La Palma

Hasta 1.600 palmeros en grave riesgo de exclusión son arropados por Isonorte

Más de la mitad de los usuarios de Isonorte, un 53,73%, tienen dificultades para mantenerse bajo un techo. DA

La Fundación Isonorte ha recibido una subvención de 64.527,43 euros de la Dirección General de Derechos Sociales para continuar desarrollando el Programa Integra, que atiende a un total de 1.600 personas vulnerables de la Isla.

Esta iniciativa, cuya duración está prevista hasta el próximo 28 de febrero, está destinada a personas vulnerables que se encuentran en alta exclusión, principalmente perceptores y experceptores de la Prestación Canaria de Inserción (PCI). En el marco del proyecto se encuentra un Servicio Social Especializado, con un equipo multiprofesional de psicólogos, educadores, trabajadores sociales y monitores, que trabajando de manera coordinada con los técnicos de los ayuntamientos han establecido itinerarios de inserción social con un seguimiento y acompañamientos en los mismos.

Con esta prórroga del programa desarrollado en los municipios de Los Llanos de Aridane, Santa Cruz de La Palma y Tazacorte, se da la oportunidad de llegar también a realizar acciones conjuntamente con el Consistorio de El Paso, que se sumó al proyecto en noviembre.

Los perfiles de las personas usuarias del programa responden a gente con dificultad en la integración en su entorno, con edad media de 44 años. Referente a la normalización laboral, el 79,2% de los adultos tiene una baja cualificación, para el 52,7% la edad es un problema para insertarse y el 48,6% tiene lo que se categoriza como falta de actitudes y/o aptitudes.

En general son personas con escaso nivel educativo, puesto que mayoritariamente no completaron la Educación Primaria (30,5%), seguido de quienes tampoco culminaron la ESO (22,2%) y quienes si tienen Primaria (18%). También hay usuarios con otros niveles educativo superior a los anteriores (15,5%). Por último, existe un 1,4% de adultos en situación de analfabetismo.

Las dificultades económicas son factores que obligan a acogerse a este programa, no pudiendo mantener la vivienda más de la mitad de los usuarios (53,73%), y con dificultades para el pago del alquiler o hipoteca el resto (46,26%). Asumir los gastos de esa vivienda también es un problema con dificultades para cubrir gastos de agua, luz, gas o comunidad el 22,38%.

Existen también problemáticas asociadas a la salud física y mental, como las adicciones y violencia de género. Por otro lado, se ha percibido una profunda brecha digital, bien por el manejo y uso de la TICS como por la inexistencia de dispositivos informáticos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba