Tenerife

La oposición en Arona se plantea pedir un pleno tras la resolución de Ferraz

José Julián Mena ha anunciado que se defenderá en los tribunales de Justicia. Sergio Méndez

El rechazo a las alegaciones presentadas por el alcalde de Arona, José Julián Mena, contra su expulsión del PSOE, notificado el pasado miércoles por la dirección del partido a través de un burofax, tal como adelantó este periódico, traslada ahora el foco de atención al próximo pleno municipal, donde el secretario del Ayuntamiento deberá informar de la situación del regidor y, en principio, de su pase al grupo de no adscritos.

Esta circunstancia no se produjo en el último pleno, celebrado a finales de noviembre, dado que el garante de la supervisión legal de la actividad municipal consideró que no procedía hasta que se resolviera el recurso presentado a última hora por Mena frente al Comité de Ética y Garantías del PSOE.

Todo apunta a que los grupos de la oposición pedirán un pleno extraordinario para no tener que esperar a la convocatoria de la sesión ordinaria prevista para el último jueves de enero. Hay que recordar que tanto los concejales críticos con el alcalde como el resto de ediles de la oposición confiaban en que la situación de Mena se aclarara en el pleno del mes de diciembre, pero finalmente no se celebró, lo cual ha generado un profundo malestar en la mayoría de los miembros que se sientan en el salón plenario. Fuentes municipales justificaron la no convocatoria de la sesión en la no existencia de elementos decisorios y confirmaron que la decisión se había adoptado “hace varios días”, desvinculándola así del pronunciamiento desfavorable de la dirección nacional del PSOE sobre las alegaciones del alcalde.

DERECHOS FUNDAMENTALES

El alcalde centra su estrategia en evitar a toda costa su pase al grupo de no adscritos en el próximo pleno a través de las medidas cautelares que solicitará a la Justicia (entiende que se ha vulnerado su potestad y sus derechos fundamentales, al interpretar que su partido no puede expulsarle por destituir a un edil, ya que, asegura, es una competencia que le atribuye la Constitución y las leyes), pero sin descartar algún posible defecto de forma en la tramitación de su proceso de expulsión.

Previsiblemente, el secretario de la Corporación no tendrá constancia oficial de la comunicación de la dirección del PSOE hasta el próximo lunes, ya que hasta última hora del miércoles no constaba en el Ayuntamiento la entrada de la comunicación emitida desde Ferraz y el jueves 31 fue un día considerado inhábil.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba