La Palma

Varias reuniones multitudinarias amenazan con aumentar los casos en la Isla del ‘semáforo verde’

Los participantes, de entre 14 y 15 años, en la concentración de menores que tuvo lugar ayer en la capital palmera, tras ser disueltos por los agentes de la Policía Local santacrucera. DA

Mientras el Área de Salud de La Palma lanza una advertencia tras otra a la población sobre los riesgos de las reuniones entre no convivientes, sobre todo cuando su número de participantes es elevado, las autoridades de la Isla se han visto obligadas a intervenir en dos concentraciones multitudinarias de personas ocurridas en los municipios de Fuencaliente y Santa Cruz de La Palma. En la que tuvo lugar el sábado en la localidad sureña, de hecho, según la información que ha trascendido, se contabilizaron hasta 50 asistentes, que al parecer celebraban el Carnaval.

La referida fiesta, a la que pusieron fin agentes de la Guardia Civil, tuvo lugar en un establecimiento de hostelería fuencalentero, donde el medio centenar de personas bailaba al son de la música, esparciendo polvos de talco y consumiendo bebidas alcohólicas tanto en el interior como en el exterior del local. Es por ello que, señalan fuentes de los cuerpos de seguridad, no se cumplía la normativa decretada por el Gobierno regional debido a los no-Carnavales, que fueron suspendidos en todo el Archipiélago debido a la pandemia.

El promotor de la fiesta fue denunciado por estos hechos a la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud (SCS), al considerarse que los hechos constituyen dos infracciones graves al Decreto Ley 14/2020, de 4 septiembre, por el que se establece el régimen sancionador por incumplimiento de las medidas de prevención y contención frente a la COVID-19 en Canarias.

SANTA CRUZ

En lo referente a la capital palmera, la Policía Local intervino ayer un encuentro organizado por menores de edad en una cueva situada en la avenida de El Puente. Al llegar al lugar, los agentes verificaron que los asistentes tenían entre 14 y 15 años, por lo que procedieron a ponerse en contacto con sus respectivos padres y tutores legales, informándoles de la infracción en la que habían incurrido y la sanción a la que se exponen.

Esta actuación fue llevada a cabo por el dispositivo especial de seguridad que el Ayuntamiento santacrucero, a través del área de Seguridad, que dirige Juan Arturo San Gil, acordó activar para garantizar el cumplimiento de las restricciones sanitarias mientras duren las fechas en las que, en condiciones normales, habría sido Carnaval.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba