Economia

Expertas en hostelería ven “estratégico” el apoyo de GMR a aumentar los productos canarios en el sector turístico

Un taller impartido por Zebina Hernández dentro del proyecto de GMR. DA

Zebina Hernández, que imparte talleres de valorización de la producción agraria local, y Puri Rodríguez, de la Escuela de Hostelería Europea, elogian el proyecto de Gestión del Medio Rural, cofinanciado por fondos FEDER, con el que colaboran para divulgar la producción del campo canario entre estudiantes y profesionales de la hostelería, el turismo y el comercio. Ambas creen en la oportunidad del turismo rural y la agricultura sostenible para crear empleo y mantener el paisaje de medianías.

Los productos del campo canario pueden tener mucha más proyección en el sector turístico y con ello generar más empleo, un objetivo para el que es necesario seguir apostando por la formación de los profesionales y empresas de hostelería y distribución alimentaria, así como potenciar entre los visitantes la oferta de vivir experiencias en el mundo rural, sin olvidar la necesidad de divulgar la gastronomía canaria entre los propios habitantes de las islas.

Así coinciden en opinar Zebina Hernández y Purificación Rodríguez, dos expertas que colaboran con la empresa pública Gestión del Medio Rural (GMR), adscrita a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, en la promoción del producto local y de las medianías en el canal turístico, que desde 2017 desarrolla el Gobierno canario con cofinanciación de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER), dentro de un proyecto global denominado Crecer juntos (turismo y agricultura), y que se plasma también en la iniciativa denominada Volcanic Experience. Para ellas, proyectos con este objetivo deben continuar y considerarse “estratégicos” en Canarias.

Zebina Hernández imparte en todas las islas talleres de valorización del producto local en hoteles, institutos y academias o escuelas de hostelería. Su objetivo, dar a conocer la fruta y verduras y otros productos locales.

Puri Rodríguez trabaja en el departamento de Expansión y Formación de la Escuela de Hostelería Europea, un centro, con sedes en Gran Canaria y Fuerteventura, que colabora desde hace tres años con GMR en este proyecto, convencido de que “los productos canarios le dan valor añadido” a la formación de su alumnado, en gran parte jóvenes que están en situación de desempleo y buscan en este sector una salida laboral.

Una producción local que se desconoce incluso entre profesionales de la cocina y por ello Zebina Hernández estima conveniente aumentar los contenidos sobre gastronomía canaria en escuelas de cocina oficiales.

Fortalecer nuestro sector primario

“Necesitamos prescriptores de productos, que los profesionales de los hoteles sepan explicarla a un turismo los vinos canarios y que le diga que puede visitar una bodega o una platanera, y disponer de una red de explotaciones agrarias que puedan ser visitadas por turistas”, señala esta divulgadora de la gastronomía canaria.

Por eso elogia el proyecto de GMR: “Es necesario, ya que es muy triste que haya turistas que se vayan sin probar lo que se produce aquí”, afirma esta experta, quien considera que potenciando la demanda en el sector turístico “se puede fortalecer nuestro sector primario”.

Confiesa su convencimiento de que “una parte mayor de la gente puede en Canarias vivir de una agricultura profesionalizada, moderna, bien estructurada, respetuosa con el medio ambiente y sostenible”. Una creencia firme que además sustenta en que “Canarias es una tierra privilegiada y agradecida meteorológicamente”.

Para lograrlo, considera que hay que captar al viajero que quiere conocer el mundo rural “y vivir en nuestra tierra la experiencia de probar nuestros productos al tiempo que disfrutar de nuestra naturaleza”.

Y de ese modo se contribuye a conservar el paisaje de medianías, “pues es el ser humano el que ha hecho que sea así, no solo el clima y la orografía, con los cultivos y la arquitectura rural. En ese sentido, para Zebina “el turismo rural es importante también para conservar ese paisaje agrario” que da valor a muchas comarcas canarias de medianías.

Purificación Rodríguez, como Zebina, también advierte de que que el alumnado de hostelería y en general muchas personas en Canarias “desconocen aún mucho de nuestra gastronomía”, por lo que apoya que “el Gobierno canario apueste” por este objetivo de divulgarla y esa sinergia con el turismo, para “crear una marca gastronómica canaria ”orientada a quienes nos visitan y sustentada en la sostenibilidad ambiental”. 

Opina esta directiva de la Escuela de Hostelería Europea que “debemos creernos nuestro gran potencial: tenemos productos que en otros sitios de España no existen y hay que aplicarles innovación e investigación y no dejar que el talento se nos vaya, capacitando al máximo a los profesionales”.

El motivo de que el sector primario no tenga mayor comercialización entre el turismo, desde su punto de vista, “no solo es por el precio sino por el desconocimiento” y por eso anima a continuar con proyectos como el de GMR y también empezar esa labor de difusión en los propios colegios de infantil y primaria.

En esa apuesta por la formación, Purificación defiende la importancia de crear una titulación universitaria vinculada con la gastronomía y los productos del campo: “Necesitamos un centro de alta formación e investigación”, complementario con las escuelas y academias de grado medio, al tiempo que “apostar aún más por el emprendimiento en el turismo rural”.

Talleres y cursos de GMR para que turismo y agricultura canaria vayan de la mano

Durante 2020, y pesar de las dificultades ocasionadas por la pandemia,  GMR organizó en cuatro islas talleres a alumnado de formación reglada en hostelería, turismo y sector terciario, dotándoles de herramientas para promocionar los productos del país, locales y de temporada.

Otra de las importantes líneas de actuación de GMR es el plan de formación dirigido a las empresas y profesionales de hoteles, restaurantes y cafeterías así como de alimentación. Se han organizado charlas y talleres para personal de  gerencia y coordinación de centros comerciales, promotores de superficies de alimentación, camareros, maitres, cocineros…, quienes profundizan así en su conocimiento de las características diferenciadoras y organolépticas de productos del país, como queso, miel, gofio, aceite y vinos.

También hay que destacar el II Curso de Experto en Vinos Canarios que se impartió desde Madrid en noviembre a cerca de una treintena de profesionales del mundo del vino, a través de la prestigiosa Unión Española de Catadores, con la novedad de que esta actividad pudo seguirse mediante clases presenciales y online.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba