Sociedad

Los canarios recibirán el 2021 en sus casas, sin grandes fiestas

Canarias enfila la recta final del 2020 con muchas ganas, pero sin bajar la incidencia de contagios. Sanidad notificó ayer 287 nuevos positivos en el Archipiélago (171 solo en Tenerife) y tres fallecimientos. Es cierto que el final de ese annus horribilis merece una despedida por todo lo alto, pero las cifras y las restricciones sanitarias han rebajado el entusiasmo. También es cierto que la vacuna ha sido el mejor regalo para tirar la casa por la ventana, pero de momento y hasta que la mayor parte de la población no esté vacunada nada va a cambiar.

Por ahora, lo que toca es despedir 2020 sin grandes dispendios y esperando recuperar la normalidad en 2021. Sanitariamente es la mejor opción, pero económicamente está siendo el fin de muchos sectores. Este año ha terminado, literalmente, con muchas empresas en las Islas y otras ni siquiera esperan acabar 2021.

Tras un año de confinamiento, los empresarios esperaban recuperar algo con la campaña de Navidad. Sin embargo, el segundo brote, con mayor incidencia en Tenerife, truncó sus expectativas. Además, la situación internacional tampoco ha ayudado. Los confinamientos en Alemania y Reino Unido, principales mercados turísticos de las Islas, han acabado con la temporada de invierno en Canarias.

A pesar de ello, el Archipiélago afronta esta atípica Nochevieja con restricciones, pero sin dejar de lado el champán, las uvas y el cotillón. Los encuentros familiares han quedado reducidos al mínimo y tampoco habrá macrofiestas. De hecho, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, hizo un llamamiento ayer a la ciudadanía para que reciba el nuevo año en sus casas y no acuda a la Plaza de España, donde tradicionalmente muchos chicharreros partían el año.

El regidor advierte que Policía Local, Nacional y miembros de Protección Civil se mantendrán vigilantes en todo momento para evitar las aglomeraciones de personas, prohibidas por el decreto del Gobierno de Canarias, y para que se cumpla el toque de queda, previsto a partir de las 01.00 de la madrugada del recién estrenado 2021. A partir de esa hora, “se sancionará”.

Este año, en la calle, no habrá ni música, ni orquestas, ni fiesta alguna, e, incluso, el reloj del edificio del Cabildo de Tenerife estará apagado para evitar tentaciones. Por eso, lo mejor es seguir las campanadas de Fin de Año desde las casas. Radio Televisión Española (RTVE) emitirá desde la capital tinerfeña, en concreto, desde el Real Casino, las tradicionales Campanadas para todo el país.

La cantante Ana Guerra y el presentador Roberto Herrera darán la bienvenida al 2021 para todos los espectadores de TVE a nivel regional y nacional, mientras que los oyentes de Radio Nacional de España (RNE) contarán con Sergio de la Rosa y Miguel Ángel Hernández.

Televisión Española realizará tres conexiones a lo largo de la noche. La primera será a las 22.45 horas, la segunda a las 23.02 (cuando Anne Igartiburu y Ana Obregón conectarán con Santa Cruz desde la Puerta del Sol), y la tercera y definitiva a las 23.50, con Ana Guerra y Roberto Herrera.

El director de RTVE, Domingo Álvarez, explicó ayer que las campanadas contarán con varios efectos virtuales. Entre ellos, destacó la réplica de la esfera del reloj de la Corporación insular que Televisión Española proyectará sobre el lago de la Plaza de España. “Será una imagen muy impactante y solo se verá en televisión”, añadió. Además, como novedad este año, Santa Cruz acogerá cinco espectáculos pirotécnicos, uno en cada distrito, “de forma que se puedan disfrutar desde las azoteas, los balcones y desde cada rincón de la capital.
Se trata de la manera más segura de darle el adiós definitivo al 2020. No obstante, los hábitos para esta Nochevieja han cambiado.

Al igual que ocurrió en Nochebuena, muchos bares y restaurantes abrirán sus puertas a mediodía para almuerzos y brindis, siempre cumpliendo con las medidas exigidas por Sanidad. El servicio a domicilio también se ha incrementado este año, así como las ventas de marisco.

Los hoteles, por ejemplo, han tenido que sustituir las grandes fiestas con cotillón a reuniones más familiares para cumplir con el protocolo sanitario. Son varias las cadenas que desde hace semanas han empezado a hacer ofertas para residentes a falta de turistas. Con ello, además, buscan facilitar el toque de queda, ya que se cena con hospedaje en el mismo lugar.

Las uvas y el cotillón tampoco faltarán en las mesas. El producto más vendido en el portal Amazon es su set de cotillón a 20,99 euros. En cualquier caso, hay que tener precaución con el uso del cotillón, que, en la vía pública, está prohibido, puesto que impide el uso de la mascarilla. En el ámbito del hogar, este deberá ser usado por una sola persona y compartir los productos lo menos posible.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba