equipo entrenado por un Luis Miguel Ramis al que elogió. “Es un buen profesional y se ha hecho a sí mismo como entrenador. Nos puede aportar mucho y también a nuestra cantera. Había que darle un margen de tiempo y ante el Girona vi, por fin, un bloque. Me gustaría acabar la primera vuelta ganando los dos partidos que nos quedan para quedar bien colocados de cara a la segunda parte del campeonato. Ahí debemos de intentar repetir lo que hicimos en la pasada temporada y volver a tener ilusión y ganas”, expresó.

Pero para conseguir eso Juan Carlos Cordero debe acertar en mejorar el equipo en la ventana de fichajes de enero. No obstante, este mercado estará marcado por las limitaciones salariales, tal y como explicó el empresario. “El mercado de invierno está complicado. LaLiga acaba de restar la partida que nos había dado a los clubes de los abonos, porque, por los visos que hay, no habrá público en los estadios. Eso nos ha dejado al límite. Hay que pensar en salidas antes que en entradas. Ahí será la dirección deportiva y los técnicos los que tomen esa decisión”, dijo.

No se atrevió a nombrar alguna parte del campo que haya que apuntalar, pero sí que nombró alguna que considera que va “justita”. “Ahora mismo tenemos dos partidos en una semana y vamos a ir muy justitos, por ejemplo en cuanto a centrocampistas, entre lesiones y sanciones. Si logramos acoplar lo que tenemos, podremos competir contras los mejores de esta categoría. Seguro que en el mercado está la posibilidad de mejorar, pero no sé si podremos”, anunció el presidente de la entidad blanquiazul.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba