Sociedad

Bruselas da hoy un gran impulso al pasaporte europeo de vacunación

Bruselas da hoy un gran impulso al pasaporte europeo de vacunación

La Comisión Europea aprobará hoy el reglamento del pasaporte verde digital, que facilitará los desplazamientos de aquellos viajeros que hayan sido vacunados contra el coronavirus, pero también de aquellos que cuenten con anticuerpos o acrediten un resultado negativo en un test antes de viajar, un documento que ayudará a reactivar los viajes este verano. Para el sector turístico canario se abre un hilo de esperanza de cara a la vuelta de sus principales destinos, un instrumento que ha demandado desde hace meses como una válvula para estimular el turismo.

Este documento se expedirá de forma gratuita, los datos deberán aparecer en la lengua oficial del país y en inglés y, tanto en formato digital como en papel, deberá contar con un código de barras que permita su lectura para verificar su autenticidad, validez e integridad. El certificado podrá ser utilizado para permitir la entrada en un territorio de las personas a las que se haya administrado alguna de las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y permitirá que los países europeos acepten de manera bilateral otras vacunas, lo que podría facilitar el uso de la rusa y de la china.

El pasaporte europeo de vacunación, bautizado como Certificado verde digital, no será necesariamente digital, pero deberá permitir su verificación y lectura en otros países de la UE y recogerá tres tipos de certificados: el de vacunación, el del resultado de un test o el de haber superado la COVID-19.

Las personas que no hayan podido o querido vacunarse deberán disfrutar “de la misma libertad” de movimiento que las vacunadas, “sujetas donde sea necesario a pruebas obligatorias o cuarentenas y aislamientos”. La iniciativa legislativa de Bruselas responde a las demandas de países que, como España (y en particular de Canarias y su sector turístico), reclamaban medidas para poder reactivar la industria turística de cara al verano, si bien no debe entenderse como un “pasaporte”, sino como un documento con información médica.

La idea de que la vacunación contra el coronavirus lleve asociado el derecho a la libre circulación despierta fuertes reservas en otros países como Francia o Bélgica, que no ven con buenos ojos vincular “derechos fundamentales” a la inoculación de una vacuna.

Canarias y Baleares podrían ser pioneras y experiencias piloto para el desarrollo del certificado de vacunación. Ya Canarias había garantizado los viajes seguros con la solicitud de un documento negativo de una prueba diagnóstica de infección activa en origen a los pasajeros procedentes del territorio nacional. Los viajeros que no presentan el certificado, o el mismo no haya sido validado, son identificados, registrados y deben realizar un aislamiento hasta obtener el resultado negativo de una prueba diagnóstica.

Por otro lado, la ausencia de plazas para los turistas internacionales se debe en parte a la mala evolución de la pandemia en las Islas. Como se recordará, la semana pasada Alemania sacó de la lista negra a seis comunidades autónomas, entre ellas Baleares, pero mantuvo a Canarias como destino no seguro por la alta incidencia en los contagios. Actualmente está en 66,59 casos por 100.000 habitantes a 7 días, por encima de los 50 que el Instituto Robert Koch-centro epidemiológico de Alemania- considera óptimo. De ahí que sea prioritario respetar las restricciones y extremar las medidas de seguridad, de no hacerlo, se pone en riesgo la salud y el motor de la economía del Archipiélago.

Tras la bajada de contagios debido al fin de semana, ayer el Archipiélago volvió a superar los 250 contagios, el mayor número de casos diarios desde el pasado 3 de febrero, y lamentó seis fallecidos, el mayor registro de óbitos desde el 23 de enero. Para luchar contra el coronavirus, Canarias también está a la expectativa de que se pueda avanzar la vacunación de un alto porcentaje de la población de cara al verano. Para ello hace falta que lleguen suministros de vacunas para administrar, ya que el sistema sanitario tiene capacidad para inocular a un gran número de personas contando con existencias.

200 millones de vacunas más de Pfizer

Bruselas maniobró en las últimas horas en busca de soluciones a la escasez general de vacunas, a los problemas de AstraZeneca -tanto de distribución como ahora en investigación- y a la tardanza de la aprobación de Janssen, que han retrasado la campaña. La Comisión anunció ayer un acuerdo con Pfizer-BioNTech para adelantar al segundo trimestre la entrega de 10 millones de dosis, por lo que entre abril y junio llegarán 200 millones de dosis de Pfizer, de los que 20 millones corresponden a España. Una gran noticia.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba