La Palma

La Palma encara su primer pase al nivel 2 de alerta por la pandemia

Personal sanitario de La Palma realizando una prueba diagnóstica PCR. Emilio Barrionuevo

La Palma, la única isla canaria -y de las pocas de Europa- que se ha mantenido desde la implantación de los semáforos COVID-19 en el estatus “verde”, encara por primera vez su pase al nivel 2 de alerta epidemiológica. Así se desprende de los datos registrados desde la semana pasada, cuando aparecieran hasta cuatro brotes vinculados a un local de ocio nocturno de Los Llanos de Aridane y una celebración particular. La rápida expansión del patógeno -que, si bien no se ha confirmado, puede deberse a las nuevas variantes del virus-, unida a la falta de colaboración de algunos ciudadanos -el martes fueron citadas 300 personas para hacerse una PCR y solo acudió la mitad de ellas-, han provocado que se alcance esta situación.

Como primera consecuencia de los altos índices de contagios, y a la espera de que oficialice el aumento de las restricciones en el Consejo de Gobierno regional de hoy, lo cierto es que las principales instituciones de la Isla han procedido a cancelar todos los eventos multitudinarios programados hasta final de mes, con el objetivo de evitar aglomeraciones. Tales son citas como el concierto de la joven cantante Valeria Castro en Tazacorte, programado para el domingo; el desfile de la Semana de la Moda; las carreras de caballos de La Palma Ecuestre, o los talleres de Fotonature.

Sumando 13 positivos en las últimas 24 horas y acumulando un total de 137 casos activos, la Isla afronta, según reconocía el director del Área de Salud, Kilian Sánchez, “la situación más problemática a la que nos hemos enfrentado”, en referencia a las dificultades que ha experimentado la red centinela para rastrear los contactos estrechos y poner cerco a la enfermedad. Incluso ayer, la gerente del Hospital, Mercedes Coello, deslizaba la idea de que ha podido darse la circunstancia de que, individuos que ya han sido notificados de que han contraído la enfermedad, no cumplen la debida cuarentena: “Si así no lo hicieran y expusieran a sus familiares y personas cercanas o salieran a la calle, se pondrá en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que estudien y levanten acta y sanción si así fuera necesario”.

No obstante, la otra cara de la moneda es que el 72% de la población diana palmera ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19, mientras que el 57,9% ya cuenta con la pauta completa y, por tanto, está inmunizada. Cabe recordar que el pinchazo previene de síntomas graves, pero se puede seguir contagiando.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba