Tenerife

Santa Cruz paga en 2020 más de 8 millones en ayudas de emergencia

La pobreza en Santa Cruz se ha hecho fuerte. En los últimos diez años el número de personas en exclusión social no ha hecho más que aumentar. Prueba de ello es que, en la última década, el número de ayudas de emergencia ha crecido más del 70%, tal y como se indica en la memoria del presupuesto del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) para 2021. Un crecimiento que sigue al alza en este pandémico 2020, en el que Santa Cruz batirá todos sus récord pagando más de ocho millones de euros en Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS). Así lo afirmó ayer, tanto el PSOE como Unidas Podemos, en el Pleno en el que se aprobó el presupuesto de Santa Cruz para 2021 por 255 millones de euros, el 8% menos que el actualmente en vigor. Los datos aportados por la exalcaldesa de Santa Cruz, la socialista Patricia Hernández, proporcionados por el IMAS en respuesta a una pregunta suya, apuntan que hasta ayer se habían pagado 7,8 millones en ayudas, a los que habría que sumar otros 300.000 euros que se abonarían en breve de PEAS de alimentos. Números que reflejan que 2020 puede terminar mañana con una cifra también histórica de personas atendidas por el IMAS, rozando las 50.000 (el mes pasado ya se habían atendido a más de 45.000).

Con datos tan apabullantes, es lógico que los servicios sociales fueran el eje principal del debate sobre el presupuesto de Santa Cruz para 2021 en el Pleno celebrado ayer. Mientras el equipo de Gobierno defendía unas cuentas austeras, pero que, a la vez, apuestan por las personas, con un incremento también del 8% para el IMAS, la oposición criticó lo insuficiente de esa dotación a los servicios sociales. PSOE, Unidas Podemos (UP) y Cs, coincidieron en señalar lo “engañoso” de los números que el concejal de Hacienda, Juan José Martínez, defendía, con más de 21 millones para el IMAS, y 6,5 para ayudas. “En septiembre el IMAS ya había gastado el presupuesto para PEAS que ustedes destinan para todo 2021”, criticó Patricia Hernández. La oposición también coincidió en criticar unos presupuestos que se reducen en un momento de crisis como el actual, mientras que otras administraciones, como el Cabildo o el Gobierno de Canarias, apuestan por unas cuentas más expansivas.
La portavoz de Cs, Matilde Zambudio, apuntó que, “este equipo de Gobierno no es consciente de la actual situación, en una capital en la que, en la última década, en la que CC ha estado al frente de este Ayuntamiento, la exclusión social ha llegado a crecer el 300%”. Zambudio también criticó que se redujera el presupuesto de la Sociedad de Desarrollo en un momento en el que debe primar el fomento del empleo y el apoyo al tejido productivo. “Eso sí, bajan todas sus partidas excepto en publicidad y propaganda que crece el 17%”, dijo.

Desde UP, Yaiza Gorrín fue la encargada de defender la enmienda a la totalidad que presentó esta formación, centrándose en las propuestas de UP, que en sí mismas, eran una crítica clara a las cifras del equipo de Gobierno. Al igual que el resto, coincidió en lo insuficiente de las partidas sociales, “proponemos incrementar en 4 millones el dinero destinado a PEAS, con el que llegaríamos a más de 21.000 familias”. Incidió en que el presupuesto real de PEAS es de 7 millones en este 2020, según los cálculos realizados por UP, “y ustedes están presupuestando 6,5, una cantidad insuficiente”.

PSOE

Por su parte, Patricia Hernández tildó el presupuesto de “injusto, disparatado y cruel”, asegurando que son unas cuentas “comprometidas con las obligaciones contractuales de otros años”, en las que “el presupuesto de Fiestas, sin Carnaval de por medio, baja menos que el presupuesto del Ayuntamiento, qué alguien me lo explique”. Hernández también criticó que se suprima la aportación municipal al programa de Empleo Social, algo que, según la edil, impedirá que 104 personas, sin ingresos, puedan trabajar en 2021.

Equipo de Gobierno

Frente a estas críticas, el edil de Hacienda defendió un presupuesto condicionado, dijo, por la fuerte caída de ingresos procedentes de otras administraciones. Insistió Martínez en que, “a pesar de todo hemos rebajado el 50% de la tasa de basura de empresas, lo que nos consolida como la capital de provincia con la fiscalidad más baja”. Detalló que los presupuestos de Fiestas caen el 7% y que los de Cultura el 2,8%, frente al del IMAS, que sube el 8%. “Es un presupuesto ajustado pero aún sigue por encima de la capacidad de ejecución presupuestaria de este Ayuntamiento”, dijo, y es que en este 2020 solo se ejecutaron 20 millones de inversión.
Guillermo Díaz Guerra (PP), primer teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, defendió unas cuentas que, aunque admitió no son las mejores, sí garantizan la prestación de servicios. Dijo sorprenderle los presupuestos expansivos de otras administraciones, “seguramente a costa de los ayuntamientos” afirmó, y admitió que no podrían cumplir parte de sus promesas electorales por la “necesidad de austeridad” con “pagos comprometidos para los grandes contratos”. Como ejemplo de lo que sí se está haciendo, a pesar de todo, avanzó que Santa Cruz ya estudia la presencia de COVID en aguas residuales, a través de Emmasa, estudios que “paga la propia empresa y hace los análisis en la medida que lo demanda el Gobierno de Canarias”. El edil no perdió la oportunidad de hacer constar que, “el peor presupuesto que podamos aprobar será siempre mejor que el hecho de que algunas personas vuelvan al Ayuntamiento”.

 

Críticas al cambio de la RPT en favor de Evelyn Alonso

Zambudio (Cs), afirmó que el cambio en la Relación de Puestos de Trabajo -el único-, se hizo para favorecer a Evelyn Alonso. “Han cambiado de nombre el puesto de secretario de los grupos por el de adjunto al concejal, todo para que la edil no adscrita, sin derecho a secretario, pueda seguir teniendo uno, Enrique Rosales, al que le suben el sueldo 10.000 euros”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba