Sociedad

Las donaciones de sangre hacen que el mundo continúe latiendo

Este gesto solidario se realizó en más de 63.000 ocasiones en las Islas en 2020, lo que nos permitió ser autosuficientes. DA

Hoy se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre bajo el lema Dona sangre para que el mundo siga latiendo. El Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH) anima a la sociedad a convertirse en donante habitual de sangre al ser un producto único que no puede fabricarse, sino que depende exclusivamente de la aportación generosa, altruista y responsable de las personas que cumplen los requisitos.

Además, la caducidad de los componentes sanguíneos hace que sea absolutamente indispensable mantener un número constante de donaciones durante todo el año. En Canarias hacen falta 300 donaciones de sangre diarias para atender tanto la actividad hospitalaria programada como las urgencias: tratamientos de pacientes hematológicos, oncológicos, leucemias, cirugías, trasplantes, accidentes de tráfico, partos con complicaciones, etc., que requieren transfusiones. Todos los grupos son necesarios, pero especialmente A+ y O+ que son los más frecuentes. En cada donación se puede salvar hasta tres adultos y cinco o seis menores. Los hombres pueden donar un máximo de cuatro veces al año y las mujeres, tres, con un intervalo mínimo de 60 días.
En 2020 se realizaron 63.008 donaciones de sangre, lo que significa que Canarias continúa siendo autosuficiente.

Para donar sangre hay que tener entre 18 y 65 años, un buen estado de salud general, pesar más de 50 kilos y, en el caso de las mujeres, no estar embarazadas. Además, en las circunstancias actuales se deben cumplir unos requisitos específicos vinculados al protocolo de protección ante la COVID-19, que son: no presentar cuadros de tos o síntomas respiratorios, no haber sido diagnosticado o haber estado en contacto con contagiados y no haber viajado fuera 14 días antes.

Actualmente, se debe pedir cita previa llamando al 012 (922 470 012 / 928 301 012), opción 8, de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 horas o cumplimentando el formulario publicado en el sitio web efectodonacion.com. Antes de ir a donar hay que revisar la información en esta misma página web en las pestañas de Información y Protocolo, para familiarizarse con las medidas de seguridad establecidas. En los centros hospitalarios de la Red Transfusional Canaria se puede donar sin cita previa, si bien se recomienda llamar previamente para garantizar el normal funcionamiento de los bancos de sangre. Los horarios y teléfonos de contacto se pueden consultar en http://efectodonacion.com/puntos-fijos/. El ICHH recuerda la importancia de avisar en caso de no poder acudir a una cita confirmada, para que otra persona ocupe esa plaza.

Los vacunadas frente a la COVID-19 pueden donar sangre o plasma. Tampoco existe contraindicación alguna para la donación de sangre o plasma de personas que hayan pasado la enfermedad, salvo el tiempo, es decir, haber transcurrido, 14 días o más desde la remisión completa de los síntomas y tener una prueba PCR negativa. Sin PCR podrán donar habiendo transcurrido, al menos, 28 días desde la remisión completa de los síntomas. Si se ha superado la enfermedad de forma asintomática, se puede donar a los 28 días del diagnóstico.

La sangre se recoge en una bolsa especial que contiene solución anticoagulante y conservantes, y luego se separa en bolsas independientes que permiten almacenar y mantener vivos los glóbulos rojos (durante 42 días), las plaquetas (5 días) y el plasma (1 año).

Las donaciones permitieron atender a 447.000 pacientes en España

En 2020 se registraron en España 1.632.447 donaciones de sangre gracias a la generosidad de 1.097.070 donantes (el 4% de la población de entre 18 y 65 años), de los que 160.383 fueron nuevos (el 15% del total). La media de donaciones por individuo fue de 1,49. Estas donaciones permitieron realizar 1.804.500 transfusiones y atender a más de 447.000 pacientes. Estas cifras son adecuadas para atender la demanda hospitalaria y ser autosuficientes.

El lema Dona sangre para que el mundo siga latiendo destaca la contribución esencial de los donantes de sangre para “mantener el pulso del mundo, salvar vidas y mejorar la salud de los demás”, y refuerza el llamamiento para que “más personas de todo el mundo donen sangre periódicamente”, explicó Cristina Arbona, vocal de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). La campaña “se centra especialmente en el papel de los jóvenes para garantizar el suministro futuro”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba