Economia

El comercio afronta el último tirón de ventas

El comercio de las Islas encara los últimos días de ventas antes de que finalice la campaña de los Reyes Magos con una alegría contenida después de un año dramático. El sector espera, durante todo el año, la llegada del mes de diciembre con la intención de recuperar las pérdidas del ejercicio y así poder iniciar el siguiente con algo de beneficios. Desde hace unos años, la temporada alta para los comerciantes arranca con el BlackFriday, un fenómeno estadounidense que inicia la campaña de Navidad.
Sin embargo, esta vez todo ha cambiado.

La pandemia ha dado un giro a todas las previsiones del comercio, y el confinamiento y las restricciones horarias y de movimiento han terminado con las expectativas de un sector que ya venía arrastrando pérdidas en ventas. Según los últimos datos, Canarias encabeza el desplome del comercio minoristas con un 30% menos que el mismo dato del año anterior.

Por este motivo, los comerciantes tratan de estimular las compras de Reyes adelantando las rebajas. Desde que entró en vigor la liberalización de horarios, las rebajas pueden iniciarse cuando el comercio quiera. Sin embargo, estos últimos días de ventas, el sector trata de captar lo máximo posible para recuperar algo de lo perdido en semanas anteriores. Lo habitual es que las rebajas arranquen inmediatamente después del día 6 de enero. Pero en algunos establecimientos desde hace semanas ya se cuelga el cartel de descuentos del 50% y del 75%.

El secretario general de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), Abbas Moujir, explicó en declaraciones a DIARIO DE AVISOS que la intención en estos pocos días que quedan de campaña de Reyes e inicio de rebajas es “recuperar al máximo la caída en ventas de 2020”, y reconoció que este fin de semana se ha visto bastante animación en las calles. “Espero que el tiempo no estropee los días que quedan de campaña y podamos recuperar parte de lo que hemos perdido durante toda la pandemia”.

Asimismo, indicó que hay algunas zonas en las que los comerciantes han notado “un incremento en ventas en comparación con el año pasado”. “Se trata del comercio local y eso se puede deber a dos cuestiones: o la gente está apoyando al comercio local o muchas familias tienen miedo a acudir a centros comerciales cerrados por las aglomeraciones”.

Moujir quiso diferenciar también los datos de Tenerife en relación con el resto de Canarias, ya que las restricciones sanitarias impuestas en la Isla se notarán en el balance final de ventas de todo el Archipiélago. “Desde que se levantó el estado de alarma”, continuó, “el sector ha estado en un continuo descuento para intentar captar al cliente, por eso es lógico que aún muchos establecimientos continúen ofreciendo descuentos”. Sin embargo, explicó que la reducción de aforo impuesta por el Gobierno dentro de las medidas para reducir los contagios en la Isla “han reducido lo que nosotros denominados compra por impulso, ya que el hecho de tener que hacer colas para entrar en la tienda o para pagar, retrae a muchos clientes y hacen que se piensen dos veces la necesidad de ese regalo”.

Bajo esta perspectiva, el secretario general de Fauca espera para esta campaña una caída en ventas superior al 20%. “Diciembre no ha sido bueno. La no celebración de fiestas de Fin de Año y de empresa han reducido mucho las ventas. Lo mismo ocurre en el sector de la restauración,< que con la limitación de horarios y aforos ha terminado por cerrar un mes dramático”.

Asimismo, indicó que como este año tampoco hay Cabalgata de Reyes y la gente y los niños saldrán poco a la calle es “necesario dar un incentivo al comercio y a la restauración”. Por ello, Moujir adelantó que están pidiendo al Gobierno regional que amplíe el toque de queda mañana 5 de enero, día grande para ambos sectores, a partir de la 01:00. “La limitación horaria a las 22:00 horas parte a la mitad al sector que espera recuperar lo máximo las últimas horas de esta campaña”.

En cuanto a la campaña de rebajas, que comienza oficialmente el 7 de enero, Moujir no se mostró muy esperanzado. “Esperamos que la situación se mantenga, aunque hay mucha incertidumbre. No sabemos si habrá ayudas y tampoco qué es lo que va a ocurrir con los ERTE. Además”, continuó, “la tasa de ahorro de las familias ha aumentado el 30% con lo que es complicado que la gente salga tras las fiestas a comprar sin saber qué va a ocurrir con su situación laboral”.

Por este motivo, Moujir espera que el Gobierno regional cumpla y saque estos próximos días “las ayudas directas a las que se ha comprometido” y citó como ejemplo los bonos consumo.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba