Sociedad

«No hay nada que festejar»

Agentes de la Policía Nacional en Santa Cruz. Fran Pallero

Unos 7.000 efectivos, entre Policía Nacional, Guardia Civil y policías locales y autonómicas, velarán por la seguridad y el cumplimiento de las medidas para el control de la pandemia durante este fin de semana tras el final del toque de queda.

Así lo ha anunciado este jueves el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras presidir la reunión de la Junta de Seguridad, en la que participaron integrantes del Gobierno autonómico, mandos de las fuerzas y cuerpos de seguridad, representantes de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), de la Federación Canaria de Islas (Fecai) y de la Delegación del Gobierno.

Torres ha insistido en que el fin del toque de queda “no es el fin de la pandemia”, y que por tanto, “no hay nada que festejar”, y “si alguien entiende que este viernes es para salir a la calle a festejar que le hemos ganado al virus, se equivoca”, ha aseverado.

El presidente ha insistido en que la única medida que ha decaído es el toque de queda, ha recordado que los botellones están prohibidos y ha pedido “máxima responsabilidad” especialmente a quienes no están vacunados.

“No puede haber aglomeraciones, ni a partir de las 12 ni durante el día”, ha remarcado.

En este sentido, Torres ha recordado que en las islas en nivel 2 (Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote) la permanencia de grupos de personas está limitada a un máximo de seis personas (hasta diez en el resto de las islas).

Asimismo, ha vuelto a apelar a que la sociedad canaria “lo está haciendo muy bien”, así que “no lo estropeemos por querer festejar antes de tiempo lo que vamos a festejar seguro, que es la victoria sobre el covid”, ha sentenciado.

El presidente regional ha insistido en que la incidencia acumulada ha ido mejorando desde mediados de abril, y ha asegurado que es probable que en las próximas horas el archipiélago vuelva a entrar en listas verdes de países emisores de turistas.

A este respecto, Torres ha recordado que las personas de más de 60 años pueden acudir a vacunarse sin cita, y que las de más de 50 ya pueden llamar para obtenerla.

El presidente ha hecho hincapié en que Canarias se juega la salud y la economía, no obstante, “si no hay a donde ir porque están cerrados los establecimientos y el ocio nocturno, si está prohibido el botellón, si no se pueden reunir más de seis personas en la calle, no tenemos por qué creer que la cosa se va a disparatar”, ha concluido.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba