Sociedad

El día que Sara vio la luz por primera vez en un mundo que ya tiene vacunas

Enfermeras, en el año en su honor, aplaudiendo, en mayo, la labor desarrollada por todos los sanitarios durante el confinamiento domiciliario | SERGIO MÉNDEZ

Sara es el nombre de la primera persona nacida en Tenerife en 2021. Una pequeña que vio la luz a las 05.38 horas de ayer, y que, sin saberlo, se adentró en un mundo que ha experimentado enormes cambios en los últimos meses, hasta ser casi irreconocible comparado con los momentos previos al pasado 14 de marzo. No obstante, escogió también un periodo de esperanza para abandonar el vientre de su madre, con el inicio de la vacunación masiva de la población europea frente al coronavirus, que se ha cobrado cerca de dos millones de vidas y ha afectado a un total de 83,6 millones de individuos en todo el globo, y la leve mejora de los datos de contagios en la que ya es su isla natal.

Con entusiasmo se abrió ayer una nueva anualidad, en la que muchos depositan su confianza tras un 2020 repleto de todo tipo de calamidades, desde incendios y ceros energéticos hasta temporales y una profunda crisis sanitaria que ha derivado en otra socioeconómica. Las calles, sin embargo, este 31 de diciembre estaban totalmente vacías, como se hizo patente en las retransmisiones de las Campanadas de Televisión Canaria y TVE. Las concentraciones multitudinarias habituales ante tal acontecimiento tornaron en una apresurada ingesta de las 12 uvas para volver a casa antes del toque de queda; los abrazos se cambiaron por signos de respeto más propios de otras culturas más frías, y los reencuentros pasaron a ser videollamadas grupales.

En Canarias, el contador de positivos en COVID-19 pasó una hoja más del almanaque con una tendencia similar a la que ha tenido hasta ahora, si bien se aprecian matices: Tenerife continúa encabezando, con ligera mejoría, las cifras de contagios, con 158 casos del total de 259 registrados en las últimas 24 horas en el Archipiélago, y Gran Canaria, que presumía hasta hace poco de una baja incidencia, se saldaba con 73 infectados más que en la jornada anterior, situándose en el punto de mira de las autoridades sanitarias dada su progresión. Por tanto, no se descarta que en las próximas semanas, de proseguir en esa línea, pueda verse en una tesitura similar a la que ha vivido Tenerife estas Navidades, con duras restricciones para doblegar a la curva. Unas limitaciones gracias a las cuales, de hecho, La Laguna y Santa Cruz, que llegaron a ostentar el cuarto y octavo puesto en el ranking de ciudades españolas con mayor nivel de afección por el virus elaborado por ElDiario.es, han descendido hasta el vigésimo primero y vigésimo lugar, respectivamente.

Pero si hay una solución eficaz para la pandemia y todas las secuelas que ha traído consigo, de acuerdo con los principales Gobiernos, incluido el canario, es la vacuna. La misma que ya se ha inoculado a más de un millón de personas en Reino Unido (la de la compañía estadounidense Pfizer), y que poco a poco también se aplica a los habitantes de la comunidad autónoma, si bien se prevé que la cantidad de dosis suministradas por semana aumente en el momento en que Moderna y AstraZeneca lancen los remedios contra la enfermedad en los que están trabajando, toda vez que reciban, eso sí, el aval de la Agencia Europea de Medicamentos.

Y se espera que tampoco pase inadvertida la propuesta española, desarrollada por un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) encabezado por el virólogo Luis Enjuanes, principal experto en coronavirus de España, que, cabe recordar, señalaba hace escasas semanas a Antena 3 que se había logrado la denominada “inmunidad esterilizante”, que impide que el patógeno sea capaz de crecer dentro del huésped.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba