Sociedad

Una Nochevieja atípica despide mañana el 2020

El 2020 llega a su fin y mañana toca despedir un año que, sin duda, pasará a la historia por ser maldito, con un único protagonista: el coronavirus. Lo que pide el cuerpo es celebrar la marcha de este año bisiesto por todo lo alto, pero no será así. Las restricciones que, además en el caso de Tenerife ayer se prorrogaron hasta el 10 de enero, impedirán una despedida como las de siempre: fiestas hasta la madrugada, cotillón y reuniones familiates y de amigos. Todo está suspendido y en los hogares, siempre en el caso de Tenerife, solo están permitidos los encuentros de seis personas no convivientes.
Durante toda la pandemia, muchos sectores han tenido que reinventarse, apostando, por ejemplo durante el confinamiento, por el reparto a domicilio en el caso de la hostelería.
La Nochevieja que se celebra mañana no será una excepción. El secretario general de Fauca, Abbas Moujir, explicó que para todo el sector (comercio, ocio y restauración) esta campaña de Navidad está siendo “un auténtico drama”, pero indicó que, aún así, los empresarios están intentando “salir a flote de la mejor manera posible”.

Al igual que ocurrió en Nochebuena, mañana muchos bares y restaurantes abrirán sus puertas a mediodía para almuerzos y brindis, siempre cumpliendo con las medidas exigidas por Sanidad, y se ha visto también un “aumento del servicio a domicilio” para las cenas. “Ya que no se puede cenar fuera, muchos han decidido llevar la comida a sus domicilios”, lo que “ayuda” algo a la restauración.

Los hoteles, por ejemplo, también han tenido que adaptarse y sustituir esas grandes fiestas con cotillón a reuniones más familiares para cumplir con el protocolo sanitario. Son varias las cadenas que desde hace semanas han empezado a hacer ofertas para residentes a falta de turistas. Con ello, además, buscan facilitar el toque de queda [fijado a las 01.30 horas], ya que se cena con hospedaje en el mismo lugar.

El Gran Meliá Palacio de Isora, el Abama, Bahía del Duque o el H10 Costa Adeje Palace, entre otros, han lanzado ofertas jugosas para los más atrevidos. Pero es que al margen de las restricciones, hay muchas ganas de despedir el 2020 y de recibir a un 2021 en el que la población mundial tiene puestas sus esperanzas. No es que de un día a otro vaya a cambiar todo, pero psicológicamente entrar en un nuevo año ayuda a muchas personas a seguir adelante tras un 2020 devastador en lo sanitario y en lo económico.

Prueba de ello es que el portal Amazon ha agotado su set de cotillón a 20,99 euros. El producto más vendido en las últimas semanas y que cuenta, además, con 51 accesorios.

Las uvas, como ocurre todos los años, empiezan a agotarse, así como las botellas de champán y cava. Ha llegado el día más esperado del año desde el pasado mes de marzo y no hay duda de que la gente quiere disfrutarlo. Otra cosa, como dice Moujir, es que a partir de ahora “solo nos quede encomendarnos a Dios”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba