Sociedad

Sólo dos de cinco restaurantes estrella Michelin de Tenerife están abiertos

El 22 de noviembre de 2017 fue una fecha que se recordará en el mundo de la gastronomía tinerfeña. La Guía Michelin 2018 se presentaba por todo lo alto en una gala que tuvo lugar en el hotel The Ritz Carlton Abama, en el municipio de Guía de Isora. Esa noche la guía francesa otorgó seis estrellas a cinco restaurantes de la isla. Se trataba de M.B (Martín Berasategui) con dos reconocimientos, el Kabuki, con uno (ambos ubicados en el hotel Abama) y los tres restantes con una estrella que son El Rincón de Juan Carlos (Santiago del Teide), Kazan (Santa Cruz de Tenerife), y el Nub (La Laguna).

A fecha de hoy solo dos restaurantes permanecen abiertos: El Rincón de Juan Carlos y el Nub, que se han trasladado al hotel Royal Hideaway Corales y al Bahía del Duque, respectivamente, ambos en Adeje. En el primero de ellos los chefs Jonathan y Juan Carlos Padrón, han visto en este traslado, tras 17 años en Los Gigantes, una oportunidad para progresar y hacer realidad el sueño de sumar otra estrella Michelin a su proyecto. Ahora ocupan el espacio del hotel -que gestiona Barceló-, que antes era Maresía by Hermanos Padrón.

El Nub, de Andrea Bernardi y Fernanda Fuentes-Cárdenas, que antes estaba en La Laguna Gran Hotel, ha iniciado también una nueva etapa en el Bahía del Duque, donde ponen en valor su cocina, basada en la recuperación de los orígenes, la mezcla de sus raíces y en el puente cultural entre América Latina y Europa.

El sector de la restauración ha sufrido lo que no está escrito desde el inicio de la pandemia con cierre totales y parciales, limitaciones de aforo, toques de queda, etcétera. A todas estas medidas no han sido ajenas los restaurantes estrella Michelin que, a excepción de aquellos que por una u otra razón cerraron, revalidaron los reconocimientos.

M.B y el Kabuki han abierto y vuelto a cerrar, pero ahora no tienen fecha de reapertura y están a la espera de que se recupere la llegada de turistas y mejore la situación sanitaria como consecuencia de la propagación de la COVID.

Kazan estuvo a punto de abrir sus puertas en Navidad pero estaba vigente la prohibición de los comedores interiores y ahora sigue cerrado temporalmente al no ver rentabilidad al limitar al 50% la ocupación del comedor.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba