Tenerife

La capital busca suelo para un gran centro de formación en construcción

La visita al curso de formación se realizó en uno de los edificios en los que se ha intervenido. / DA

La Fundación Canaria de la Construcción, en la que la patronal del sector junto a los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO. forman a trabajadores en los distintos puestos que más se demandan. Ayer, el presidente, Óscar Izquierdo, que también lo es de la Federación de Empresas de la Construcción (Fepeco) recibía tanto al Gobierno de Canarias como al Ayuntamiento de Santa Cruz en la clausura de uno de los cursos, el de albañilería, que se realiza en Añaza, en el que 30 personas desempleadas han aprendido las nociones básicas de esta profesión en colaboración con el Servicio Canario de Empleo y el Icavi. Izquierdo le trasladó al alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, la necesidad de un gran centro de formación dado que el sector, el de la Construcción, “es el que está tirando ahora mismo de la economía. Solo de enero a mayo se han creado 1.000 puestos de trabajo y en toda Canarias ya son más de 54.000”. Bermúdez cogió el guante y aseguró que el Consistorio ya busca suelo para levantar ese gran centro “que tiene que estar en la capital”.

La consejera de Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Mañez, celebró el acceso a la formación en un sector “en crecimiento”, y que, además, “está sirviendo para rehabilitar viviendas del parque público, por lo que estamos ante un acuerdo redondo de la colaboración público-privada”. La consejera también alabó que se apueste por la igualdad con 15 mujeres incorporadas al programa, “en un sector tradicionalmente masculinizado”.

Entre estas mujeres están Chelo y Pilar. La primera se mostró muy orgullosa no solo formar parte del curso sino también “de estar arreglando las parcelas de mi barrio”. Chelo es de Añaza. Cuando se le pregunta si cree que conseguirá trabajo la respuesta es clara; “creo que no. Este es un mundo de hombres y no creo que contraten a una mujer, pero cuantas más haya, mejor”. Pilar, “la capitana” como la llaman sus compañeras, es de la misma opinión. “Al ser mujer no creo que consiga trabajo, pero lo importante es que estemos formadas, en algún momento seremos tantas que nos tendrán que coger”. Pilar es la única que, además, se maneja con la plataforma móvil elevadora, que permite pintar las fachadas.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba