Politica

“En la transición, los políticos eran decentes y generaban ilusión”

Lorenzo Olarte Cullen, expresidente del Gobierno de Canarias. / DIARIO DE AVISOS

Fue ponente de la Ley para la Reforma Política. El centrista Lorenzo Olarte lleva encima una foto en la que se abraza a Adolfo Suárez. Entre otras tantas responsabilidades públicas, presidió el Gobierno de Canarias con el CDS (1988-1991). 

-¿Cómo ha pasado este aciago año de pandemia?
“Bastante mal”. 

Se comprende!
“Como yo tengo 88 años, he seguido las instrucciones del confinamiento al pie de la letra”. 

-De salir, poco…
“Apenas he salido de mi casa y eso me ha producido una debilidad en las piernas”. 

-¿Ha conocido algún caso cercano de contagio?
“Sí, un hijo mío estuvo hospitalizado y está ya recuperado”. 

Ah!
“Lo triste es que esta pandemia se ha llevado por delante a algunos amigos”. 

Vaya!
“Es una pena terrible”. 

-¿Se ha vacunado?
“No. Llamé hace unos días para protestar, pero nadie me ha escuchado”. 

-¿Qué fue lo primero contra lo que se inmunizó en política?
“Esa vacuna todavía no se ha descubierto”. 

-¿Cuál es?
“La vacuna contra las puñaladas en la espalda”. 

-¿Le resultó útil el cuchillo de palo que le regaló Tomás Padrón en el Parlamento?
“Ja, ja, ja…”. 

-¿Qué recuerda especialmente de aquella época?
“¡Hombre! Para mí, la transición es inolvidable”. 

No es para menos! Usted la vivió en primera persona…
“Los políticos eran gente decente y en la calle generaban ilusión con sus actuaciones”. 

-¿Se ha esfumado?
“Si comparamos, por ejemplo, a Adolfo Suárez con el Coletas, ¡fíjese usted!”. 

-¿Qué sensación le causa el desdén a la Constitución del 78?
“¡Bah! Me trae sin cuidado lo que diga el Coletas”. 

-Se deduce que no comulga con Pablo Iglesias…
“Confieso que tengo alguna envidia de él”. 

-¿Sí?
“Reside en una casa magnífica, con jardín, y yo estoy en un piso modesto, de alquiler”. 

-¿No acumuló bienes?
“No tengo bienes, entre otras razones, porque fui un político superhonesto”. 

-¿No le tentó el diablo para que ejerciera de abogado suyo?
“En absoluto. Tenía uno de los mejores bufetes de Canarias y he vivido con dignidad”.  

-Hay quien saca cuentas viviendo del cuento…
“Lo peor es que se metan en política para enriquecerse, un mal que nos aqueja”. 

-¿El virus de la corrupción?
“¡Claro! En muchos sitios. Ese es un fenómeno que se da en el ser humano”. 

Lorenzo Olarte y Adolfo Suárez. / DIARIO DE AVISOS

-¿El legado de Adolfo Suárez lo han despilfarrado?
“Han dilapidado las libertades, el diálogo, la concordia, la tolerancia y la moderación”. 

-¿Qué imagen le transmite el panorama de la actualidad?
“Realmente, la España que se forjó en la transición necesita volver hacia atrás”. 

-¿Para encontrarse?
“Para reeditar los pactos de la Moncloa desde la perspectiva del presente”. 

-Se abrazaron personas tan distintas y distantes como Santiago Carrillo y Manuel Fraga… 
“Sí. Existe el criterio de que Suárez tomó la decisión de legalizar el Partido Comunista”. 

-¿No fue así?
“Hasta cierto punto”. 

-¿A quién se le ocurrió?
“Al rey”. 

-¿Cómo sucedió?
“Don Juan Carlos llamó a José Manuel Otero Novas, ministro de la Presidencia y compadre mío”. 

-¿Qué le dijo?
“¿A qué está esperando Adolfito, que no me legaliza el Partido Comunista?”. 

-El mensaje del monarca le llegaría de inmediato…
“Suárez respondió: ‘¡Ah!, ¿el rey es de esa opinión?’. Estaba muy sorprendido”.  

-¿Lo arregló enseguida?
“Ejecutó la voluntad real con una maestría sinigual”. 

Un santo!
“Aprovechó que era Semana Santa y se anunció el sábado [27 de febrero de 1977]. La fecha no era un capricho”. 

Los comunistas agitaron palmas y ramas de olivo!
“Carrillo se portó como un señor. Aceptó la monarquía y asumió la bandera”. 

-A Juan Carlos I le han hecho la pascua…
“España ha demostrado lo agradecida que es y lo cobardes que son muchos”. 

-Al emérito le dieron pasaporte por sus viajes…
“Sirvieron para recuperar el prestigio internacional perdido durante el franquismo”. 

-Lo persiguen las sombras de los negocios…
“Los empresarios que acompañaban al rey bien que rentabilizaban las visitas”. 

-La mediación les favoreció en sus intereses económicos…
“Sin embargo, cuando se tuvo que marchar de España, no conozco a uno que haya dada la cara por el rey”. 

-¿Los que censuran su comportamiento le pagan con la moneda de la hipocresía?
“Las comisiones se veían como algo natural y cazar elefantes era un gesto de valor”. 

-¿Qué ha cambiado?
“El concepto de la sociedad ha evolucionado, lógicamente”. 

-Lo quieren bajar del pedestal de la historia…
“Lo que le hacen a esta persona que ha amado a su patria y puede que muera fuera de España es algo imperdonable”. 

-Igual que en la república…
“Nuestro paisano Juan Negrín está enterrado en Francia”. 

-¿Hacia dónde va España?
“Esa es la gran pregunta”. 

-¿Qué define al centro?
“La moderación y el diálogo a derecha e izquierda. Desapareció con Suárez”. 

-¿Vox es un partido de extrema derecha?
“Es una derecha pura y dura. Fuerza Nueva, de Blas Piñar, sí que era una ultraderecha. Y los Guerrilleros de Cristo Rey”. 

-¿A usted le crujía el sillón?
“No era fácil mantener el Gobierno con ATI. Sobre todo, por lo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria”. 

-Hermoso sentó cátedra…
“Era muy carismático en Tenerife y un extraordinario alcalde de Santa Cruz”. 

-Asistió a la manifestación…
“La encabezó y llevó una bandera. Me negué a recibirlo en la presidencia”. 

-Después se doctoró…
“Es un caballero. Ha reconocido públicamente que ese fue su mayor error político”. 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba